Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Editorial de diario de noticias

25 años de trampas al tren de Navarra

La ruptura unilateral de Fomento del diálogo sobre el TAP es un paso más en el incumplimiento histórico de compromisos y plazos, una cesión a UPN y la constatación de su desinterés en invertir miles de millones de euros en el corredor navarro

Viernes, 15 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

la decisión unilateral del Ministerio de Fomento de romper el Convenio vigente desde 2010 y asumir las obras del tren de altas prestaciones en Navarra es otro paso para seguir eludiendo sus responsabilidades con esta infraestructura en Navarra. Además de un ataque al autogobierno foral y desprecio a las empresas navarras del sector de la obra pública. El mismo incumplimiento de los compromisos adquiridos con Navarra en los últimos 25 años. Fomento sabe desde el día 7 que el Gobierno de Barkos ultimaba su propuesta para remitirla a Madrid -una alternativa que publicó DIARIO DE NOTICIAS el domingo y que desde el martes es de alcance público-, por lo que su decisión no tiene justificación real alguna. Es un paso político que pretende incitar las diferencias en el seno de los partidos que sostienen al Gobierno de Barkos y desviar la atención sobre los reiterados incumplimientos del Gobierno central con el TAP en Navarra, paralizado por UPN y PP. De hecho, del Convenio de 2010 vigente hasta ahora apenas se ha cumplido el 10% y en un tramo de 14 kilómetros con ningún interés estratégico para las necesidades de conexión con Europa y con el Mediterráneo y Madrid de Navarra. Posiblemente, Fomento busque también quitarse de encima las demandas del nuevo Convenio elaborado por el vicepresidente Ayerdi que puede gustar mucho, poco o nada -como a la mayor parte de los partidos del cambio-, pero incluye dos exigencias que no le han gustado en ningún momento: recuperar la financiación que aporte Navarra en el mismo año y hacerlo a través del Convenio Económico -aún, por cierto, pendiente de firmar con Madrid-, y asumir la responsabilidad de construir el corredor de norte a sur con plazos concretos. Sin olvidar que Fomento necesitaba romper el Convenio de 2010 si quería cumplir los compromisos con UPN, que pasan por pequeñas licitaciones de nuevos tramos, ya que no necesitaba el acuerdo del Gobierno de Navarra y que Esparza ha presionado en este asunto y en otros de importancia para los intereses generales de Navarra ante el PP para dificultar acuerdos con el Gobierno de Barkos. Fomento y Esparza y Beltrán podrán alegar lo que quieran, pero la pelota del incumplimiento histórico de los plazos y compromisos para modernizar la red ferroviaria sigue estando, como los últimos 25 años, en los tejados de PP, UPN y PSOE. Lo demás es humo y la constatación de que el Estado no tiene interés alguno en invertir los miles de millones de euros que cuesta todo el corredor navarro.

Herramientas de Contenido

Más sobre Editorial

ir a Editorial »