Bandera de la concha | triunfo por sorpresa

Orio se alía con las olas

La trainera oriotarra remonta a Urdaibai y consigue ganar por sorpresa en la bahía donostiarra

Lunes, 11 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Una rampa teñida de amarillo recibe a los remeros de Orio en un encuentro cargado de emoción, gritos, puños en alto y lágrimas.VER GALERÍA

Una rampa teñida de amarillo recibe a los remeros de Orio en un encuentro cargado de emoción, gritos, puños en alto y lágrimas. (Reportaje fotográfico: Iker Azurmendi, Esti Veintemillas y Pablo Viñas.)

Galería Noticia

Una rampa teñida de amarillo recibe a los remeros de Orio en un encuentro cargado de emoción, gritos, puños en alto y lágrimas.Gorka Aranberri, patrón de Orio, fue el gran protagonista en la rampa, donde fue felicitado y llevado en volandas por los aficionados de los ‘aguiluchos’.Alexander Esteban celebra el triunfo a hombros con la Bandera.Los rostros de los remeros reflejaban la decepción y la tristeza existente en Urdaibai tras el cruel final de la Bandera de La Concha.La trainera de Orio celebra la bandera con sus aficionados.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

GaleríaOrio y San Juan se coronan en La Concha

  • Los aficionados de Orio celebran la victoria.
  • Aficionados de Urdaibai.
  • El hombre-antena de Orio sonríe, orgulloso.
  • Korta abrazándose a su nieta: una estampa insólita.
  • El momento en el que Orio rompe la regata a la altura de la isla despertó emociones.
  • San Juan celebra con su aficionados la victoria.
  • Aficionados de Urdaibai.
  • Los remeros de Orio celebran la victoria.
  • Los aficionados de San Juan celebran la victoria de su equipo.
  • Las remeras de San Juan celebran el triunfo.
  • Los remeros de Urdaibai fueron consolados entre lágrimas por su afición.
  • Los remeros de Urdaibai fueron consolados entre lágrimas por su afición.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

San Sebastián- Orio dio la sorpresa en la segunda jornada de la 122ª Bandera La Concha y, aliada con el fuerte oleaje que fue el protagonista en la jornada de ayer, logró superar a Urdaibai y hacerse con la victoria.

De esa manera, Orio superó en 24 segundos a Urdaibai remontando el tiempo que le sacó la embarcación vizcaína hace siete días para llevarse la enseña más preciada de la temporada a su casa.

Nadie metía en los pronósticos a un bote que ha vencido 32 veces en la bahía donostiarra, el número uno, y la lucha parecía circunscrita a Bermeo y Hondarribia pero, a la hora de la verdad, los aguiluchos dieron una exhibición en toda regla y lograron una victoria épica e inesperada.

El relato del triunfo de Orio había comenzado con el dominio clásico de los de Urdaibai, que no quería sustos y marcaba el ritmo desde el palada inicial, seguido de cerca por los a la postre vencedores y aprovechaba, sobre todo, una mala salida de Hondarribia que se descartaba de la pelea por el oleaje y la mar picada. La regata mantenía interés porque, aunque Urdaibai era clara favorita, el estado de la mar podía cambiarlo todo en unos segundos y los de Bermeo tenían que pelear también con Orio, que fue directamente a por todas viendo que ganar la bandera no era un imposible, según como salieran las traineras de la ciaboga exterior.

Orio se lucía pero Urdaibai se quedaba a un solo segundo para afrontar la vuelta a meta, Kaiku desaparecía a 25 segundos y Hondarribia cerraba la tanda a 26, despidiéndose definitivamente de la opción de ganar.

El triunfo era un duelo centrado ya entre Orio y Urdaibai y los amarillos tiraron de orgullo cogiendo todas las olas que salían a su paso y llevándolas a su favor para destrozar a Bermeo, al que metía 18 segundos a 500 metros para el final, mientras los guipuzcoanos volaban sobre el mar para hacer un largo de retorno épico y dar la alegría del año a su afición.

En la tanda de consolación también el estado de la mar fue clave, Zierbena comenzó mandando la prueba, sobre un campo de regateo picado que dejó bellas imágenes tras salir de la zona de confort de la bahía y superar la isla Santa Clara en busca de la ciaboga, mientras que San Juan seguía de cerca a los vizcaínos.

Los sanjuandarras subieron a lomo de las olas y en un abrir y cerrar de ojos sacaron 20 segundos a Zierbena, y 24 a La Donostiarra, que también se sumaba a la fiesta y dejaba cerrando el grupo a Tirán. Los anfitriones querían más y después del giro exterior hicieron un largo de vuelta excelente, apartando a Zierbena, que es la quinta clasificada en la Liga Eusko Label mientras los de la capital reman en la segunda división del remo, para eludir la última posición a la que ha estado abocada desde hace muchos años. - Efe

Más sobre Otros Deportes

ir a Otros Deportes »