Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Cintruénigo | Día de la patrona

Pañuelico y jotas para la Virgen de la Paz

Mariano Iturria y José Azagra fueron homenajeados como cirboneros populares en el día grande de las fiestas

Emilio Sarasa - Sábado, 9 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Mariano Iturria y José Azagra (centro) posan con sus familiares tras el homenaje.

Mariano Iturria y José Azagra (centro) posan con sus familiares tras el homenaje. (E.S.)

Galería Noticia

  • Mariano Iturria y José Azagra (centro) posan con sus familiares tras el homenaje.
  • Integrantes de la escuela de jotas Aires del Alhama cantan a la patrona.
  • El tesorero de Ajuci, Joaquín Moreno, coloca el pañuelo rojo a la Virgen de la Paz.

Cintruénigo- La población cirbonera celebró ayer el día grande de sus fiestas patronales en honor a la Virgen de la Paz. A primera hora de la mañana los auroros recorrieron las calles de la localidad entonando la tradicional aurora de esta jornada. A las 11.00 horas, en la iglesia parroquial de San Juan Bautista, tuvo lugar la solemne función religiosa, presidida por el misionero cirbonero Mariano Iturria de 74 años que cumple sus bodas de oro sacerdotales. Posteriormente, en la recepción oficial, fue homenajeado como Cirbonero Popular junto a José Azagra. Dos cirboneros, que como señaló la alcaldesa Raquel Garbayo en el homenaje, “se han caracterizado por su servicio a los demás, uno como misionero toda su vida en Ruanda y Camerún, donde actualmente reside, y el otro como cartero, sacristán, presidente del Club de Jubilados, operador de cine...”. Ambos recibieron con emoción este reconocimiento de su pueblo, del que siempre han presumido, y Mariano Iturria aprovechó el momento para pedir “paz, concordia y solidaridad”. La alcaldesa les colocó a ambos el pañuelo rojo y les entregó sendas placas conmemorativas.

Durante la procesión de la patrona la carroza que portaba su imagen realizó tres paradas. La primera tuvo lugar en la plaza del Ayuntamiento donde el joven cirbonero Joaquín Moreno, tesorero de la asociación juvenil Ajuci, le impuso el pañuelo de fiestas, mientras las veteranas cirboneras, Yoli Moreno y Rita Cornago, interpretaban una jota. Luego, a la altura de La Cadena, la niña Julene Gómez, de 10 años, cantó una nueva jota, y en las Cuatro Esquinas fueron los integrantes de la escuela local de jotas Aires de Alhama los que entonaron una última jota.

Herramientas de Contenido