La Ley de Contratos Públicos incluirá cláusulas sociales y favorecerá la presencia de pymes

Incluirá la subrogación de las plantillas en el caso de las prestaciones de servicios

Juan Ángel Monreal Javier Bergasa - Jueves, 14 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Fachada de Hacienda en la avenida Carlos III de Pamplona.

Fachada de Hacienda en la avenida Carlos III de Pamplona.

Galería Noticia

Fachada de Hacienda en la avenida Carlos III de Pamplona.
“Partidos políticos y sindicatos también se van a ver sujetos a esta ley”

pamplona- La nueva Ley de Contratos Públicos ya está camino del Parlamento de Navarra, donde los grupos políticos darán la forma definitiva a un texto que reordenará un sector con un sensible peso en el PIB y que debe adaptarse al ordenamiento jurídico europeo. La nueva legislación busca, entre otros objetivos, facilitar la presencia de las pymes en la contratación pública y utilizar esta como un instrumento que de las políticas sociales, ambientales y de innovación.

“Navarra es la única comunidad que tiene competencia propia en materia de contratos públicos y el Gobierno tiene voluntad política de ejercerla”, explicó ayer Mikel Aranburu, consejero de Hacienda del Gobierno de Navarra quien destacó el esfuerzo hecho para elaborar la ley, tras un largo proceso. De hecho, el anteproyecto, presentado ya a finales del año pasado se abrió a la participación ciudadana entre diciembre de 2016 y enero de 2017 y recibió un total de 156 aportaciones, tanto de personas particulares como de diversas entidades. Una vez concluido el periodo de exposición pública, el anteproyecto ha pasado también por la Junta de Contratación, la Comisión Foral de Régimen Local y el Consejo de Navarra.

Durante el trámite parlamentario la Ley recibirá las distintas enmiendas de los grupos, pero su proyecto ya incluye algunas claves. Con un tejido empresarial compuesto fundamentalmente por pequeñas, se buscará favorecer su presencia en las licitaciones públicas. Para ello se dividirán, por regla general, los contratos en lotes, se limitarán los niveles de solvencia exigibles y se simplificarán los procedimientos de licitación, así como la documentación que deban presentar las empresas. Esta documentación será sustituida en buena medida por una declaración responsable de la empresa.

La Ley también incluirá distintas cláusulas sociales, entre las que destaca la subrogación de los trabajadores en el caso de las prestaciones de servicios. Incluso, según consta en el proyecto, “cuando se prevea la posibilidad de que la empresa adjudicataria contrate con terceros la realización parcial del contrato, se contemplará la obligación de esa segunda empresa de subrogar a todos los trabajadores y trabajadoras que con anterioridad venían desarrollando esa actividad. La nueva empresa quedaría así “subrogada en los derechos y obligaciones laborales y de Seguridad Social del anterior, incluyendo los compromisos de pensiones, en los términos previstos en su normativa específica y, en general, cuantas obligaciones en materia de protección social complementaria hubiere adquirido”.

Aranburu recordó que la Ley es transversal y “muy importante en las administraciones públicas, pero no solo en ellas”, ya que también otras entidades se van a ver sujetas a ella como los partidos políticos o los sindicatos. Así, subrayó la necesidad de regular esta materia por la importancia de los contratos públicos desde el punto de vista de la economía, con una aportación al PIB de alrededor de un 18%,

Aranburu ha añadido que se trata de una norma “amplia”, que consta de 230 artículos, y “jurídicamente compleja”, que ahora inicia su recorrido parlamentario que, a su juicio, será “interesante y enriquecedor”.

A lo largo del proceso de participación, se han introducido modificaciones como la revisión de precios de la nueva redacción conforme Ley 2/2015 de desindexación, o la eliminación de la mención al 30 % como oferta anormalmente baja por defecto. Además, según informa el Ejecutivo, en aras a la transparencia, se establece la preferencia de realización de las consultas preliminares de mercado a través del portal de Contratación y la obligación de informar al resto de licitadores si se presenta alguna de las empresas que participó.

mikel aranburu

Consejero de Hacienda

novedad

Contratación electrónica. Las empresas presentarán sus ofertas de manera telemática en lugar de en papel. El objetivo es promover la apertura de la licitación pública al mercado europeo, de modo que una empresa de Navarra pueda acudir a licitar con más facilidad a otro país de la Unión Europea y a la inversa, empresas de otros países puedan participar en las de la Comunidad Foral. Así, todas las entidades sometidas a la Ley Foral de Contratos Públicos utilizarán la misma herramienta de licitación electrónica, lo que hará más sencilla su utilización por parte de los licitadores.

las cláusulas

Medio ambiente. Entre las consideraciones medioambientales que será posible incluir se encuentran la recuperación o reutilización de los envases y embalajes o productos usados, la eficiencia energética de los productos o servicios, el suministro de productos en recipientes reutilizables, la recogida y reciclado de los desechos o de los productos usados a cargo del contratista.

Sociales. Entre otras cláusulas de tipo social, podrán incluirse medidas que fomenten la contratación de personas con discapacidad, tales como la subcontratación de Centros Especiales de Empleo y Empresas de Inserción Social, la igualdad de mujeres y

hombres, la contratación de mujeres, la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, la integración de inmigrantes, la formación en especial para personas jóvenes o desempleadas o la alimentación saludable;medidas que combatan el paro, que

garanticen unas condiciones laborales dignas y el respeto a los derechos laborales básicos a lo largo de la cadena de producción mediante la exigencia del

cumplimiento de las Convenciones fundamentales de la Organización Internacional del

Trabajo.