la gran crisis cumple una década (V)

Del trabajo para todos al empleo cualificado

La crisis destruyó casi 41.600 empleos en Navarra, y se han recuperado unos 26.000 afiliados. Los ocupados con educación superior han crecido un 16%y ha aumentado el peso del sector servicios, con nuevos nichos como la atención a la tercera edad.

Un reportaje de Sagrario Zabaleta Echarte Infografía Itxaso Mitxitorena - Domingo, 17 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Varias personas trabajan en los laboratorios del Instituto de Agrobiotecnología, en una imagen anterior.

Varias personas trabajan en los laboratorios del Instituto de Agrobiotecnología, en una imagen anterior. (Foto: Mikel Saiz)

Galería Noticia

Varias personas trabajan en los laboratorios del Instituto de Agrobiotecnología, en una imagen anterior.

cuando la construcción de viviendas en Navarra crecía a un ritmo de casi 11.000 al año en 2006, las empresas demandaban con ansiedad arquitectos, aparejadores... Incluso, los recién titulados, sin experiencia, sustituían su asiento en la universidad por otro en la constructora, con unos salarios amoldados al volumen de edificación del sector. Las remuneraciones que cobraban los operarios de la obra también se contagiaron de esta espiral y se convirtieron en un reclamo para muchos estudiantes que prefirieron trabajar de peón que continuar con su formación. Hasta 5.000 jóvenes de entre 16 y 24 años se llegaron a emplear en la construcción en la época dorada.

“Este y otros sectores demandaron mano de obra intensiva y escasamente cualificada. La creación de un gran número de puestos de trabajo supuso que algunos abandonasen los estudios para introducirse fácilmente en el mercado laboral;pero con la crisis, se quedaron en el paro sin apenas cualificación ni experiencia”, especifica el diagnóstico sobre el mercado laboral del Gobierno de Navarra para el Plan de Empleo.

La construcción sumó hasta casi 32.300 cotizantes entre asalariados y autónomos en agosto de 2007;pero la crisis vapuleó al sector y en esta década destruyó 17.400 puestos de trabajo. El personal cualificado montó su propio despacho o emigró. Durante estos años, arquitectos y aparejadores de Navarra han estado trabajando en Australia, Malasia, Indonesia o en Sudamérica, como Chile o Perú, porque la prosperidad económica de estos países ha ido acompañada de un incremento de la construcción. Sin embargo, parte de otros titulados se quedaron sin empleo como ocurrió con el personal no cualificado. “Como la inserción laboral resultó complicada, parece que los jóvenes han permanecido inactivos en una proporción mayor, para formarse algunos”, analiza este diagnóstico. Diez años después del estallido de la burbuja inmobiliaria, de los 5.000 jóvenes de entre 16 y 24 años que desempeñaban su actividad en la construcción no queda ninguno, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

Además de la construcción, el resto de sectores comenzó a despedir a mucha mano de obra intensiva, muy poco preparada. El viernes se cumplió el aniversario de la quiebra del gigante financiero Lehman Brothers en 2008. En la crisis, Navarra ha destruido casi 41.600 empleos, de los que un 41,9% se han registrado en la construcción, según los datos de afiliación de la Seguridad Social. Desde el inicio de la recuperación, se han incorporado unos 26.000 cotizantes, hasta los 271.595 afiliados en agosto de este año. El sector servicios ha liderado esta creación de empleo, en nichos como la educación (3.057 cotizantes más), actividades sanitarias (1.314 más), los servicios de atención a la tercera edad (casi mil más) o la hostelería (1.255 más);y también la industria, con las empresas agroalimentarias y farmacéuticas, como referencia.

EVOLUCIÓN

Mercado laboral

Del fijo a la globalidad

El mercado laboral de 2007, aparentemente, rebosaba de salud: casi 290.000 ocupados, de los que un 85% trabajaban a jornada completa, un 60,8% de tasa de actividad y un 5,2% de tasa de paro -la más baja del Estado-. La crisis comenzó a notarse ese año en Madrid, Barcelona o Valencia, principalmente, pero no en Navarra, debido a su mejor posicionamiento de la industria. Llegó dos años más tarde y afectó a un mercado laboral local, en el que estaba arraigada la concepción de que un puesto fijo aseguraba el futuro laboral de cualquier persona. El 57,6% de los ocupados era analfabeto o tenía estudios primarios o secundarios, y había 24.200 jóvenes de entre 16 y 24 años empleados, el 8,3% del total. Los currículos se presentaban en papel sin utilizar otros formatos;un asalariado indefinido no concebía la posibilidad del autoempleo o de emigrar a otro país;y las tecnologías se consideraban un complemento que enriquecía los negocios tradicionales, sin ser conscientes de la revolución que iba a suponer su llegada para todos los sectores económicos.

Una década después, el perfil de ocupados ha dado un vuelco, al representar los trabajadores con educación superior casi el 51% del total, nueve puntos más que en 2007;se ha fomentado el autoempleo, principalmente en actividades profesionales del sector servicios como abogados, arquitectos, médicos o profesores;la migración a otros países se contempla como una opción más;las tecnologías han irrumpido a gran velocidad con sectores emergentes y con la reconversión de los tradicionales para adaptarse a la nueva realidad;y los jóvenes se incorporan más tarde al mercado laboral, actualmente 14.500 de entre 16 y 24 años trabajan, solo el 5% del total (tres puntos menos que hace diez años).

Una vez que los jóvenes concluyen la etapa universitaria o de FP prolongan su formación;algunos porque no pueden emplearse y otros, porque aunque tengan la oportunidad de trabajar, deciden enriquecer su expediente académico. “Creo que la mayoría continúa formándose porque no encuentra un empleo”, indica Josean Ascarza, socio director de Oniria Consulting.

cambios

Ofertas de empleo

Más exigentes

Sin embargo, el aspirante, a veces, debe suprimir del currículum parte de sus habilidades para ser seleccionado;ya que en estos casos, se teme que una persona sobrecualificada pueda renunciar al puesto en cuanto encuentre una oferta más atractiva. A pesar de ello, las empresas son ahora más exigentes, porque el mercado se ha globalizado y hay más demanda que oferta. Además, han disminuido las remuneraciones por las rebajas salariales y congelaciones aplicadas en la crisis, favorecidas por la aprobación de la reforma laboral de 2012, y porque parte de los aspirantes han aceptado cobrar menos por actividades que deben estar mejor pagadas.

En este escenario, las personas sin apenas formación tienen muchas dificultades para emplearse. El Observatorio de la Realidad Social del departamento de Derechos Sociales explica en su informe de tendencias de junio, dedicado al Análisis de las personas paradas con mayor intensidad del desempleo, que entre 2014 y 2016, años en los que se ha comenzado a notar la recuperación, 7.237 personas no han podido encontrar un trabajo en ese periodo. Son personas desempleadas de larga duración, penalizadas por la edad, el género y la escasa formación.

Según el estudio, el 43% se corresponde a mujeres con más de 50 años, y el 21,2%, a hombres de esa franja de edad. Además del total de 7.237, el nivel de estudios de ocho de cada diez no supera la primera etapa de educación secundaria. Las políticas formativas y de ayuda como la Renta de Inclusión Social (RIS), impulsadas desde el Ejecutivo navarro, intentan paliar la complicada situación de este colectivo.

Actualmente, Navarra suma más población activa, 312.000 personas -6.000 más que en 2007-;y más inactivas, 212.000 -3.000 más-, según la EPA del segundo trimestre de 2017. Sin embargo, todavía no se ha alcanzado el número de ocupados de hace una década, al registrar 279.700, un 3,5% menos, con una tasa de actividad del 59,6%. El diagnóstico del Plan de Empleo incide en que “un objetivo estratégico europeo es situar las tasas de actividad por encima del 60%, ya que resulta necesario para equilibrar los sistemas sociales contributivos”.

Las previsiones para 2020 desvelan “una creciente demanda de trabajadores cualificados y una reducción de las necesidades de empleados poco cualificados. Por esta razón, hay que facilitar a la población activa una cualificación que les permita el acceso a empleos de calidad, con un refuerzo de la Formación Profesional, tanto de nivel medio como superior”, explica Desarrollo Económico en el Análisis de la situación de la industria navarra,extensible al resto de sectores. El Gobierno ha priorizado seis dentro de su Estrategia de Especialización Inteligente (S3), presentado en noviembre de 2016, para impulsar un nuevo modelo económico: automoción-mecatrónica;cadena alimentaria, salud, energías renovables, turismo e industria creativa y digital. El informe pronostica que la demanda actual y la futura se localizará “más en niveles medios que en superiores, por lo que será necesario abordar una transformación educativa, en la que la FP cumplirá un papel importante”.

profesiones

Qué solicitan las empresas

Presente, retorno y futuro

Las empresas están moviendo el mercado y están solicitando, en muchos casos, ingenieros, informáticos desarrolladores, matemáticos y comerciales. Las nuevas posibilidades de empleo están favoreciendo el regreso de profesionales que en la crisis tuvieron que marcharse a trabajar a otro país. Arquitectos y aparejadores escogieron Sudamérica -por la coincidencia del idioma, principalmente-, Australia o el sudeste asiático;y los ingenieros se decantaron sobre todo por Europa. “Desde la consultora hemos lanzado una iniciativa que se llama Navarros por el mundo,a través de la cual facilitamos el regreso de profesionales que durante estos años tuvieron que marcharse. Ya hemos conseguido que algunos de ellos vuelvan”, cuenta Ascarza.

Según el informe Encouraging STEM Studies,presentado al Parlamento Europeo, “pese a las altas tasas de desempleo que registran muchos países de la UE, faltan profesionales preparados en ciencia, tecnología, ingenierías y matemáticas, donde se espera que se creen 272.000 puestos de trabajo en este campo en España hasta 2025”, destaca el informe del Ejecutivo foral.

Las profesiones vinculadas a la tecnología ofrecen una gran proyección, como así lo confirma el portal Infojobs,que destaca que entre los puestos emergentes aparecen el desarrollador de páginas web;el programador de appspara móviles;el desarrollador de soluciones de big data;el especialista en ciberseguridad o en software;el de computación en nube;o robótica.

“Si en 2006 unos padres me hubieran preguntado qué recomendaba estudiar a su hijo, les habría dicho aparejador o arquitecto;y habría descartado las ciencias exactas porque su única salida era la docencia. En 2010, el arquitecto o aparejador hubiera acabado la carrera con un futuro incierto;y el matemático hubiera tenido más oportunidades. Ahora mismo, se lo rifan. El mercado laboral cambia muy rápido y resulta complicado pensar en un horizonte a varios años porque no se sabe qué va a ocurrir mañana”, describe Ascarza. Y es en este mercado global, veloz e innovador en el que estamos inmersos.

las cifras

+13.800

ocupados mayores de 55 años. Entre 2007 y 2017, los ocupados de 55 y más años han pasado de los 36.300 a los 50.100, según la EPA.


-14.200

En el grupo de personas ocupadas que se enmarcan entre los 25 y 54 años se han destruido 14.200 empleos en estos diez años: al pasar de los 229.400 a los 215.200.


11.900

de 20 a 24 años. En diez años, los ocupados entre 20 y 24 años han pasado de 19.100 a 11.900;y los que se encuentran entre los 16 y 19 años, de los 5.100 a los 2.600, según la EPA.

evolución asalariados

Profesión/Año 2007/ Año 2017/ Diferencia

1. Construcción 22.638/ 8.234/ -14.449

2. Sanidad 20.935/ 20.825/ -110

3. Comercio al por menor 15.940/ 15.552/ -388

4. Fabr. vehículos de motor 12.651/ 11.632/ -1.019

5. Educación 12.648/ 15.705/ +3.057

6. Agroindustria 11.464/ 12.599/ +1.135

7. Hostelería 11.323/ 12.578/ +1.255

8. Fabr. productos metálicos 8.025/ 5.696/ -2.329

9. Comercio al por mayor 7.772/ 7.259/ -513

10. Transporte 6.257/ 4.968/ -1.289

11. Metalurgia 4.146/ 3.664/ -482

12. Actividades creativas 4.058/ 3.433/ -625

13. Fabr. minerales no metálicos 3.475/ 1.609/ -1.866

14. Servicios financieros 3.465/ 3.324/ -141

15. Caucho y plástico 2.974/ 3.499/ +525

16. Industria del papel 2.116/ 2.169/ +53

17. Artes gráficas 2.019/ 783/ -1.236

18. Industria química 1.988/ 2.364/ +376

19. Fabricación de muebles 1.741/ 784/ -957

20. Industria de la madera 1.680/ 844/ -836

21. Agricultura 1.318/ 1.151/ -167

Fuente: Seguridad Social


8.000

desarrolladores web

La plataforma ‘on line’ de Infojobs ha recopilado unas 8.000 ofertas de empleo para ejercer como desarrolladores de páginas web este año en España.


6.237

desarrolladores de ‘apps’

La misma plataforma ha registrado 6.237 puestos de trabajo para profesionales capaces de impulsar appspara los teléfonos móviles.


4.292

para ‘big data’

Infojobs ha contabilizado 4.292 vacantes para especializados en big data(manejo de los datos). También han incrementado las ofertas para ejercer de especialistas en software y computación en nube.

empleos innovadores

1.270

ciberseguridad

Los últimos ciberataques producidos este año a grandes empresas e instituciones de todo el mundo han puesto en valor a los profesionales que se dedican a la seguridad informática. La plataforma Infojobs ha contabilizado 1.270 vacantes que buscan este perfil. Estas personas se dedican a proteger las infraestructuras informáticas de las empresas e instituciones, esencial para evitar que un ataque de este tipo provoque pérdidas millonarias, que en algunos casos pueden provocar el cierre de un negocio.


1.000

diseño de experiencia de usuario (UX)

Infojobs también ha detectado mil ofertas de empleo en España para las personas especializadas en diseño de experiencia de usuario, llamado UX por sus siglas en inglés (user experiencie). Esta profesión consiste en recopilar los factores y elementos relacionados con la interacción de una persona con un entorno o dispositivo concreto, que origina una percepción, ya sea negativa o positiva, del producto o servicios utilizados.