Mesa de Redacción

Derechos fundamentales

Por Joseba Santamaria - Viernes, 15 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Perdidas hace ya tiempo las mínimas formas en el respeto a las reglas de juego político democrático y las bases de la separación de poderes de cualquier sistema parlamentario digno, la ideología campa a sus anchas en los autos de los jueces y las portadas de los medios trasladan sin tapujos las órdenes políticas que emanan del Gobierno a los tribunales de justicia. En una sola tarde, sendas resoluciones judiciales de un juzgado administrativo de Madrid y del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya pusieron en solfa tres derechos democráticos fundamentales amparados por la Constitución española de 1978: los derechos de expresión y de opinión y el derecho de información. Se prohíbe un acto en Madrid en defensa del derecho a decidir de Catalunya que tenía el permiso municipal de la alcaldesa Carmena y se advierte a los medios de comunicación catalanes de que “no informen” -así de franquista- de las decisiones y actuaciones que se puedan tomar para la celebración del referéndum el 1-O. Ni una ni otra actuación son nuevas, y resoluciones similares se llevaron a cabo en Navarra en la CAV -prohibición de manifestaciones, cierre de medios como Egin o Egunkaria-, entonces bajo la excusa de la lucha contra ETA. Es inaceptable que jueces puedan redactar autos y resoluciones que se cargan de un plumazo derechos fundamentales superiores y que apenas ocurra nada y que casi nadie diga nada. Todo encubierto por silencios cómplices. Pero son más pruebas del proceso de regresión antidemocrática en el Estado español que deriva del recorte de derechos civiles, políticos, sociales y laborales. No solo es Catalunya, sino las excepciones que se están imponiendo al propio sistema democrático.