Medidas de seguridad para las batidas de caza mayor

Domingo, 10 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Pamplona- La caza es una actividad de siniestralidad baja en relación al número de practicantes y de jornadas frente a otras actividades. A pesar de ello, todos los años se producen accidentes, y en algunos casos la imprudencia de los cazadores está presente. Por ello, desde Adecana se incide en la prevención y el conocimiento del correcto uso de las armas. Dentro de las normas generales destacan las siguientes:

En el domicilio, las armas estarán guardadas en armeros homologados y la munición separada. Las armas y sus municiones, siempre limpias y perfectamente conservadas. Las municiones deben ser las adecuadas al arma. Los aparatos de puntería bien regulados y estar entrenados en su uso. En los vehículos, las armas, siempre descargadas y enfundadas, acompañadas del permiso, guía de armas y seguro obligatorio. En la batida: las armas descargadas y enfundadas hasta llegar al puesto. Vestir el obligatorio chaleco o ropa de alta visibilidad. Localizar y hacerse ver por los cazadores vecinos. No moverse del puesto asignado. Delimitar las zonas y ángulos seguros de tiro. Cuando los puestos están alineados, colocarlos siempre delante, disparar hacia atrás y respetar un ángulo de seguridad de 300 con los compañeros. El seguro del arma puesto, dedo fuera del disparador y apuntar hacia un lugar durante la espera. Identificar perfectamente al animal antes de apuntar. Quitar el seguro mientras encaramos y apuntamos. No tocar el disparador hasta haber apuntado. No disparar en dirección a la batida ni al viso. Ver siempre el punto de impacto de la bala, debe ser el suelo y que no sea roca. Descargar el arma, apuntando hacia un lugar seguro, cuando hablemos o nos reunamos con otras personas. compañeros, agentes de la autoridad, pastores, montañeros, etc. - A.