Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Suspenden la vista por el intento de acuchillamiento a un joven en Marcilla

Lhassam S. seguirá preso hasta que se le juzgue en octubre tras decidir ayer cambiar de abogado

Jueves, 14 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Pamplona- El joven de origen marroquí, Lhassam. S., de 33 años y con múltiples antecedentes policiales, seguirá por el momento en prisión provisional por haber intentado acuchillar a finales de agosto a un joven vecino de Marcilla. La decisión la adoptó la titular del Juzgado de lo Penal 1 de Pamplona después de que el acusado solicitara el cambio de abogado por “falta de confianza” y pidiera que se le designara como letrado el primero que le asistió en el cuartel de Peralta. La juez le advirtió de que el próximo 11 de octubre, cuando se fijó el juicio rápido de nuevo, no tiene intención de volver a suspender la vista por un motivo similar. Aunque su defensa solicitó su puesta en libertad hasta el juicio, la Fiscalía informó en su contra y la juez decidió el mantenimiento de la prisión preventiva porque “no han cambiado las circunstancias por las que la juez de instrucción de Tafalla decidió adoptar dicha medida”, porque el riesgo de fuga del acusado “es evidente” y más teniendo en cuenta que ahora, que se le solicita dos años menos un día de cárcel, podría ingresar en prisión si es condenado y le sería además revocada la suspensión de otros seis meses de prisión que le fueron impuestos en su día por un delito de atentado en Penal 4.

Conviene recordar que a Lhassam S. se le acusa de tentativa de lesiones con instrumento peligroso, después de que el 29 de agosto, en plenas fiestas de Marcilla, estuviera molestando a varias jóvenes en el interior de un bar. Un joven de la localidad se interpuso entonces para manifestarle que las dejara tranquilas y el acusado se dirigió a su domicilio en la calle San Bartolomé, de donde salió portando un cuchillo de 20 centímetros de hoja. Con dicha arma en la mano, comenzó a perseguir a la víctima, que huyó a la carrera y le lanzó una valla de metal para defenderse. Hirió al acusado en la pierna. Luego tocó todos los timbres de los portales cercanos hasta que una vecina llamó a la Guardia Civil y los agentes le arrestaron. - E.C.

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia