Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Aranburu se muestra optimista

El Gobierno se centra en los presupuestos y emplaza a Fomento a retomar el diálogo

Aranburu se muestra optimista y confía en un acuerdo con sus socios que garantice la estabilidad hasta 2019

Ayerdi pide al ministro que priorice el interés general de Navarra al partidista

Ibai Fernandez - Sábado, 16 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El vicepresidente y responsable de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, con el titular de Hacienda, Mikel Aranburu, en el Gobierno.

El vicepresidente y responsable de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, con el titular de Hacienda, Mikel Aranburu, en el Gobierno. (Iban Aguinaga)

Galería Noticia

  • El vicepresidente y responsable de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, con el titular de Hacienda, Mikel Aranburu, en el Gobierno.

Pamplona- Superado el inesperado anuncio del Ministerio de Fomento, el Gobierno de Navarra se centra ahora en sacar adelante los presupuestos del próximo año. Un proyecto fundamental para el Ejecutivo foral, que tras aprobar el techo de gasto esta semana (3.633 millones, 110 más que en 2017) reparte ahora su capacidad de inversión en base a las necesidades de cada departamento. Algo que por momentos llegó a estar en el aire por la negativa de los socios de gobierno a apoyar unas cuentas que incluyan partidas para el tren de alta velocidad.

Paradójicamente, la ruptura unilateral del Ministerio ha levantado la presión sobre el debate presupuestario, prioridad ahora para el Gobierno foral, cuya aprobación garantizaría la estabilidad política durante todo el próximo año y prácticamente hasta el final de la legislatura. Todo un logro para un Ejecutivo sustentado en el apoyo de cuatro fuerzas políticas diferentes y al que muchos no daban mucha viabilidad.

De esta forma, el debate presupuestario se podrá encarar ahora sin la presión que venía ejerciendo la construcción del TAV. El Gobierno ya había avanzado que el presupuesto no tendría partidas para el tren, entre otras cuestiones porque su paralización en 2013 había hecho que todos los trámites técnicos estuvieran sin realizar, por lo que difícilmente podrían retomarse las obras a principios de 2018, como pretendía UPN. Un retraso al que se ha agarrado finalmente Fomento para renunciar al convenio de colaboración institucional y priorizar el pacto presupuestario alcanzado en abril con la formación regionalista.

El Gobierno gana tiempoUn escenario que ayer llevó al consejero de Hacienda, Mikel Aranburu, a mostrar su optimismo respecto al trámite parlamentario, que todavía tardará al menos un mes en ponerse en marcha. “Yo creo que habrá presupuestos”, apuntó ayer Aranburu en el Parlamento, donde señaló que no le ha llegado “ninguna noticia en contra” por parte de los socios de cuatripartito, a lo que añadió que ya se encuentra manteniendo las correspondientes reuniones. “La idea es cumplir con la ley y el 31 de octubre, como muy tarde, traer el proyecto al Parlamento”, avanzó, consciente del “encaje de bolillos” que habrá que hacer entre los departamentos, primero, y con los socios de gobierno después. “Todo tiene que sumar lo que tiene que sumar”, asumió.

El Gobierno, mientras tanto, sigue sin renunciar a un acuerdo con el Ministerio de Fomento en torno a la alta velocidad. “No es normal que, en un convenio entre instituciones, se produzca una decisión como la que ha tomado el Ministerio”, apuntó ayer el vicepresidente y responsable de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, que volvió a cuestionar la decisión unilateral de Fomento, a quien emplazó a mantener la “conversación necesaria” sobre este proyecto.

El pasado jueves por la tarde Ayerdi remitió al ministro Íñigo de la Serna una comunicación “formal” en la que reclamaba la convocatoria de la comisión de seguimiento del convenio firmado en 2010. “Lo hemos pedido de forma que se haga lo antes posible, estamos esperando la respuesta, que no tengo ninguna duda de que se producirá”, confió ayer Ayerdi, que emplazó al Gobierno central a “pensar en términos de interés general de la ciudadanía”, y no solo en intereses políticos de parte que solo garantizan inversiones en Navarra para el próximo año.

Relaciones con Madrid

La renovación del Convenio, cerca

Desvinculado del TAV. El consejero de Hacienda, Mikel Aranburu, también se mostró “optimista” respecto a la renovación del Convenio Económico, pendiente desde 2014. “En este mes yo creo que se tiene que cerrar porque no es mucho lo que nos falta”, apuntó el consejero, que matizó que solo quedan “algunos flecos”. Respecto a la aportación establecida, precisó que se encuentra dentro de la horquilla planteada por el Ejecutivo foral hace un año. “Nuestros cálculos eran y son correctos. Cabe una discusión en determinadas partidas, pero en eso ha consistido la negociación, en qué porcentaje en cada partida para ir ajustando la cifra”, señaló. Aranburu, no obstante, sí desvinculó cualquier acuerdo con el Convenio de la negociación del TAV. “A mí no me consta que eso influya ni vaya a depender”, respondió para subrayar que él ha sido el responsable de la negociación y que “jamás, en ningún momento, se ha vinculado con el tren”. De hecho, el Gobierno apuesta por cerrar el tema de la aportación antes de negociar el TAV. - Efe/D.N.

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia