Contratos desnudos, pleitos que vuelven

la junta de sabalza quiso dar un barniz de normalidad a una actuación sospechosa que merece ahora una querella

Un reportaje de Enrique Conde - Martes, 19 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Informaciones desveladas por DIARIO DE NOTICIAS respecto al acuerdo alcanzado por Osasuna con los acreedores de Vasiljevic.

Informaciones desveladas por DIARIO DE NOTICIAS respecto al acuerdo alcanzado por Osasuna con los acreedores de Vasiljevic.

Galería Noticia

Informaciones desveladas por DIARIO DE NOTICIAS respecto al acuerdo alcanzado por Osasuna con los acreedores de Vasiljevic.

Pese a que el contrato de cesión de crédito que firmaron en enero los acreedores de Vasiljevic con Osasuna por 215.000 euros parecía poner fin a un asunto engorroso -con siete años de por medio de embargos oficiados al técnico y sin que Osasuna (todos los dirigentes que pasaron por el club desde 2010) les prestara nunca la atención debida-, la respuesta que la junta directiva ofreció a colación de las informaciones de este periódico parece ser que lejos de templar gaitas elevó el enfado de los acreedores del que por entonces era técnico del primer equipo. Así lo manifiestan en su querella, en la que exponen que en caso de que hubieran conocido las subrepticias maniobras del club para pagar a su técnico a través de una mercantil, radicada en Madrid, no hubieran alcanzado dicho acuerdo económico con Vasiljevic a la vista de la solvencia de su nómina. La relación mercantil del club con el técnico, únicamente creada para que no se le embargaran los sueldos, fue renovada por dos veces por el actual presidente Luis Sabalza, que tendrá que pasar en pocos días por el pasillo del Palacio de Justicia en calidad de investigado. En la información que suministró el club también apareció el último contrato de Vasiljevic, en el que cobraba 6.500 euros de prima por partido como entrenador del primer equipo en un contrato firmado el 25 de enero. Supuestamente, esa cantidad con la que se le primaba era para contrarrestar la pérdida adquisitiva que sufría debido a impuestos (ya no se le iba retener como mercantil sino como persona física). Como director deportivo tenía un sueldo estipulado en Primera División de 300.000 euros al año. Con dichos emolumentos, sabiendo además que Vasiljevic se convirtió en el máximo responsable de la faceta deportiva poco después de acordar el pago con sus acreedores, los querellantes en-tienden que se les ocultó información a sabiendas para que el acuerdo fuera por una cantidad menor a la deuda realmente reclamada. Por ello, entienden que les tomaron el pelo y han lanzado un órdago judicial. La querella que se ahorró Sabalza se vuelve en contra.