Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Osasunistas con memoria

HOMENAJE | Emotiva inauguración de la calle Eladio Cilveti, uno de los fundadores del club

Javier Saldise / Mikel Saiz - Domingo, 17 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Un momento del aurresku, con el dantzari en primer plano y los txistularis de Oberena al fondo. Sobre ellos, la placa de la nueva calle en una de las paredes de El Sadar.

Un momento del aurresku, con el dantzari en primer plano y los txistularis de Oberena al fondo. Sobre ellos, la placa de la nueva calle en una de las paredes de El Sadar. (Mikel Saiz)

Galería Noticia

  • Un momento del aurresku, con el dantzari en primer plano y los txistularis de Oberena al fondo. Sobre ellos, la placa de la nueva calle en una de las paredes de El Sadar.
  • Joxe Abaurrea, Eider Irazabal, L. Sabalza, Javier Cilveti, MªJosé Gómez, Mikel Azkona, Ainhoa Cilveti, Sergio Zugarramurdi y Joseba Asiron.

Pamplona- A Eladio Cilveti le robaron muchas mañanas como la de ayer. Uno de esos días tibios del final del verano pamplonés, esa estación que en mañanas como la de ayer se resiste a marcharse entre un sol remolón y el fresco a la sombra. Eladio Cilveti, cofundador de Osasuna, fusilado en 1937 por su militancia política -republicano, militante de Acción Nacionalista Vasca-, tiene su placa colocada en uno de los muros de El Sadar y así, acudir al estadio también tendrá su parte de revisión, de recuperación de la memoria histórica que algunos abominan.

Sadar Bizirik, la plataforma de socios y aficionados de Osasuna que quieren un club vivo, se empeñó en recuperar la figura de uno de los fundadores y, de este modo, restablecer la historia, hacer algo de justicia, sacar al club de la rutina de partidos en el campo y protocolos en el palco.

Un acto más o menos íntimo, con presencia del alcalde de Pamplona, Joseba Asiron;miembros de la directiva de Osasuna con Luis Sabalza a la cabeza;familiares del homenajeado, aficionados rojillos e integrantes de Sadar Bizirik, fue suficiente para una entrañable ceremonia del recuerdo. Tras la introducción de Aritz Aguirre, periodista de Euskadi Irratia y socio de Osasuna, fueron Mikel Azkona y Eider Irazabal, del grupo de socios promotor de la iniciativa, los primeros que expresaron las sensaciones del acto. “Hoy es un día para pedir perdón. Y os pedimos perdón a todos y a todas”, dijeron. “Perdón porque han pasado demasiados años sin que quienes pusieron en marcha algo que hoy por hoy es una de las cosas que nos unen a los navarros hayan recibido el reconocimiento que merecen”.

“Hoy damos el primer paso en el proceso de recuperación de la memoria histórica de nuestro club, el Club Atlético Osasuna. Hoy, en este estadio de El Sadar, que es la casa de todos los osasunistas, nos reunimos para reparar la memoria de Eladio Cilveti y recordar, además, a todos los que un día decidieron que el fútbol podía ser un punto de encuentro entre diferentes”.

El alcalde de Pamplona destacó la figura del cofundador del club y, por las desgraciadas circunstancias que truncaron su vida pronto, situó a Cilveti como uno de los hombres a los que se debe recordar. “Hace un mes que llegó una petición de Osasuna por una iniciativa de Sadar Bizirik para poner el nombre a una calle del fundador del mejor club del mundo. Cilveti fue tesorero y también fue quien dio nombre al club. Desde el Ayuntamiento colaboramos con esta iniciativa, sacarle del olvido y qué mejor que en este día del osasunista. Debemos seguir su estela para hacer de Osasuna motivo de orgullo y de Navarra”.

Asiron destacó que a “Eladio Cilveti le fusilaron con 39 años, llevándose así a una persona que seguro tenía muchas cosas que aportar a Osasuna y a la ciudad”. “Eladio era de ANV, republicano, de izquierdas y nacionalista”, continuó. “Sirva este homenaje para recordar a todas las personas que murieron en aquellas circunstancias”.

Eladio Cilveti tuvo en el acto a sus sobrinos Javier Cilveti Azkarate y María José Gómez Muñoz, y los sobrinos nietos Ainhoa Cilveti y Sergio Zugarramurdi, residentes en Irun y Donosti. “Ha sido muy emocionante”, afirmaban tras el aurresku y entre muestras de cariño de los asistentes. En el acto no hubo intervenciones por parte de respresentantes del club.

Herramientas de Contenido