Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Devota&Lomba y Agatha, a todo volumen

Ulises Mérida roza el cielo de la costura en el segundo día de la fashion week, que rinde homenaje a david delfín y a bimba bosé

Un reportaje de Carmen Martín e Inma Tapia - Sábado, 16 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Varias modelos lucen propuestas del diseñador Ulises Mérida en Mercedes-Benz Fashion Week Madrid.

Varias modelos lucen propuestas del diseñador Ulises Mérida en Mercedes-Benz Fashion Week Madrid. (EFE)

Galería Noticia

  • Varias modelos lucen propuestas del diseñador Ulises Mérida en Mercedes-Benz Fashion Week Madrid.

devota&Lomba y Agatha Ruiz de la Prada coinciden en trabajar el volumen, cada uno con su esencia y ADN. El primero con rasgos minimalistas y depurados;la segunda con teatralidad y apoteosis, según se vio ayer en la segunda jornada de la pasarela madrileña, en la que también destacó Ulises Mérida.

El blanco es el epicentro de Hipnotica, colección primavera-verano 2018 de Devota&Lomba, una serie de piezas realizadas en seda, lino y algodón, en ocasiones brocado que han permitido al diseñador trabajar volúmenes. “La ausencia de color me ha permitido mostrar mi esencia”, explicó ayer Modesto Lomba, alma de la firma Devota&Lomba, que vuelve a trabajar líneas arquitectónicas, pero en esta ocasión con fabulosos volúmenes, de grandes proporciones y sutil belleza.

Sobre la pasarela se vio un trabajo impecable, inmaculado, en el que sobresalen unos vestidos con un nido de abeja deconstruido tamaño XXL, así como un vestido palabra de honor con un maravilloso pliegue frontal y unas piezas con esencia japonesa en las que sobresale un fajín u obi con un sutil estampado floral, la única licencia de color que se ha permitido el diseñador.

El sugerente baño de Dolores Cortés contó con la ‘top’ brasileña Isabeli Fontana, quien llevaba más doce años sin trabajar en España

Desde la primera fila, no perdían detalle la actriz Lindsay Lohan y el director del Ballet Nacional, Antonio Najarro, quienes aplaudieron el trabajo de Modesto Lomba quien salió a saludar de la mano de Carla Simeone, con un conjunto de The Extreme Collection.

Después de mucho tiempo, Agatha Ruiz de la Prada renuncia a sus míticos corazones, una imagen de marca que la identifica pero que cede su espacio en la colección primavera-verano 2018 al volumen. Volúmenes que envuelven a la modelo y la redondean que “cobran vida en movimiento”, cuenta la diseñadora.

En este nuevo discurso creativo, Ruiz de la Prada rinde homenaje a Balenciaga sin renunciar al color intenso, a la energía y a la luminosidad en las prendas. Una colección que supone un regreso a sus orígenes, cuando en los 80 confeccionaba vestidos con estructuras imposibles, piezas abstractas, “esculturas andantes”, apuntó esta diseñadora que no se acomoda y busca siempre nuevos retos. Algodones, linos, organzas y gazares se ensamblan con tejidos experimentales y plásticos con el objetivo de confeccionar una moda sostenible que surge de antiguos textiles propios reciclados. Una colección “divertida, pero no loca”, que sobre la pasarela sigue siendo una inyección de vitalidad, de optimismo, donde la banda sonora dice mucho de su personalidad y del estado de ánimo de la creadora.

La firma Angel Schlesser subió a la pasarela prendas comerciales, ideadas para el día a día de la mujer, una colección sencilla sin grandes pretensiones en la que priman las superposiciones.

desfile matinalPor la mañana, Ulises Mérida, mostró un trabajo exquisito, bien construido, con oficio, mientras que Francis Montesinos se decantó por propuestas de aire caribeño, Andres Sarda por una lencería sensual, una segunda jornada que comenzó con un homenaje al diseñador David Delfín y a la modelo Bimba Bosé. Terminó la mañana con los diseños sostenibles de Ion Fiz y el sugerente baño de Dolores Cortés, quien contó con la top Isabeli Fontana. Muy ilusionada, la brasileña, que llevaba más doce años sin trabajar en España, contó que “adora” su trabajo, la moda, aunque echa de menos, sobre todo, a sus dos hijos.

Herramientas de Contenido