Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La Diada marca el apoyo social al 1-O

La participación en la manifestación de Barcelona visualizará la respuesta de la ciudadanía al ‘procés’ en la antesala de la campaña por el sí de cara al referéndum

Carlos C. Borra - Lunes, 11 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Carles Puigdemont, durante el discurso institucional que pronunció ayer con motivo de la celebración de la Diada.

Carles Puigdemont, durante el discurso institucional que pronunció ayer con motivo de la celebración de la Diada. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Carles Puigdemont, durante el discurso institucional que pronunció ayer con motivo de la celebración de la Diada.

pamplona- Una vez cumplimentada la vertiente política del proceso soberanista catalán con la aprobación, la semana pasada, de las leyes del referéndum y de desconexión, y la firma del decreto de convocatoria de la consulta, llega el turno de testar el apoyo popular a la convocatoria del 1 de octubre. La celebración hoy de la Diada, convertida en los últimos años en uno de los principales dinamizadores del procés, será el mejor termómetro para comprobar ese nivel de respaldo, pese a la suspensión cautelar del 1-O por parte del Tribunal Constitucional (TC). Sobre todo porque ya es evidente que la tensión entre los gobiernos catalán y español se mantendrá al menos hasta dicha cita.

Desde la ANC, Òmnium Cultural y la Associació de Municipis per la Independència (AMI) quieren que la manifestación de este año, bautizada significativamente la Diada del sí -en referencia a la respuesta en favor de la independencia que aparece en las papeletas-, vuelva a ser la demostración de un clamor que exija el ejercicio del derecho a la autodeterminación. De este modo, la han planteado como “la primera parte” del 1-O para visualizar el compromiso de los ciudadanos con el referéndum de independencia.

Los dirigentes de los partidos independentistas catalanes también han llamado a participar en los actos convocados a lo largo de la jornada, especialmente la gran manifestación de la tarde en el centro de Barcelona. El propio president de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha confirmado que acudirá a dicha marcha, una movilización que ha pedido que sea “masiva” en respuesta a la “ola de amenazas” del Estado. Puigdemont, que ya asistió a la manifestación del año pasado, afirmó en un vídeo a través de Twitter que “desde 2012, millones de catalanes cada 11 de septiembre hemos salido a la calle, de manera pacífica, tranquila, festiva, para defender una idea básica, que es el derecho que tenemos los catalanes a decidir nuestro futuro”. “Este año nos toca hacer lo mismo, en unas condiciones diferentes”, añadió.

Por parte de la CUP, el diputado Carles Riera afirmó el viernes que la mejor forma de “contestar la acción represiva del Estado” y de garantizar el 1-O “es llevar a cabo una movilización permanente y una ocupación del espacio público” a partir de la Diada. “El Parlament ha llegado hasta donde podía llegar y ahora es el momento de que la gente ocupe el espacio público de forma permanente”, insistió Riera. Ello obedece a que, a juicio del diputado, “la mejor forma de garantizar el referéndum y de contestar la acción represiva del Estado es la desobediencia y la movilización continuada en los espacios públicos”.

La movilización que se visualice hoy en la capital catalana también será importante porque dará paso a la campaña de cara al referéndum que comenzará el día 15, y que los defensores del sí a la independencia realizarán de forma conjunta. Los partidos constitucionalistas -PP, C’s y PSC-, contrarios a esta cita, no harán campaña alguna. La misma tendrá, por tanto, una duración de 15 días hasta el 1-O, en consonancia con la intención de asemejar este proceso en lo posible a una convocatoria electoral al uso.

Acto institucionalLa Diada tuvo su antesala ayer con la celebración, por parte del Govern y el Parlament, de un acto institucional a las 21.30 horas en el Born Centre de Cultura i Memòria de Barcelona, que tuvo como eje temático la “lucha por los derechos humanos, la democracia y la libertad”, y en el que participaron todos los partidos menos C’s y el PP. Se dividió en seis bloques protagonizados cada uno de ellos por un derecho universal básico, y en su transcurso hubo homenajes a personajes históricos como la afroamericana Rosa Parks, la superviviente de los campos de exterminio nazis Neus Català, las sufragistas femeninas y los colectivos LGTBI.

Los presidentes del ejecutivo y el legislativo catalanes, Carles Puigdemont y Carme Forcadell, respectivamente, encabezaron el acto, en el que el concepto “libertad” fue el protagonista. Ya por la mañana, Puigdemont aseguró en El Punt Avuique el Tribunal Constitucional no puede suspender la ley del Referéndum porque “hay una nueva legalidad catalana amparada en las elecciones de 2015, en los derechos humanos y en el derecho a la autodeterminación de los pueblos”, en referencia a la ley de Transitoriedad.

En su mensaje institucional con motivo de la Diada, el president afirmó que “solo el Parlament puede inhabilitar al Govern que yo presido. No hay ninguna otra instancia judicial o política que pueda hacerlo”. También dijo estar determinado a celebrar un referéndum “con todas las garantías”. “El Govern ya lo tiene todo a punto para que el 1 de octubre los catalanes y las catalanas puedan ir a votar como lo han hecho siempre, con plena normalidad”. Acusó además a Mariano Rajoy de falta de diálogo porque “rechaza todas las peticiones de pacto que le hemos hecho” y no ha ofrecido “ninguna propuesta alternativa que permita una salida diferente”.

Diada de los ‘Comuns’En cuanto a la jornada de hoy, la atención no estará solo centrada en la Diada del sí de los independentistas, ya que los comuns celebrarán su propio acto en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) con la presencia del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. También intervendrán los líderes de Catalunya en Comú, Ada Colau y Xavier Domènech, que expondrán su propuesta para visualizar “un solo pueblo construyendo una Catalunya nueva” basada en el derecho a decidir.