Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La otra crónica

Inercia positiva

Por Javier Leoné - Lunes, 11 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Osasuna aprovechó ayer la inercia de su angustiosa victoria copera del pasado jueves contra el Albacete (3-2 en la prórroga) para conquistar su primer triunfo liguero. Lo hizo en un estadio complicado, Vallecas, y ante un rival peligroso, el Rayo, que apostó por tratar bien un balón que, sin embargo, acabó dentro de su propia portería hasta en tres ocasiones. Los rojillos se quitaron un peso de encima porque se volvieron a poner por delante en el marcador, algo que ya casi no es noticia porque lo han conseguido en los cinco partidos oficiales que han disputado hasta la fecha, pero esta vez supieron, no solo mantener su renta, sino aumentarla en los estertores del choque para, además, disfrutar de un final de partido medianamente tranquilo, ya que una trifulca entre jugadores de ambos equipos con el encuentro ya resuelto elevó ligeramente la tensión del duelo.

Osasuna se comportó como un equipo; las mejores pruebas, que un defensa abrió el marcador y a los delanteros les tocó defender mucho

El partido contra el Rayo dejó muy buenas noticias para Osasuna. La primera, el triunfo. La segunda, dejar la portería a cero por primera vez en lo que va de curso. Y la tercera, el acierto de los futbolistas. Porque fue un delantero, Xisco, el encargado de certificar la primera victoria liguera de la temporada, pero el mérito de abrir el marcador se lo llevó un defensa, Aridane, al que el gol, además, le espoleó para elevar su rendimiento en el eje de la defensa. En resumen, la prueba definitiva de que Osasuna se comportó ayer como un equipo compacto: todos atacaron y todos defendieron. Los mejores ejemplos de todo esto, que un defensa marcó el primer gol del partido y a los delanteros les tocó trabajar en defensa, sobre todo en apoyo a los laterales, muy cargados de trabajo por la insistencia de los atacantes del Rayo.

Con su triunfo en Vallecas, Osasuna suma ya 5 puntos (de 12 disputados) e iguala en la clasificación a su adversario de ayer, un Rayo que había comenzado bien la temporada, pero que en una semana ha encajado dos goleadas: sendos 0-3, contra el Tenerife en Copa y contra los rojillos en Liga. Los resultados de Osasuna y Rayo se convierten en el fiel reflejo de la igualdad que existe en la Segunda División (el conjunto navarro marcó ayer tres goles, pero dos de ellos llegaron en el tramo final del encuentro) y también en la prueba de que los equipos deben aprovechar sus buenos momentos y escapar de los malos a la mayor brevedad. Es lo que hizo ayer Osasuna, aprovechar una inercia positiva.

Herramientas de Contenido

Más sobre Osasuna

ir a Osasuna »