Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

el tradicional acto de entrada al parque

Unas 56.000 ovejas pastarán este invierno en las Bardenas Reales

Pastores trashumantes de los valles de Roncal y Salazar cumplieron ayer con la tradición al entrar con 6.000 cabezas

Ainara Izko - Lunes, 18 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El pastor José Antonio Ballent, primero por la izquierda y natural de Ochagavía, entrando con su rebaño en las Bardenas Reales.

El pastor José Antonio Ballent, primero por la izquierda y natural de Ochagavía, entrando con su rebaño en las Bardenas Reales. (Ainara Izko)

Galería Noticia

  • El pastor José Antonio Ballent, primero por la izquierda y natural de Ochagavía, entrando con su rebaño en las Bardenas Reales.
  • Taller de fieltro realizado en la plaza de Carcastillo.
  • Disparo protagonizado por Suso Garzón en El Paso.

Carcastillo- Más de 6.000 ovejas, guiadas por pastores trashumantes de los valles de Roncal y Salazar, protagonizaron ayer en Carcastillo el tradicional acto de entrada a las Bardenas Reales. En total serán unas 56.000 las ovejas que pasarán tanto el otoño como el invierno pastando en este enclave natural. El encargado de lanzar en El Paso el disparo anunciador de la entrada de rebaños en Bardenas fue Suso Garzón, divulgador y defensor de la naturaleza y la cultura pastoril, quien agradeció el detalle. “Para mí es un orgullo y un honor inmerecido. Venía de espectador y que me hagan protagonista, me sobrepasa”, reconoció. En este sentido, cabe señalar que los encargados de simbolizar esta práctica tradicional que data de la Edad Media fueron los pastores Domingo Urzainqui, Francisco Fuertes y Lorenzo Fuertes (de Burgui), Ángel María Sanz (de Vidángoz), Javier Ayechu (de Carcastillo) y José Antonio Ballent (de Ochagavía). Este último confesó que la suya es una profesión “muy mala” porque implica trabajar ”todos los días del año”. Lamentó también la situación que atraviesa el sector. Y es que “económicamente no se gana para la esclavitud que es”, criticó. Para revertir la situación, “los corderos tendrían que valer más y los piensos, menos”, analizó.

Por otro lado, José María Agramonte, presidente de la Comunidad de Bardenas, señaló que la edición de ayer fue una de las “más masivas” de los últimos años, mientras que Javier Ayechu, presidente de la Asociación de Ganaderos de Bardenas indicó que “la vida del pastor trashumante es una manera de entender la ganadería extensiva”. “Para nosotros es un hecho diferencial e histórico en el cual se pone de manifiesto la importancia que ha tenido el uso ganadero”, apuntó Agramonte.

Cabe destacar, asimismo, que actualmente son cinco los guardas forestales que trabajan en las Bardenas Reales. Uno de ellos es Rubén Arcos, quien resumió de forma fácil y sencilla cómo afectó en su día la implantación de los distritos. “La diferencia es que antes el ganadero podía andar por toda la Bardena, mientras que ahora tiene unas hierbas asignadas y solo puede pastar en ellas, evitando así la reunión de ovejas y las posibles epidemias y entendiendo, la Comunidad de Bardenas, que el aprovechamiento es más efectivo”, indicó. Para ello, la Comunidad ha dotado los distritos con un abrevadero y ha dejado zonas para que se instalen barreras o se hagan corrales. “Hubo cierta polémica porque algunos veían ventajas y otros inconvenientes, pero creo que con el tiempo el gremio ganadero está viendo que es el futuro. Cada uno tiene su zona y puede aprovecharla sin preocuparse de fechas, ni horarios. A la vez, que se les dote de agua en años de sequía, también tiene su ventaja”, añadió Arcos.

Llegados a este punto, es necesario aclarar que este acto se enmarcó dentro de la quinta Fiesta de los Usos Tradicionales de la Trashumancia en Bardenas, organizada conjuntamente por el Ayuntamiento de Carcastillo, el Consorcio de Desarrollo de la Zona Media, el Gobierno de Navarra y la Comunidad de Bardenas Reales. Una festividad que ha dado un “salto cualitativo”, según Javier Igal (alcalde de Carcastillo), al huir de lo puramente lúdico e incluir “actividades formativas, educativas y divulgativas”, que han ido desde exposiciones hasta talleres infantiles, pasando por charlas como la impartida por el propio Garzón, quien reflexionó sobre la importancia del pastoreo a nivel mundial tanto a la hora de combatir el cambio climático (al ser los suelos de los pastos un gran almacén de CO2) como de evitar incendios forestales.

Por último, señalar que los asistentes pudieron disfrutar también de degustaciones de Cordero DO Navarra;de talleres de elaboración de queso, fieltro y cerámica;o de un certamen de pintura.

Herramientas de Contenido