Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Geoposicionamiento, vital en las alturas

La APLICACIÓN MÓVIL ‘alpify’ facilitó el rescate de 4 jóvenes EN LA MESA DE LOS TRES REYES en el puente foral de 2015

Un reportaje de Imanol Velasco Zozaya. Fotografía Javier Bergasa - Lunes, 11 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

A la izquierda, la Mesa de los Tres Reyes y a la derecha, el pico del Budoguía.

A la izquierda, la Mesa de los Tres Reyes y a la derecha, el pico del Budoguía.

Galería Noticia

  • A la izquierda, la Mesa de los Tres Reyes y a la derecha, el pico del Budoguía.

El puente foral del año 2015, Mikel Jauregi, Unai Jimenez y otros dos amigos, todos ellos jóvenes navarros pero con cierta experiencia en la montaña, planificaron ascender la Mesa de los Tres Reyes. La travesía transcurrió sin sobresaltos hasta que uno de ellos sufrió un accidente y requirió ser rescatado, operación que pudo ser completada con la utilización de una aplicación móvil de geoposicionamiento.

Aquel día, en otro mes de diciembre de tiempo un poco enrevesado en Navarra, el cielo amaneció despejado y el sol calentó hasta en la cima más alta de la Comunidad Foral. El plan consistió en que Jauregi y Jimenez ascenderían atravesando el cortado de la cara sur del pico Budoguía, mientras sus acompañantes llegarían a la Mesa de los Tres Reyes por la ruta habitual, desde el refugio de Linza.

En un punto del cortado del Budogía, Jauregi y Jiménez se percataron de que el terreno no estaba en óptimas condiciones. El sol derretía la nieve y provocaba que las piedras cayeran dificultando el camino. En su equipo no cargaron con cuerdas ni material de escalada y anteponiendo la seguridad decidieron volver sobre sus pasos para ascender la Mesa desde el refugio.

Al poco tiempo de comenzar el regreso, cerca del mediodía, Jauregi cayó al suelo de repente. Al principio les pareció que no había sido nada, pero segundos después se percataron de que tenía un hombro dislocado. Rápidamente, con los recursos de que disponían, Jiménez colocó una prenda a modo de cabestrillo para que su hombro no sufriera más daños por el camino.

Pero por mucho empeño que le pusieron ambos no fue posible continuar y tuvieron que llamar a emergencias. Con uno de los teléfonos que llevaban marcaron el 112, que les puso en contacto con SOS Navarra, pues se encontraban dentro de la Comunidad Foral. Como es habitual en múltiples rescates, ninguno de los dos supo decir el sitio exacto donde se encontraban.

Desde SOS Navarra pidieron que les mandaran su posición a través de WhatsApp,pero no fue posible transferirla. Quizá porque en ese punto concreto la señal era demasiado débil. Como alternativa, utilizaron la aplicación Alpify instalada en el móvil de Jiménez. Pero la aplicación transmitió las coordenadas a SOS Aragón y no a SOS Navarra, desde donde se estaba tramitando la emergencia.

Un equipo de rescate estaba trabajando por la zona en un salvamento de mayor gravedad. Aunque el día había sido totalmente soleado, no quedaban ya muchas horas de luz por delante hasta el anochecer, y una vez que cae la noche los helicópteros de emergencias no pueden operar.

Las horas pasaban y cuando ambos se veían pasando la noche en el lugar, en torno a las 17.00 horas un helicóptero de emergencias apareció sobre ellos. De él se descolgó un miembro del GREIM de la Guardia Civil que evacuó a Jauregi en primer lugar, y posteriormente volvieron a por su compañero.

El accidente costó a Jauregi seis meses de rehabilitación por las complicaciones al volver a colocar su hombro. Nada más que lamentar en un rescate que truncó un puente foral, pero que gracias a una aplicación móvil se evitaron males mayores.

Herramientas de Contenido

Más sobre Navarra

ir a Navarra »