Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Barkos recuerda al ministro que Navarra lleva 25 años esperando una salida a Europa por tren

Califica de “desfachatez” que De la Serna justifique la ruptura “unilateral” del convenio en retraso de tres días

Apunta que romper la negociación era la única forma de cumplir el pacto con UPN

Ibai Fernandez / Oskar Montero - Lunes, 18 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

La presidenta del Gobierno, Uxue Barkos, interviene durante el acto de Geroa Bai celebrado ayer en Huarte bajo el lema ‘La Navarra de todos/as. Guztion Nafarroa’.

La presidenta del Gobierno, Uxue Barkos, interviene durante el acto de Geroa Bai celebrado ayer en Huarte bajo el lema ‘La Navarra de todos/as. Guztion Nafarroa’. (Oskar Montero)

Galería Noticia

Huarte - Uxue Barkos recriminó ayer al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, la “ruptura unilateral” de las conversaciones en torno a la construcción del corredor ferroviario. Una decisión que la presidenta del Gobierno criticó duramente y de la que también responsabilizó a UPN, a quien acusó de “trabajar mirando a la manera de recuperar el poder y a nada más”.

“El ministro de Fomento alegre e irresponsablemente se permite el lujo de romper de forma unilateral un convenio por un supuesto retraso de tres días ante una infraestructura que a los navarros se nos ha negado durante 25 años. Es una desfachatez”, censuró Barkos, que avanzó que su Gobierno seguirá defendiendo de manera “firme y sin vacilación” su apuesta por un corredor ferroviario que garantice la salida a Europa por alta velocidad, y no el “juguete roto” de 14 kilómetros “que quiere UPN”.

Barkos argumentó que “la única presión” que ha habido en este tema ha sido la firma del acuerdo presupuestario entre UPN y PP, en el que el Gobierno central se comprometía a licitar dos tramos del TAV este año. Algo que no podía cumplir “porque es facultad de Navarra”. “Ese día el Gobierno central se obligó a tener que romper el convenio con Navarra porque era cumplir con UPN. Y cuando han sabido que estábamos con la propuesta a punto de mandar han forzado las cosas parar romper”, explicó la presidenta, que lamentó que “en vez de un acuerdo beneficioso para Navarra” tengamos un acuerdo “que solo es beneficioso para UPN”.

UNa excusa Barkos centró buena parte de su intervención en hablar de “futuro”. Una visión que hizo extensible a la alta velocidad para contraponer el proyecto que defiende su Ejecutivo con el “juguete” que plantea UPN. “Quieren un juguete. Un tren de Castejón a Campanas sin continuidad. Ya lo tienen, pero a Navarra le han hurtado un convenio”, señaló la presidente, que atribuyó así a UPN en fracaso de las conversaciones con Fomento.

Desde el atril y sin el corsé institucional que ofrece un acto de partido como el de ayer, Barkos desató toda su furia dialéctica contra el ministro de Fomento y, por extensión, contra UPN, a quienes responsabilizó de que Navarra se vaya a quedar sin un convenio que le permita influir en el diseño y construcción de la alta velocidad en Navarra. “¿Tres días señores del PP? ¿Tres días? ¡Que llevamos 25 años esperando una salida a Europa! ¿Cómo pueden tener esa desfachatez? No es serio”, recriminó la presidenta.

Fue el momento más álgido de un discurso de 40 minutos ante un centenar de cargos y simpatizantes de Geroa Bai, y en el que Barkos abogó por mirar a Europa como referente para el futuro de Navarra. “Se está construyendo una nueva Europa y Navarra tiene que estar ahí”, defendió la presidenta, que tuvo un guiño hacia el vicepresidente Manu Ayerdi poniendo en valor su trabajo para lograr la nueva conexión aérea con Frankfurt. “La conexión con Europa también puede ser aérea”, subrayo.

Pero el tren lo eclipsaba todo ayer. Protagonista de la última semana y también de la jornada de hoy, en la que representantes del Gobierno de Navarra y del Ministerio de Fomento se reunirán en Madrid para tratar un desacuerdo que parece tener difícil marcha atrás. “Es un sainete”, censuró Barkos, que consideró que la negativa del ministro a firmar un convenio con Navarra tiene raíces políticas y que estaba tomada de antemano.

La presidenta consideró “acreditada” la voluntad negociadora de su Gobierno en el “trabajo y las propuestas realizadas”. Aspectos como la apuesta porque el convenio fuera más allá del tramo Castejón-Campanas incidiendo en la conexión con Zaragoza y la Y vasca, o que la financiación se hiciera descontando los gastos de la aportación en el mismo año. “Cuando hemos avanzado propuestas que vienen validar el interés de Navarra por el corredor cantábrico-mediterráneo, y no por un juguete. Cuando hemos puesto encima de la mesa una estación para Tudela, una solución para el bucle de Pamplona y para el transporte de viajeros y mercancías en estándares europeos. Cuando hacemos la propuesta, el Estado nos dice que no. Que no se puede llegar a un acuerdo porque han faltado tres días”, resumió.

Barkos quiso poner así en valor la actuación de su Gobierno que, según dijo, “ha trabajado por primera vez con rigor y seriedad” en este tema, “con números y con una visión técnica” con el objetivo de lograr “un modelo de transporte que nos permita superar lo actual”. Un mensaje que hizo extensible a quienes desde una visión medioambiental se oponen al proyecto. “Necesitamos una vía ferroviaria que nos permita sacar las mercancías de la carretera y llevarlas al tren. Porque hoy solo lo hacen el 0,7% y eso es un verdadero problema”, defendió.

CAtalunya

Al borde de un estado fallido

Por culpa del PP. Uxue Barkos instó ayer al Gobierno del PP a sumir su responsabilidad con Cataluña para evitar que se llegue a “un punto sin salida” en la negociación, porque sino se estará poniendo “al Estado al borde de ser un Estado fallido” y eso tiene “un coste” para la ciudadanía. La presidenta navarra sostuvo que el Gobierno español debería centrar sus esfuerzos en la nueva configuración de Europa y “no empeñarse en enfrentamientos absolutamente vacíos y en cortar y coartar derechos tan básicos y tan legítimos en democracia como es escuchar la voz de la sociedad, escuchar la voz de un pueblo”. Barkos recordó que “todo comenzó” porque el PP llevó al Constitucional el Estatut, “coartando lo que las leyes permitían, coartando lo que la legislación amparaba y haciendo un uso partidario, clarísimamente partidario de las instituciones judiciales”. Por lo que a quienes dicen ahora que “los catalanes quieren saltarse la ley”, les replicó que ha sido un uso “interesado y calculado” del ordenamiento jurídico el que les ha llevado hasta este punto. - D.N.

Herramientas de Contenido