Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Carta al huracán

Daniel Ezpeleta - Miércoles, 13 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Es un fenómeno hermoso como ninguno. Combina todos los elementos sustanciales: agua, tierra, aire, sin fuego. Con los volcanes, que son el hervor de las entrañas, son la fuerza húmeda y seca del cuero de la llamada Tierra, un ser bello, pequeño y frágil, visto desde arriba o desde abajo.

Para quienes nos gusta buscar las tormentas y que el agua y el viento nos envuelva es un gozo difícil de superar. Sí, ya sabemos que cuando entra en tierra, en la ciudad, la arrasa y la deja como a la moza, ancha de cara, llana de cogote, de nariz roma, de un ojo tuerta y del otro no muy sana. Pero la culpa es de la ciudad no del huracán. El agua siempre recupera su terreno.

No se deja robar ni por las civilizaciones ni por las altas tecnologías. Es simple y bella como un cero. No es tan asesina como el ser humano, que se ha pasado guerreando desde que nació, matándose por cientos y cientos de miles en su corta historia. Y sigue empeñada en mejorar sus técnicas de matar, cuantos más mejor en el menor tiempo. La necesaria estupidez humana. El huracán nace espontáneamente de la templanza del agua y del aire; las matanzas humanas las piensan y repiensan en los despachos de los poderosos, que además se dicen muy demócratas, alrededor de una mesa redonda con botellas de agua mineral impoluta. Son los criminales.

Herramientas de Contenido