Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

vecinos

Sarri tiene quien le mueva

Un colectivo vecinal impulsa desde hace 10 años iniciativas populares, como el Sarriguren Eguna que se celebró ayer
Plantean alternativas de ocio ante una población infantil y juvenil que no para de crecer

Kepa García / Iñaki Porto - Domingo, 17 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Vecinos de Sarriguren vinculados a la asociación Sarri Kultur Elkartea, durante los actos festivos celebrados ayer.

Vecinos de Sarriguren vinculados a la asociación Sarri Kultur Elkartea, durante los actos festivos celebrados ayer. (Iñaki Porto)

Galería Noticia

  • Vecinos de Sarriguren vinculados a la asociación Sarri Kultur Elkartea, durante los actos festivos celebrados ayer.

Pamplona- Empezaron a funcionar cuando Sarriguren no era más que un parque, una larga avenida, montones de edificios y unos cuantos vecinos diseminados por aquí y por allí. Hace diez años no había vida vecinal ni casi gente por la calle, por no hablar de los servicios públicos, inexistentes por completo, ni comercios donde adquirir los productos de primera necesidad. Lupe Gutiérrez y Mikel Redín han conocido de cerca la evolución que ha experimentado Sarriguren y el Valle de Egüés, convertido en poco más de una década en el cuarto núcleo poblacional de Navarra y en imparable ascenso hacia el tercer puesto que ocupa Barañáin.

Los dos vecinos forman parte de la asociación Sarri Kultur Elkartea, encargada desde hace siete años de la organización del Sarriguren Eguna que se celebró ayer, y responsable de buena parte de las iniciativas populares que se han llevado a cabo en los últimos años.

Lupe y Mikel recuerdan que comenzaron a juntarse para plantear iniciativas culturas, deportivas y de ocio con el objetivo de lograr que Sarriguren comenzara a tener vida propia. “Lo primero que organizamos fue el Olentzero. Comenzaba en Badostáin, donde el carbonero no había estado nunca antes, y terminaba en Sarriguren. Desde entonces hemos estado siempre buscando nuevas iniciativas”, comentó Lupe.

La asociación también ha estado detrás de la organización de las fiestas patronales, que han ido ganando en programación y en seguimiento vecinal;y de actos tan populares como las hogueras de San Juan, cada año con más arraigo y participación. “Al principio nos encargábamos de todo, pero con los años el acto ha pasado a estar en manos de la gente. No hace falta que estemos, así que nos retiramos para poner en marcha otros proyectos”, explicaba Mikel.

El camino no ha sido sencillo. Al principio no tuvieron ayudas ni respaldo, pero reconocen que con la llegada del nuevo equipo del gobierno municipal y su forma diferente de entender las relaciones entre las instituciones y los ciudadanos las cosas han mejorado mucho. Ahora son tenidos en cuenta, disponen de una pequeña ayuda pública -aunque se quejan de que no les llega para todo- y de un local para reuniones. “No resulta muy práctico tener que tramitar una solicitud cada vez que nos tenemos que reunir, pero al menos tenemos algo”, aseguraba Lupe.

Son conscientes de que hay otras muchas necesidades en Sarriguren y de que es necesario abordarlas. Una de las prioridades a corto y medio plazo de la asociación Sarri Kultur Elkartea es plantear ideas y propuestas vecinales de cara a una población infantil y juvenil, que no para de crecer. “Tenemos que ser capaces de ofrecer algo a los jóvenes para su tiempo libre. Dentro de no mucho tiempo Sarriguren estará lleno de cuadrillas de chavales y será necesario darles una respuesta adecuada para ellos”, comentó Mikel, mientras se acercaba ruidoso el zanpanzar hasta la carpa habilitada para los actos del Sarriguren Eguna.

Uno de los participantes en la kalejira popular fue el concejal delegado Joseba Orduña (Geroa Bai), que también consideró prioritario buscar alternativas para la juventud de Sarriguren. Al respecto confirmó que el Ayuntamiento tiene muy adelantado un proyecto, cuyas líneas generales serán dadas a conocer en un plazo corto de tiempo.

La llegada de la comparsa de gigantes acompañada de una tropa de chavales sirvió para recordar que los actos festivos seguían adelante, pese a las nubes grises y alguna gota amenazadora.

El programa que prepararon con motivo de la séptima edición del Sarriguren Eguna contó con actividades para todos los públicos. Se celebró un cross infantil para niños nacidos entre 2006 y 2011, un pasacalles y una comida popular en la carpa de la calle Elizmendi, donde también se habilitaron varios puestos de artesanía, productos locales y talleres infantiles.

Lupe, Mikel, Aurkene, Maider, Josu y otros vecinos comenzarán en breve a organizar la logística necesaria para la llegada del Olentzero en Navidad. Ya llegará. Ayer lo que tocaba era pasar un buen rato. Se lo habían ganado.

Herramientas de Contenido