el primer ministro: "la devastación es total"

El huracán María deja atrás Dominica y se dirige ahora a Saint Croix y Puerto Rico

EP - Martes, 19 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 08:14h

Imagen del huracán María adentrándose en el mar Caribe.

Imagen del huracán María adentrándose en el mar Caribe. (EFE)

Galería Noticia

Imagen del huracán María adentrándose en el mar Caribe.

MADRID. El paso del huracán María por la isla francesa de Martinica, en el Caribe, causó hoy dos heridos leves y daños materiales limitados, mientras que en la otra gran isla caribeña de Francia, Guadalupe, se esperan mayores estragos, en espera de que el pase el fenómeno meteorológico.

El director general de la Protección Civil francesa, Jacques Witkowski, indicó en conferencia de prensa en París que se tenía conocimiento de "dos heridos muy leves" Martinica, así como daños materiales habituales en estos casos.

Witkowski precisó que se están haciendo evaluaciones y que al final del día se tendrán datos más claros de la situación pero "podemos indicar que los daños materiales son poco significativos".

Entre ellos citó el corte de electricidad en 25.000 hogares de la isla, que cuenta con unos 386.000 habitantes.

En Guadalupe (400.000 habitantes), María tuvo "un impacto importante" en el archipiélago de Saintes (sur de la isla, con unos 3.000 habitantes) con ráfagas de viento de hasta 200 km/h, aunque solo en el final de la jornada se aportarán "elementos más precisos" de los estragos.

Air France, la compañía de bandera de Francia, anunció la anulación de sus vuelos con partida y llegada a Pointe-à-Pitre, en Guadalupe.

Las pequeñas islas de San Martín y San Bartolomé, que sufrieron las últimas semanas las destrucciones catastróficas con el paso de otro huracán, el Irma, también están en alerta por María, pues se acerca a ambas con vientos de hasta 100 km/h.

LA ALARMA DEL PRIMER MINISTRO El primer ministro de Dominica, Rooselvelt Skerrit, aseguraba hoy que su país lo ha "perdido todo" y que la "devastación es generalizada" tras el paso del huracán María, que alcanzó la categoría 5 al atravesar esta pequeña isla antillana, aunque después ha perdido fuerza.

Skerrit, que tuvo que ser rescatado después de que su casa sufriera graves daños, explicó en su cuenta de Facebook que teme que al amanecer se confirme que hay muertos y personas heridas "como resultado de los probables deslizamientos de tierra provocados por las lluvias persistentes".

"Me han rescatado", precisó el primer ministro, antes de avisar de que se encontraba "a merced del huracán. La casa se está inundando".

"Hasta ahora hemos perdido todo lo que el dinero puede comprar y reemplazar", dijo en su mensaje.

Los "vientos han barrido los techos de casi todas las personas con las que he hablado o que me han contactado. El techo de mi propia residencia oficial fue uno de los primeros en salir volando y esto aparentemente provocó una avalancha de techos en la ciudad y en el campo", dijo Skerrit.

El mandatario de Dominica agregó que no se siente realmente preocupado por los daños físicos ocasionados por el huracán, sino que su prioridad era "rescatar a los atrapados y asegurar la asistencia médica para los heridos" por este fenómeno que calificó de "alucinante" y "duro, duro, duro".

"Necesitaremos ayuda, (...) necesitaremos ayuda de todo tipo. Es demasiado pronto para hablar de la situación de los puertos marítimos, pero sospecho que no estarán operativos durante unos días", vaticinó.

"Por ello, quiero solicitar el apoyo de las naciones y organizaciones amigas con servicios de helicópteros, ya que personalmente estoy deseando ver y determinar qué es lo que se necesita", añade en otro momento del mensaje.

El primer ministro ordenó el desalojo de las zonas próximas al mar susceptibles de inundarse y no descartó imponer el toque de queda en la isla "en caso de ser necesario".

A lo largo de la jornada los ciudadanos de Dominica habían invadido los supermercados donde muchos bienes de primera necesidad estaban ya agotados;mientras que los aeropuertos y puertos están cerrados.

Pese a que los medios locales indicaron que María era el peor huracán que ha pasado por Dominica, el primer ministro precisó que hace 38 años el ciclón David, también de categoría 5, "despojó de gran parte de su naturaleza a la isla" con vientos de más de 281 kilómetros por hora y causó la muerte a 2.000 personas.

La semana pasada, Dominica ya sufrió los efectos el huracán Irma que asoló gran parte del Caribe y el estado de Florida, en Estados Unidos.

Tras pasar por Dominica, María se dirige ahora a Saint Croix (islas Vírgenes) y Puerto Rico con vientos de hasta 250 kilómetros por hora, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE.UU.

María tocó tierra en Dominica a las 21.15 hora local del lunes (01.15 del martes GMT) con vientos de hasta 260 kilómetros por hora como huracán de categoría 5, la máxima en la escala de intensidad Saffir-Simpson.

Sin embargo, el huracán perdió algo de fuerza en su paso por la isla caribeña que hizo rebajar la categoría a 4.

Dominica es una isla de unos 75.000 habitantes ubicada entre los territorios franceses de Guadalupe, al norte, y Martinica, al sur.