vecinos

Los gigantes de Buztintxuri ya bailan en su plaza

Los vecinos más altos del barrio, por decisión popular, inauguran una plaza con su nombre en el arranque de las fiestas

Mikel Bernués / Unai Beroiz - Sábado, 16 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

La Comparsa de Buztintxuri, con sus cuatro enormes figuras, posa satisfecha junto a la plaza que lleva el nombre de ‘los Gigantes’.

La Comparsa de Buztintxuri, con sus cuatro enormes figuras, posa satisfecha junto a la plaza que lleva el nombre de ‘los Gigantes’. (Unai Beroiz)

Galería Noticia

La Comparsa de Buztintxuri, con sus cuatro enormes figuras, posa satisfecha junto a la plaza que lleva el nombre de ‘los Gigantes’.

“El barrio nos ha regalado el honor de tener una plaza. Lo veo como un agradecimiento a la labor de la comparsa”

Pamplona- En Buztintxuri mandan los gigantes. Porque dominan el barrio desde las alturas y porque así lo han querido sus vecinos después del proceso participativo impulsado por la Comisión de Fiestas. Ayer, coincidiendo con el arranque festivo y justo antes del chupinazo, Marcos y Eneko Romeo (los dos pequeños que apostaron por la candidatura de los cuatro más grandes) descubrieron la placa con su nombre,plaza de los Gigantes, y como premio a su iniciativa prendieron también la mecha del cohete. “El centro de la fiesta es esta plaza, pero no tenía nombre y andábamos con problemas para pedir los permisos: en la plaza que cruza esta calle con la otra, donde están los columpios, donde el bar tal... siempre con dificultades para explicar dónde era. Entonces pensamos que sería muy bonito ponerle nombre, y que lo decidiera el barrio”, explica Oihane Guruceta, de la Comisión de Fiestas. Se habilitó una urna en el colegio, se publicitó el asunto y, más de cuarenta propuestas después, en el mes de mayo y coincidiendo con el Día del Barrio, se votó y ganaron los gigantes. “Con todos los críos que hay en el barrio, son los que más éxito tienen”, añade Oihane.

Cinco años de comparsaEl evento coincide con los cinco años de andadura de la Comparsa de Gigantes del barrio y con el estreno en abril de sus cuatro figuras: Ana, Felisa, Mikel y Antonio. “Son unas reinterpretaciones de los antiguos, que se nos habían quedado pequeños y viejos. Aprovechando este quinto aniversario, qué mejor forma de celebrarlo que estrenando gigantes en fiestas. Y además nos dedican una plaza...”, explica Imanol Urabayen, miembro de la comparsa.

“Estas son las sextas fiestas de Buztintxuri, aunque llevamos cinco años como comparsa, así que ya estábamos de celebración. Y el barrio nos ha querido regalar el honor de tener una plaza. Eso yo lo veo como una manera de agradecer toda la labor que ha tenido la comparsa durante este tiempo. Además de alegrar las calles también es una manera de crear vida en el barrio y hacer que la gente salga a la calle”, comenta Imanol. Los cuatro gigantes son el resultado de 8 meses de trabajo de varios miembros de esta comparsa, que han contado también con Fermín Teruel y Cristina Díez para la confección de sus trajes.

Cuatro gigantes nuevos y una plaza para ellos. Pero como explican en el programa de fiestas, la comparsa de Buztintxuri anuncia para este año más sorpresas: “Para cerrar la temporada realizaremos un recorrido por la historia de esta Comparsa durante estos cinco años mediante una exposición muy visual”.

De momento, lo que les toca es “disfrutar de este premio y de unas fiestas llenas de actos”, finaliza Imanol. Sus gigantes ya bailaron ayer en la plaza que lleva su nombre;el primero de muchos bailes.

"Doble satisfacción”El edil Aritz Romeo expresó ayer la “doble satisfacción” que suponía el acontecimiento para el Consistorio. “Esta inauguración popular la ha hecho el propio barrio a través de un proceso participativo. Y además es un ejemplo de cómo Buztintxuri se hace a sí mismo. Por otro lado, nuestros gigantes de Buztintxuri son el símbolo de todo el tejido asociativo, el movimiento cultural y vecinal que está naciendo en Buztintxuri, y que es el motor de este barrio” expresó Romeo, valorando especialmente el hecho de que las dinámicas participativas surjan desde el propio barrio: “Buztintxuri se diseñó para ser un barrio dormitorio y hoy en día tiene un tejido asociativo de gran riqueza y de gran acción”.