Macron quiere liderar la respuesta de la ONU a la “limpieza étnica” de los rohinyás

La líder birmana asegura que la violación de derechos humanos también se comete contra otras minorías

Miércoles, 20 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

naciones unidas- El presidente francés, Emmanuel Macron, denunció ayer que en Birmania se está produciendo una “limpieza étnica” contra los rohinyás y dijo que su país va a poner en marcha una iniciativa de respuesta en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Macron, en su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas, subrayó que las autoridades birmanas deben detener las operaciones militares y facilitar el suministro de ayuda humanitaria a los afectados por la crisis.

El Consejo de Seguridad abordó la cuestión por primera vez la semana pasada, pero por ahora no ha tomado ninguna decisión oficial al respecto. La crisis de los rohinyás también fue destacada en la ONU por el secretario general de la organización, António Guterres, quien denunció el drama que vive esta minoría, que es víctima de un “círculo vicioso de persecución, discriminación, radicalización y represión violenta”.

Guterres dijo que “toma nota” del discurso pronunciado ayer por la líder de facto birmana, Aung Sann Suu Kyi, y de su intención de implementar “cuanto antes” las recomendaciones de la comisión liderada por el ex secretario general de Naciones Unidas Kofi Annan.

Un día antes de que rebrotara la violencia, ese grupo presentó 88 puntos con el objetivo de atajar los problemas sectarios en el occidental estado Rakáin (antiguo Arakán), entre los rohinyás y los budista.

La líder de Birmania (Myanmar), Aung San Suu Kyi, condenó cualquier violación de derechos humanos que se haya podido cometer contra los musulmanes rohinyás y aseguró que también huyen budistas y miembros de otras minorías.

“Sentimos profundamente el sufrimiento de todos los que se han visto afectados por el conflicto”, señaló la Nobel de la Paz. - Efe