eurobasket 2017 | España 72-92 Eslovenia

España se desquicia

semifinales | eslovenia vapulea a un equipo irreconocible y lo aparta de la lucha por el oro

Ricardo Molinelli - Viernes, 15 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Luka Doncic busca la internada ante Marc Gasol.

Luka Doncic busca la internada ante Marc Gasol. (EFE)

Galería Noticia

Luka Doncic busca la internada ante Marc Gasol.

España 72

Eslovenia 92

ESPAÑA Pau Gasol (16), Rubio (13), Marc Gasol (12), San Emeterio (6) y Navarro -equipo inicial-, Sergio Rodríguez (9), Willy Hernangómez (6), Sastre (3), Oriola (2) y Juancho Hernangómez (5).

ESLOVENIA Randolph (15), Dragic (15), Blazic (7), Vidmar (12) y Doncic (11) -equipo inicial-, Nikolic (7), Prepelic (13), Cancar, Zagorac (5) y Dimec (7).

Parciales 19-25, 26-24, 12-24 y 15-19.

Árbitros Cristiano Maranho (BRA), Tolga Sahin (ITA) y Yohan Rosso (FRA). Sin eliminados.

Pabellón Sinan Erden de Estambul. 3.571 espectadores.

Estambul- La selección española perdió en semifinales ante la de Eslovenia, por 72-92, y luchará el domingo (16.00 horas) por la medalla de bronce ante el perdedor de hoy en el duelo entre Rusia y Serbia, tras un partido en el que los fallos en los triples (7 de 27) lastraron al equipo, que acabó desquiciado.

Los balcánicos, al contrario que los españoles, estuvieron especialmente acertados en el lanzamiento desde los 6,75 metros, y anotaron 14 de 25.

El lanzamiento de tres puntos fue la clave del primer tiempo. La selección vivió y sufrió desde los 6,75 metros, con 0 de 7 en los primeros diez minutos, y 3 de 12 hasta el descanso. Eslovenia, mientras tanto, clavó 6 de 8 en el primer cuarto, y 10 de quince hasta encarar el vestuario.

La selección volvió a tener un comienzo tibio y los errores desde la larga distancia descolocaron al equipo más que el juego esloveno. En defensa se sujetó bien a Goran Dragic, aunque a falta de 5 segundos clavó una mandarina al más puro estilo Sergio Llull, al que hasta en eso se le echa de menos.

Luka Doncic también estuvo sujeto, aunque se desató un poco en el segundo acto. El 19-25 de final del primer cuarto fue, no obstante, menos malo de lo que podía haber pasado.

En el segundo cuarto, España dio un paso adelante en defensa y Sergio Rodríguez anotó el primer triple. Todo empezó a funcionar un poco mejor, con rápidas transiciones fruto de una buena velocidad de balón en la salida, pero los triples siguieron martirizando a los españoles y se perdió ese empuje defensivo porque Prepelic estuvo muy acertado de cara al aro.

En el último minuto el seleccionador español, Sergio Scariolo, puso a Joan Sastre y a Ricky Rubio juntos en la pista para potenciar la defensa.

El equipo estuvo a punto de naufragar otra vez cuando Eslovenia consiguió distanciarse de nuevo, 38-45 (min. 17:45), pero ahí surgió la defensa para aguantar al equipo y que al descanso los daños fueran menores, 45-49. Y, claro, Pau Gasol, que con 12 puntos fue el más acertado.

El tercer cuarto no pudo empezar peor para el equipo español, con cuatro triples fallados y un 0-6 en los primeros tres minutos y medio, 45-55, además de la tercera personal de Marc Gasol.

Scariolo llamó a recapitulación a sus jugadores, pero los triples fallados siguieron cayendo del lado español, y los triples anotados del lado esloveno. El desconcierto fue mayúsculo y se falló puntualmente en defensa.

Los distintos quintetos que puso en pista el seleccionador no acabaron de cuajar ninguno y el marcador alcanzó cotas más que peligrosas, 52-65 (min. 27). Y con malas sensaciones. Las peores, cuando treinta segundos más tarde la desventaja ascendió a los 16 puntos, 52-68.

A estas alturas el índice de acierto seguía bajando, con 4 de 19 triples, un 21%.

El resultado al final del tercer cuarto prácticamente sentenció a la selección: 57-73, tras un 12-24 de parcial.

España salió en el último cuarto en zona y lo primero que hizo Eslovenia fue clavar otro triple: 57-76. Cualquier otro equipo hubiera lanzado la toalla, pero en un arranque de genio el equipo consiguió un 5-0 en un minuto (62-76, min.31.30) y trato de convencerse de lo casi imposible.

Al final el 7 de 27 en triples (un 26%) del equipo español y el 14 de 25 de los Eslovenos (un 56%) resultó determinante.

Luka Doncic

“Ganarles por 20 es histórico”

Orgulloso. El esloveno Luka Doncic se mostró muy contento con el pase a la final y destacó que “ganar a España de tantos puntos es histórico. Todavía no me lo creo. Ha sido algo sensacional. Hemos jugado con mucha energía, parando bien a España con nuestra defensa. Es un orgullo hablar de mi equipo. Somos un equipo de tiradores, es el secreto de este grupo. Y ahora soñamos con el oro”, analizó el joven de 18 años. Por su parte, San Emeteriofelicitó a Eslovenia y comentó: “Estamos todos jodidos, dolidos porque somos un equipo ganador. También sabemos que tenemos ahora un partido por el tercer puesto que nos puede dar una medalla meritoria”. - E.P.