Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Referéndum en Catalunya

Paco Martínez Laplaza - Miércoles, 20 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Catalunya es una nación desde la Edad Media sometida por el reino de Aragón, sometida por el imperio castellano, por los Austrias y más tarde por los Borbones. Sin olvidarnos de los cuarenta año de nacional catolicismo de Franco. En 1493, tras la conquista de Constantinopla por el imperio otomano entre los muertos se encuentra el cónsul de Catalunya, lo que demuestra que contaban con estatus propio que, sumados a su cultura y lengua, hablan por sí solos.

En 1458 los nobles catalanes intentan proclamar rey de Catalunya a Carlos, príncipe de Girona y de Viana. Otro intento fallido. En la guerra de Sucesión, de 1701 a 1713, toman partido por los Austrias según dice la historia, pero en realidad su lucha es por la independencia. Si no, no se entienden los doce años de guerra. Y otra vez pierden. Las consecuencias de su derrota son el ahorcamiento de los líderes y la ruina de sus tierras por Felipe V de Borbón, rey de Castilla y de Navarra...

Ya en el siglo XX, durante la II República, consiguen el estatuto de autonomía y Lluís Compains es nombrado presidente. Otra vez pierden y fusilamiento de Companys al grito de “catalanes, vuestro presidente ha sido fusilado”. Como resultado se anula el Gobierno de la Generalitat y a tragar cuarenta años. Ya en esta democracia vigilada, recuperan la Generalitat con un estatut que no contenta a la mayoría y redactan otro que es aprobado en referéndum por más del 60% de los catalanes. Pero esta vez al que no le gusta es a Madrid, y entre el Parlamento y el Constitucional le soplan nada menos que catorce artículos y le raspan otros tantos que son tachados de inconstitucionales. Ante este atropello a su dignidad solicitan la aprobación por parte del Gobierno central para una consulta vinculante como es preguntar al pueblo de Catalunya si desea seguir bajo el yugo del cardenal Cisneros o proclamar la República Independiente de Catalunya. Y se arma la marimorena. Todos los poderes del Estado con amenazas más propias del chulo de barrio que de estadistas. Les niegan el pan y la sal cuando todos los conflictos se pueden solucionar hablando de forma racional como personas. Ahora vamos a conocer de primera mano cómo interpretan la democracia orgánica heredada del caudillo, atado todo y bien atado y “arriba España”. Pero ¿qué se puede esperar de una Constitución que prohíbe un referéndum democrático a una parte del pueblo?

Herramientas de Contenido