Padilla se envuelve en una bandera franquista en un ruedo de Jaén y levanta una oleada de críticas e indignación

La polémica actuación del diestro de Jerez pone en peligro su contratación para los próximos Sanfermines

D.N. - Domingo, 17 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Padilla, envuelto en la bandera con el aguilucho franquista en la plaza de toros de Villacarrillo (Jaén).

Padilla, envuelto en la bandera con el aguilucho franquista en la plaza de toros de Villacarrillo (Jaén).

Galería Noticia

Padilla, envuelto en la bandera con el aguilucho franquista en la plaza de toros de Villacarrillo (Jaén).

Pamplona- Las redes sociales se incendiaron ayer contra el torero Juan José Padilla por una acción que no es habitual en los ruedos. El diestro participó con mucha polémica en la localidad jienense de Villacarrilo por su decisión de aparecer con una bandera franquista.

“La bandera no era mía. Me la lanzaron desde el público como ocurre en muchas plazas”, explicó Padilla a El Mundo. “En el momento en el que la cojo, yo no me di cuenta de que tenía el escudo del águila”, continúa. ¿Se sintió incómodo después, cuando vio qué bandera era la que había llevado a la espalda? “Para nada. ¿Por qué iba a sentirme incómodo? Ese símbolo es una cosa del pasado y yo vivo en el presente. El problema que tenemos los españoles no es si la bandera tiene el águila o no”.

“Siento si a alguien le ha ofendido verme con esa bandera pero en este momento tan penoso, lo que importa es defender los colores de España”, continuó el diestro. “Ése es el mayor orgullo que puede tener un patriota”. Padilla recalco también que este verano pide a los músicos que tocan en sus corridas que interpreten el himno espñol.

Pero la polémica ya estaba sembrada y creció como la pólvora por la redes sociales. Su imagen cubierto por el águila franquista convirtieron a Padilla en trending topic. En ellas fue fuertemente criticado por la exhibición del símbolo preconstitucional. A pesar de su gran faena en el ruedo cortando dos orejas y un rabo, Padilla se convirtió en el protagonista de la jornada por su paseo con la bandera, y que llegó también a convertirse en un debate político en la red.

Gabriel Rufián, diputado por ERC en el Congreso de los Diputados, fue uno de los políticos en manifestar su opinión a través de su cuenta de Twitter: “Estas no se imprimen”, ironizó en relación a la prohibición de imprimir papeletas para el referéndum independentista del 1-O.

La secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, se unió a las críticas contra Padilla a través de un mensaje de Twitter: “Vergüenza de que esto siga pasando y no pase absolutamente nada”, escribió la política. Además de estos políticos, otros usuarios expresaron también su opinión en la red, la mayoría para criticar el gesto del torero.

Tras el revuelo, el matador hizo público un comunicado en el que reiteró que “con la emoción de triunfar”, no se dio cuenta de si la bandera “era la constitucional o no”. “No vi ni miré a mi espalda, esa es la gran verdad, y pido que se me crea. Soy torero y español pero nunca he querido voluntariamente ofender a nadie”, aseguró.

“Aunque yo no provoqué nada ni vi el escudo, quiero decir que me siento muy español pero que jamás quiero ofender a nadie. Orgulloso de ser torero y ser español pero nostálgico de nada y provocador menos”, escribió Padilla, que aseguró que su bandera es “la de España, la de todos”.

Expertos taurinos consultados por este periódico señalaron que este incidente - además de la floja actuación del diestro en la corrida de los Sanfermines de este año, donde fue pitado con insistencia- podría poner en peligro la contratación del diestro de Jerez de la Frontera para la Feria del Toro de 2018.