Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El Gobierno exige elecciones a Puigdemont si quiere consultar a los catalanes

El portavoz Méndez de Vigo niega que Catalunya tenga derecho a la autodeterminación: “Era algo para situaciones coloniales”

EP - Martes, 12 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 10:30h

Un momento de la tradicional manifestación convocada por la ANC con motivo de la Diada. VER GALERÍA

Un momento de la tradicional manifestación convocada por la ANC con motivo de la Diada. (AFP/EFE)

Galería Noticia

Galería Celebración de la Diada

  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

MADRID. El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha pedido este martes al presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, que convoque elecciones autonómicas para consultar a los ciudadanos en vez de impulsar un referéndum de autodeterminación que es "ilegal".

"Si lo que quiere Puigdemont es consultar, es muy sencillo, que convoque elecciones autonómicas", ha manifestado en una entrevista en Antena 3 recogida por Europa Press. El portavoz del Ejecutivo ha apuntado que eso sí "está en su poder y capacidad", mientras que el derecho de autodeterminación "no está reconocido en ningún texto" y la Generalidad no tiene competencias para convocar un referéndum.

Méndez de Vigo ha afeado a los independentistas que aseguren que el derecho a la secesión existe, pero "no digan dónde": "La secesión fue un derecho reconocido en los años 60 para situaciones coloniales. Espero que Puigdemont y Junqueras no digan que Cataluña está una situación colonial", ha ironizado.

PUIGDEMONT, DISPUESTO A NEGOCIAR El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha señalado este martes que "no está muy lejos" que los barceloneses puedan votar en el referéndum del 1 de octubre y que Colau demuestra con sus declaraciones que tienen ganas de participar. Puigdemont ha reiterado que sigue dispuesto a hablar con Rajoy.

Así, ha reiterado este martes que está dispuesto "hasta el último minuto" a hablar con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para negociar las condiciones del referéndum, incluidas la pregunta, la fecha y las mayorías que validen el resultado.

En una entrevista de Rac1 recogida por Europa Press, ha lamentado que desde enero no habla del proceso soberanista con Rajoy porque alega que ni quiere ni puede hablar de eso, según Puigdemont.

"Tendríamos que haber estado hablando todos estos meses", ha dicho, y ha destacado que propuso incluir que la Conferencia de Presidentes Autonómicos un punto del orden del día sobre el proceso independentista.

Al recordársele que Rajoy le ofreció ir a la Cámara Baja pero no quiso ir, ha respondido que "ir al Congreso sin establecer un terreno de juego para poder llegar a acuerdos no sirve de nada; lo sabe todo el mundo".

RAJOY "NEGLIGE SU RESPONSABILIDAD" Considera que Rajoy se niega a aceptar un problema político y "neglige su responsabilidad" expulsándola hacia el Congreso, la justicia y algunos medios de comunicación.

El Govern seguirá "adelante" pese a todo; también teniendo en cuenta que el pleno del TC de este martes previsiblemente rechazará la ley de transitoriedad jurídica del Parlament.

Sobre la nueva potestad del TC de suspender cargos temporalmente, ha vuelto a decir que "evidentemente no" dejará el cargo, porque él se debe al Estatut, y está convencido de que no pasará, así que irá a trabajar cada día diga lo que diga el TC.

Además, ha recordado que la reforma del TC para suspender cargos se hizo por lectura única y por urgencia: ha ironizado afirmando que eso "debe de tener todas las garantías del mundo" mientras se critica la aprobación de leyes de 'desconexión' también por procedimiento rápido.

"LOS ASPECTOS LOGÍSTICOS SE ME ESCAPAN" Así, el presidente garantiza que seguirá en el cargo ante el 1-O y que habrá referéndum "en todo lo que corresponde al Govern, evidentemente".

Asegura que habrá urnas, aunque no ha respondido dónde están: "Los aspectos logísticos se me escapan", y ha añadido que desconoce los detalles.

En cuanto a la publicidad sobre el 1-O en medios de comunicación, confía en que la gente ya tiene claro qué pasará ese día, aunque para seguir explicándolo "hay muchos canales, más allá de los medios de comunicación convencionales".

BARCELONA Y L'HOSPITALET En cuanto a si el Ayuntamiento de Barcelona cederá locales, está convencido de que los barceloneses podrán votar y nota que el Gobierno municipal demuestra con declaraciones que tiene ganas de participar, por lo que se encontrará la manera de posibilitarlo: "La encontraremos. No creo que esté muy lejos".

Ha dejado claro que los catalanes "tendrán alternativas claras" para votar sea cual sea su municipio, y ha relativizado lo que le dijo en la Diada la alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Núria Marín, porque fue de buen tono, entre la ironía y la queja: "Deja tranquilitos a los alcaldes", ha recordado.

Carles Puigdemont ha dicho que no tiene cifras del número de voluntarios inscritos para colaborar en el 1-O, pero les asegura que no deben preocuparse "en absoluto" por haber dado sus datos.

"RETIRAR UNA URNA NO ES PERSEGUIR EL DELITO" También le han preguntado por los Mossos a propósito que el mayor del cuerpo, Josep Lluís Trapero, está citado este martes en Fiscalía junto a Guardia Civil y Policía Nacional para hablar de la orden a los cuerpos de seguridad de seguir sus peticiones ante el 1-O.

Sobre la actitud que espera de los Mossos, ha respondido que la policía sabrá actuar como considere: "Los Mossos deben cumplir sus trabajos. Nunca les hemos dado instrucciones", y ha pedido dejarles tranquilos.

Además, ha constatado que, hagan lo que hagan los cuerpos policiales como policía judicial, "retirar una urna no es perseguir el delito" y que una urna o una papeleta no son material delictivo.

Puigdemont, justo después de que el ministro Íñigo Méndez de Vigo haya dicho que no habrá referéndum con garantías como se entiende en cualquier país europeo, ha reaccionado con un "veamos el 1 de octubre y ya está".

LA MANIFESTACIÓN Sobre que el ministro ha esperado que no haya violencia estos días, ha reiterado que no teme que haya y que toda España debería estar orgullosa del civismo de las reivindicaciones en Catalunya: como ejemplo, ha considerado que el minuto de absoluto silencio con que empezó la manifestación de la Diada demuestra el espíritu cívico y pacífico de los catalanes.

También sobre la manifestación, ha añadido que nadie se cree la cifra de asistencia de la Delegación del Gobierno (350.000 personas), y que hay un abismo hasta la cifra que dio la Guardia Urbana: un millón: "Todos los que han querido verlo lo han visto".

Ha celebrado la asistencia, y espera que también los catalanes vayan a votar el 1-O, tanto a favor como en contra del soberanismo, porque "ni la independencia ni la unidad de España se defienden desde el sofá de casa".

Herramientas de Contenido