Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El grueso de la inversión se hará en la próxima legislatura. Solo se ha ejecutado el 10% del convenio firmado en 2010

Entre Castejón y Esquíroz hay construidos 14 de 75 kilómetros de plataforma y nada de superestructura

Domingo, 10 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Pamplona- Al margen de las novedades introducidas, el borrador de convenio elaborado por el Gobierno de Navarra supone una continuidad del alcanzado en 2010 para el TAV entre Castejón y Esquíroz, que en un 90% sigue pendiente de ejecución. De los cinco subtramos (75 km) que iban a estar desarrollados para 2015, solo hay uno finalizado, los 14 km que separan Castejón y Villafranca. El subtramo Villafranca-Olite está pendiente de aprobación del proyecto de construcción y los tres restantes (Olite-Tafalla;Tafalla-Campanas;Campanas-Esquíroz) siguen en fase de redacción de proyectos. De la parte que corresponde a la empresa pública Adif, está en fase de redacción el puente sobre el río Ebro, mientras que los 75 km de superestructura (vía y catenaria) tienen pendiente todavía la redacción del proyecto. En total, de los 675 millones anunciados se han invertido 80, de los que Navarra acaba de cobrar 45 millones atrasados.

las claves

El proyecto no contempla gasto para la construcción de la alta velocidad en el ejercicio de 2018

Pamplona- La mayor parte de los 1.063 millones que costará la construcción del tramo entre Castejón y la comarca de Pamplona se llevará a cabo a partir de 2019. Según el cronograma de inversiones, con las licitaciones todavía pendientes para el próximo año solo hay previsión para expropiaciones (8,8 millones). Para 2019 en cambio serían necesarios 34,78 millones para el subtramo Villafranca-Olite. La cantidad irá aumentando progresivamente, de forma que el grueso de la inversión tendrá lugar entre los ejercicios de 2021 y 2023. Una media de 150 millones por año que Navarra adelantaría y descontaría después de su aportación al Estado.

Un proceso participativo pendiente para definir la obra

El Gobierno argumenta que no puede prometer cambios drásticos en una infraestructura del Estado

Pamplona- El Gobierno mantiene su voluntad de abrir un proceso participativo que permita definir algunos detalles de lo que será el corredor de alta velocidad, pero entiende que para que Navarra pueda modificar algunos aspectos de la infraestructura es imprescindible un convenio previo con el Estado. Dado que se trata de un proyecto de ámbito estatal, que financia el Gobierno de España y que se enmarca en el programa de infraestructuras de la UE, la Comunidad Foral solo puede aspirar a influir en una parte de su diseño, sostiene el Ejecutivo foral, que considera que el principal, el transporte de mercancías, queda garantizado con el acuerdo con el Ministerio. Además, y al margen del proceso de información abierto en torno a la propuesta de convenio actual, apuesta por abrir a debate y consulta a la opinión pública aspectos como las estaciones de Pamplona y Tudela o la situación de la Zona Media.

El Ministerio no puede licitar nueva obra sin acuerdo previo

Según el Convenio de 2010, que todavía sigue vigente, solo Navarra puede adjudicar las obras

Pamplona- El Estado no puede licitar nuevas obras sobre el TAV en Navarra como le ha reclamado el presidente de UPN, Javier Esparza, en cumplimento del acuerdo presupuestario alcanzado por su partido con el PP. Mientras no se pacte un nuevo convenio sigue vigente el acuerdo alcanzado en 2010 entre Navarra y el Estado, y éste determina que es competencia del Ejecutivo foral llevar a cabo las licitaciones. El Ministerio podría seguir adelante de forma unilateral, pero debería hacerlo según los cauces fijados en el acuerdo, que requiere de un incumpliendo grave. Lo que no parece el caso toda vez que el Ejecutivo foral ya ha planteado llegar a un nuevo acuerdo.

Herramientas de Contenido