Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
en buen estado de salud

La mujer que rescató a un recién nacido en Ourense: "Tirar a un bebé en un contenedor es inhumano"

La Policía revisa las cámaras de los negocios cercanos para esclarecer quién lo abandonó

EFE/EP - Lunes, 18 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 17:29h

Contenedor en el que se ha localizado un recién nacido con vida, envuelto en una manta,

Contenedor en el que se ha localizado un recién nacido con vida, envuelto en una manta (EFE)

Galería Noticia

Contenedor en el que se ha localizado un recién nacido con vida, envuelto en una manta,

OURENSE. "Tirar a un bebé en un contenedor, tapado con mantas para que nadie lo encuentre es inhumano. No me parece de persona, de madre ni de nada", ha asegurado este lunes Sarai Iglesias, la mujer que el pasado domingo rescató a un bebé del interior de un contenedor de basura en Ourense.

La joven paseaba a las 16.00 horas por la calle río Bibei junto a su pareja cuando se encontró a un hombre que habitualmente busca latas entre la basura y que les pidió que llamasen a la Policía porque se había encontrado a un bebé dentro de uno de los contenedores.

Tras la sorpresa e incredulidad inicial, ambos comprobaron que en el fondo de uno de los tres contenedores de la calle se encontraba el pequeño, boca abajo y medio envuelto en una manta blanca con rayas azules.

Para Sarai, este hombre ha sido el verdadero héroe de la jornada porque "si no hubiera sido por él nadie lo habría encontrado (al bebé) porque no lloraba".

"Si no lo ve ese hombre no quiero ni pensar qué habría pasado", afirma Justa Rodríguez, una mujer que trabaja en un bar de la zona y que ayudó a Sarai Iglesias a entrar en el contenedor y recoger el niño.

"Lo único que hice fue taparlo y presionarle el cordón umbilical para que no perdiera sangre, porque tenía un brazo morado", ha señalado Justa Rodríguez, que coincide con Sarai Iglesias en señalar la "rapidez" con la que llegaron al lugar tanto la Policía como una ambulancia del Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO).

AYUDA VECINAL

Durante la espera, los vecinos de los edificios cercanos comenzaron a bajar con mantas y ofreciendo su ayuda. "Hicimos lo que hubiera hecho cualquier otra persona que pasara por la calle", ha explicado Sarai Iglesias.

Su rescatadora afirma que el bebé "tuvo toda la suerte del mundo" porque en la zona había una matrona, una enfermera jubilada y un joven que trabaja en Urgencias en los Bomberos. Todos ellos ofrecieron su ayuda e indicaron cómo tratar al pequeño para evitar que perdiera calor o sufriera lesiones.

Un día después de los hechos ambas mujeres han explicado que se sienten "impotentes", con "rabia" y que "no entienden" qué pudo llevar a una madre a dejar a su hijo en un contenedor.

"Hay 20.000 cosas que se pueden hacer" si no quería quedarse con el niño como "entregarlo en la residencia o dejarlo en un sitio tapado para lo que viera alguien", ha concluido Sarai a la que "no le importaría" quedarse con el niño en adopción.

INGRESADO EN NEONATOS

El bebé de 37 semanas de gestación sigue hospitalizado con un "buen estado de salud" y la Xunta, a través del sistema de protección de menores de la Consellería de Política Social, le busca una familia de acogida, con la que irá cuando reciba el alta.

Según han informado a Europa Press fuentes hospitalarias, el niño está ingresado en la unidad de neonatos del Complejo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO), aunque "dado su buen estado de salud", se prevé que su salida del centro hospitalario sea "en los próximos días".

La Consellería de Política Social ha asumido la tutela urgente del recién nacido y la búsqueda de una familia de acogida para cuando se produzca el alta hospitalaria. Este departamento ha señalado que su "prioridad" será "establecer el acogimiento familiar del menor" y, "posteriormente, una medida de protección más estable", como podría ser la entrega en adopción.

En el caso de que se encuentre a la familia biológica del menor, este departamento de la Xunta ha explicado que se "analizará un posible plan de trabajo o la desvinculación legal con el menor".

REVISIÓN DE GRABACIONES
Precisamente, la Policía de Ourense revisa las grabaciones de los comercios cercanos al contenedor de basura en el que apareció abandonado el recién nacido para intentar aclarar quién pudo haberlo depositado en su interior.

Fuentes de la investigación han confirmado que se están revisando las cámaras y grabaciones de los negocios cercanos a la calle Río Bibei, en la que se encuentra el contenedor en el que un indigente descubrió al recién nacido, por si se pudiera encontrar alguna imagen de la persona que lo arrojó allí.

Las investigaciones intentan conocer si la madre podría ser una de las mujeres que en Ourense estaban en gestación y salían de cuentas por estas fechas, teniendo en cuenta que el bebé tiene 37 semanas de gestación. Las fuentes consultadas en la Policía cifran en torno a unas cien mujeres las que se hallarían en esta situación.

En un principio, las pesquisas se centran entre las residentes en la zona. Sin embargo, fuentes policiales han señalado que esta búsqueda podría ser infructuosa en el caso de la madre no hubiera acudido a un centro médico.

Además, se están "filtrando" las declaraciones de los testigos, por si, en el caso de que la mujer no hubiera ido al médico, alguien tuviera alguna noticia o sospecha.
Así, las fuentes policiales consultadas han explicitado que "todas las vías están abiertas" e incluso se baraja la opción de que la persona que lo depositó en el contenedor "podría no ser de la ciudad".

Últimas Noticias Multimedia