Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
tendrá lugar entre los días 11 y 17 de septiembre

Tráfico pone en marcha una campaña de vigilancia y control del uso del cinturón de seguridad

EP - Viernes, 8 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 15:08h

Galería Noticia

PAMPLONA. Policía Foral, Guardia Civil y las policías locales de Navarra realizarán entre los días 11 y 17 de septiembre una campaña de la Dirección General de Tráfico de vigilancia y control del uso del cinturón de seguridad y SRI. La campaña insistirá en que el uso del cinturón es un elemento básico y fundamental de la seguridad vial que reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente.

Deben llevarlo todos los ocupantes del vehículo y ha de ajustarse lo más bajo posible sobre las caderas y sin holguras, sin colocarse nunca por encima del cuello. No utilizarlo en los asientos traseros supone un gran riesgo. En un impacto frontal, la probabilidad de que un ocupante de los asientos de atrás golpee mortalmente a otro pasajero de los asientos de delante puede ser hasta 8 veces mayor, ha informado el Gobierno foral en una nota.

El cinturón protege también tanto de salir despedido del habitáculo, como de impactar contra el parabrisas. A 80 kilómetros por hora, un choque frontal sin llevar puesto el cinturón de seguridad, suele llevar aparejada la muerte o lesiones graves. Por otro lado, el cinturón alcanza su máxima efectividad en los vuelcos, donde se reduce un 77% el riesgo de muerte.

No llevar puesto el cinturón de seguridad es, junto con la velocidad y el alcohol, uno de los principales factores de riesgo en la carretera. El cinturón es un seguro de vida y debe llevarse siempre abrochado, tanto en carretera como en ciudad, ha añadido.

SISTEMAS DE RETENCIÓN INFANTIL (SRI)

La DGT recomienda a los adultos, asimismo, no llevar nunca a menores en brazos ni utilizar su mismo cinturón de seguridad para protegerle. Es obligatorio el uso de SRI para niños con una altura inferior a 1,35 m (alrededor de 12 años), y hasta los 1,50 m es recomendable que sigan utilizando SRI homologados a su talla y peso.

En todos los casos, la banda diagonal del cinturón ha de pasar por la clavícula sobre el hombro y bien pegada al pecho, mientras que la banda ventral ha de quedar lo más baja posible sobre la cadera.

Si la banda del hombro toca el cuello o pasa bajo el mentón, el niño debe seguir utilizando un asiento elevador. Nunca se debe ir con la banda debajo del brazo o detrás de la espalda.

La DGT recomienda a la hora de adquirir un S.R.I, que la silla siempre esté homologada, buscar la etiqueta con la E que indica para qué vehículos es válida y el peso de los niños que pueden utilizarla;probar la silla que se esté pensando adquirir con el hijo y valorar su comodidad y adaptación, garantizando así que acepte ir atado. Recomienda, asimismo, comprobar que la silla se adapta perfectamente al asiento del propio automóvil y a los cinturones de seguridad.

Además, el S.R.I debe ir perfectamente instalado. No debe moverse. La mejor opción es el anclaje mediante el sistema ISOFIX. La cabeza del niño nunca debe asomar por encima del respaldo de la sillita y los padres deben dar siempre ejemplo, poniéndose el cinturón.

Se recuerda que la clasificación de las sillitas de seguridad se hará por la altura del usuario en vez de por su edad o peso. Es obligatorio instalar la silla en sentido contrario a la marcha hasta los 15 meses. Después de los 15 meses ya no es obligatorio, aunque se podrán diseñar sillitas que vayan en este sentido contrario hasta los 4 años.

Un niño sin sujeción multiplica por 5 las posibilidades de sufrir lesiones mortales o graves y nueve de cada diez lesiones infantiles graves o mortales se habrían evitado si se hubieran utilizado sistemas de retención obligatorios. Por ello, uno de los objetivos de la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 es "lograr que ningún niño pierda la vida por no ir correctamente sentado en una silla adecuada para su peso y talla".

SEGUNDA CAUSA DE RETIRADA DE PUNTOS

En los diez años de aplicación de la Ley de Permiso por Puntos, las infracciones por no usar el cinturón de seguridad o los SRI constituyen la segunda causa de retirada de puntos.

La Dirección General de Tráfico puso en funcionamiento en abril las cámaras que controlan de modo automatizado el uso del cinturón de seguridad por parte de los conductores. Son 225 cámaras colocadas en pórticos o postes, de las cuales el 60% están ubicadas en vías convencionales, que son las que registran mayor siniestralidad, y el 40% restante en vías de alta ocupación. Los conductores que sean captados por las cámaras sin llevar debidamente abrochado el cinturón recibirán una denuncia de 200 euros y la detracción de 3 puntos.