Las cantidades recaudadas son “modestas”

Hacienda y Policía Foral inician la visita a negocios para cobrar deudas

Los inspectores embargan dinero en efectivo o recopilan documentación
Las cantidades recaudadas son “modestas”, pero estas acciones han facilitado que estos contribuyentes cambien su actitud

Sagrario Zabaleta Echarte - Sábado, 16 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Exterior del edificio de la Hacienda Foral, en la avenida Carlos III de Pamplona.

Exterior del edificio de la Hacienda Foral, en la avenida Carlos III de Pamplona.

Galería Noticia

Exterior del edificio de la Hacienda Foral, en la avenida Carlos III de Pamplona.

Pamplona- Hacienda, en colaboración con Policía Foral, ha puesto en marcha este año una iniciativa para concienciar a los morosos de que su conducta no es la adecuada y para intentar embargar el máximo dinero posible. Los inspectores y miembros del cuerpo policial se han personado en los lugares de trabajo de las personas deudoras para embargarles el dinero que tienen en efectivo en ese momento y requisarles aquella documentación que permite iniciar expedientes de derivación de responsabilidad frente a terceros. “Las cantidades ingresadas son modestas;pero hemos conseguido que la mayoría de estos contribuyentes cambie su comportamiento y cumpla con sus obligaciones”, explicó ayer el consejero de Hacienda y Política Financiera, Mikel Aranburu, en la comparecencia a petición de Podemos-Ahal Dugu para abordar el informe sobre la deuda de 316 contribuyentes que deben más de 250.000 euros cada uno.

Aranburu remarcó que estas visitas suponen “un importante esfuerzo por el tiempo que se invierte en prepararlas y ejecutarlas, y por su dificultad intrínseca”. Por ese motivo, el consejero destacó que habrá que realizar un análisis “detallado” para decidir si se incorporan como “un trámite habitual en los procedimientos de recaudación del próximo año”.

Esta iniciativa y otras que se han puesto en marcha este año persiguen ingresar el máximo dinero procedente de expedientes de morosos, sobre todo de aquellos de mayor cuantía. “Sobresalen los incluidos en el listado de deudores que se publicó el pasado mayo”, recordó. Este directorio estaba compuesto por 316 contribuyentes que deben un total de 238 millones. “Algunos de ellos han regularizado su situación, aunque eso no significa que hayan pagado. Estas personas han podido solicitar aplazamientos de deuda o aportar garantías, por ejemplo. De esta forma, evitan aparecer en la próxima lista en 2018”, especificó Aranburu. El consejero no ofreció el dato de cuántos deudores se habían inclinado por esta opción.

También manifestó que el 45% de esta deuda, unos 107 millones de euros, procede de empresas quebradas, por lo que puede resultar muy complicado recuperar esa cantidad, ya que la legislación tributaria colisiona con la concursal, que tiene prioridad.

Además, señaló que este año Hacienda ha incrementado el número de actuaciones porque se han destinado más recursos económicos para luchar contra el fraude a través de la contratación de empleados de Tracasa. “Hemos podido reordenar las tareas en el servicio de recaudación y hemos utilizado personal más cualificado para los expedientes más complejos”, remarcó. Pero, reconoció que no solo el aumento de técnicos facilita la mejora de la actividad sino que también hay que pedir más instrumentos jurídicos.

medidas en 2017

Nuevos supuestos de responsabilidad. Consideración de los supuestos de levantamiento del velo como solidarios en lugar de subsidiarios, lo que fortalece su eficacia. Hay un nuevo supuesto de responsabilidad para administradores concursales y liquidadores que incumplan sus obligaciones.

Plazos. Automatización del inicio del procedimiento de apremio para acortar los plazos de comienzo de la gestión recaudatoria.

Actuaciones en asociaciones y fundaciones. Se han realizado inspecciones sobre formas jurídicas no mercantiles, entre las que se encuentran las asociaciones y las fundaciones.

Menores de edad como titulares. Actuaciones en el ámbito de la unidad familiar para combatir la utilización de menores de edad para eludir el pago de las deudas.

Colaborar en la ocultación de bienes. Acciones para perseguir la colaboración en la ocultación de bienes y derechos del deudor por parte de diferentes tipos de personas o entidades que se relacionan con él.