Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La mirada íntima del fotógrafo Nicholas Nixon llega a Madrid

Fundación Mapfre expone hasta el 7 de enero más de 200 imágenes del estadounidense

Miércoles, 13 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Parte de la famosa serie, todavía inacabada, de ‘Las hermanas Brown’.

Parte de la famosa serie, todavía inacabada, de ‘Las hermanas Brown’. (Foto: Diego Pérez Cabeza)

Galería Noticia

madrid - En agosto de 1974 Nicholas Nixon realizó una fotografía a su mujer, Bebe, y a sus tres hermanas y así arrancó la conocida serie de Las hermanas Brown. Una instantánea que repite año tras año con la mirada íntima y personal que reina en su trabajo y que llega Madrid en una muestra con más de 200 fotos.

La Fundación Mapfre acoge desde ayer y hasta el 7 de enero de 2018 la que para el propio Nixon es la “mejor” muestra que se ha realizado hasta ahora de su trabajo, según afirmó durante la presentación de esta retrospectiva que enseña desde la primera serie realizada en su juventud (entre 1974 y 1975), hasta la última instantánea tomada de las hermanas Brown el pasado mes de julio. Y es precisamente esta serie, la que comenzó en 1974 con su mujer Bebe y sus tres hermanas, una de las más reconocidas por el público y la más prolongada en la vida profesional de este fotógrafo que no se considera “artista”. Y de su continuidad o no Nixon lo tiene claro: “Mi impulso sería continuar (la serie) aunque sólo quedara una hermana, pero ellas no quieren hablar de ello, y yo lo respeto”. “Bebe piensa igual que yo, la tendríamos que seguir. Quizá me muera yo primero y entonces sí que se parará”, bromeó el fotógrafo (Detroit, EEUU, 1947).

Organizada de manera cronológica, la exposición comienza con Vistas, serie en la que se incluyen imágenes tomadas en los alrededores de la ciudad de Alburquerque (Nuevo México, EEUU) siendo estudiante de fotografía. Y también se incluyen instantáneas con las vistas de Boston y Nueva York realizadas por Nixon entre 1974 y 1975.

Otra parte importante de la muestra es la que se centra en el retrato, un género que encaja con sus intereses y valores personales trasladados a su trabajo diario: “Cuando saco una foto de alguien, intento que trascienda algo más. No es la foto de una persona en concreto, sino de un hombre o una mujer”. Por este motivo, Nixon considera que la fotografía encuentra similitudes con la literatura, ya que ambas “llevan más allá de la propia narración. Ambas tienen que empezar por el detalle para contar una historia”.

La muestra continúa con otro de los temas que le ha ocupado durante toda su trayectoria y con el que continúa en la actualidad: los ancianos alojados en residencias que visitaba como voluntario. De aquí el visitante pasará a la serie de People with Aids (1988), donde el artista recoge la secuencia de quince vidas afectadas por el sida, así como cartas y conversaciones transcritas por su esposa.

Siempre fiel a cámaras de gran formato, al blanco y negro y huyendo del formato digital, Nixon se considera un fotógrafo “clásico”. Por eso no encuentra interés en la actualidad de su país y no le “apetece” contarla en imágenes porque, según aseguró, no le gusta fotografiar con “ironía”. “Me gusta fotografiar el sí, y en la Administración pública estadounidense no hay ningún sí”, matizó.

Entre otras series, la Fundación Mapfre ha reunido imágenes que Nixon comenzó a realizar a partir del año 2000, fecha desde la que no trabaja con series cerradas, sino que vuelve una y otra vez sobre sus principales obsesiones. Buen ejemplo de ello es la serie Parejas, en la que no prepara las escenas, sino que participa de ellas creando un clima de confianza que permite que la fotografía surja sola. En este sentido, el comisario de la misma, Carlos Gollonet, destacó que el estadounidense hace “visible todo aquello que no lo es”, con temas que forman parte de “nuestra propia experiencia”.

Unas palabras que reforzó, el director de Cultura de Fundación Mapre, Pablo Jiménez Burillo, para quien Nixon es “mucho más” que uno de los grandes fotógrafos contemporáneos, ya que con su obra plantea “cosas próximas” con “una gran sencillez que adquiere una trascendencia enorme”. - Efe

Herramientas de Contenido

Más sobre Cultura

ir a Cultura »