Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“¡A gusto, Tutera!”

Alrededor de 1.000 personas disfrutaron durante 3 horas del concierto de El drogas

Un reportaje de Fermín Pérez-Nievas - Domingo, 17 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El Drogas a la entrada al concierto del viernes en Tudela interpretando al piano.

El Drogas a la entrada al concierto del viernes en Tudela interpretando al piano.

Galería Noticia

  • El Drogas a la entrada al concierto del viernes en Tudela interpretando al piano.
  • Enrique Villareal, ‘El Drogas’.

“Estoy disfrutando como un puñetero crío”, decía El Drogas en una entrevista a este periódico hace un año, y cuando algo se hace “a gusto”, con calidad, personalidad, oficio, y se cree en ello, los resultados llegan. Ante un público entregado y sumergido de lleno en el mundo de El Drogas, Tudela vibró, saltó, cantó, bailó, protestó y denunció con el cantante de la Chantrea durante una cita de más de tres horas y media en la que la conexión música-letras-público fue una constante. Jóvenes de 15, de 30 y de hasta 60 años corearon los estribillos de Barricada, Txarrena y El Drogas en la carpa que se instaló junto al Ebro en el marco de las Fiestas de la Juventud (patrocinado por DIARIO DE NOTICIAS) y para el que se dieron cita alrededor de 1.000 personas y que se antoja volverá a acoger muchos más conciertos por lo céntrico, cómodo y las excelentes características que reúne.

“¡A gusto, Tutera!”, no dejaba de repetir Enrique Villareal después de cada una de la treintena de canciones que interpretó y para las que parecía tener una energía de la que solo están dotados aquellos que han nacido para transmitir y liderar. A sus 58 años, la segunda juventud de El Drogas está recuperando público, creando nuevo y poniendo en tela de juicio a mucho artista de FM que resbala, patina y desafina cuando se enfrentan al público.

El Drogas esperó a sus invitados como un buen anfitrión, sentado junto a un piano a la entrada del concierto, rodeado de luces indirectas como quien recibe a un grupo de amigos en su casa. Y es que así son las citas de Villareal, te mete en su mundo de chaleco, chistera y bandera pirata y consigue que te enroles con él en la lucha por cualquiera de sus causas: memoria histórica (al mediodía dio un concierto en Valcaldera -Cadreita- donde fusilaron a 53 personas en 1936), alzhéimer, violencia de género, lucha antidesahucios, denuncia social de la política actual... El Drogas recibió con chistera y chaleco de raso a sus invitados en un miniconcierto de unos 20 minutos donde, sentado como un pianista del Far West, entonó canciones de Barricada o incluso el “Flaca, no me claves, tus puñales, en la espalda” de Calamaro. De ahí, del hall de entrada, el txantreano guió a los presentes hasta su cuarto de estar, el escenario, el lugar donde realmente se desenvuelve como pez en el agua. Ganando en el lenguaje gestual y en la comunicación con sus músicos (Brigi, Txus y El Flaco) y con el público conforme avanzan los años, El Drogas inició un largo concierto con La silla eléctrica y Barrio conflictivo y a partir de ahí el público se volcó. En el inicio recordó cómo con Barrio conflictivo “vinimos a tocarla aquí en Tutera en un bolo en los 70 y después vino lo del rock radical vasco y todo aquello... así que a gusto, Tutera... a gusto”, no dejó de repetir.

Saltando, con máscara, con chaqueta, sin sombrero pero siempre con su tradicional pañuelo en la cabeza no dudó en bajar a cantar entre el público tanto con Balas blancas como en la canción de despedida con el tambor sobre los hombros y serpenteando gente mientras los móviles echaban humo tratando de grabar y perpetuar la instantánea. Entre medias 200 minutos de Qué mal Rato, Están para violarlas, Peineta y mantilla, Demasiado tonto en la corteza, Ya no anochece igual o Debajo de aquel árbol pero también de Frío o de Hombre blanco... Una fiesta de la que disfrutaron mil afortunados.

Herramientas de Contenido