Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Diego: “Ni antes éramos tan malos ni ahora somos tan buenos”

El entrenador El técnico rojillo avisa de que la copa es importante y el cádiz, muy peligroso

Miércoles, 20 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Pamplona- El entrenador de Osasuna, Diego Martínez, compareció ayer en la sala de prensa de las instalaciones de Tajonar instantes después de que finalizara la sesión a puerta cerrada que dirigió y poco antes de emprender el viaje con destino a Cádiz, donde su equipo disputa esta noche contra el equipo local la eliminatoria a partido único correspondiente a la tercera ronda de la Copa del Rey. En vísperas del enfrentamiento, el preparador gallego avisó de la peligrosidad de un rival al que catalogó como “uno de los más fuertes de Segunda” y de la importancia que le da a una competición en la que Osasuna dio el banderazo de salida a su racha de tres victorias consecutivas.

“Necesitábamos un triunfo para ganar en confianza y atrevernos a hacer más cosas. El equipo ha acumulado más horas de vuelo, pero, aunque suene a tópico, ni antes éramos tan malos ni ahora somos tan buenos”, alegó Diego Martínez en referencia a las tres primeras jornadas ligueras, en las que Osasuna solo fue capaz de sumar dos puntos de nueve posibles (merced a sendos empates en Pamplona contra Sevilla Atlético y Huesca), y a los tres triunfos que ha enlazado el conjunto rojillo en sus últimos compromisos oficiales: uno en Copa contra el Albacete (3-2 en la prórroga) y dos ligueros en Vallecas (0-3) y contra el Almería en El Sadar (2-1).

“No sería elegante comparar este enfrentamiento copero con el que tuvimos contra el Albacete, pero el Cádiz es uno de los equipos más fuertes de la categoría y más en su campo”, avisó el entrenador de Osasuna, que adjuntó una explicación extra a su argumentación: “Es uno de los equipos que menos han cambiado con respecto a la temporada pasada, en la que llegó a disputar el play off de ascenso y está llamado a repetir este curso e incluso a estar peleando por el ascenso directo”.

Sin embargo, el técnico del conjunto navarro se mostró más preocupado por el rendimiento de su propio equipo, sin restar importancia a la Copa en detrimento de la Liga. Cuestionado sobre si era más importante el partido liguero del próximo sábado en Reus que el del torneo del K.O. de esta noche en el Ramón de Carranza, Diego Martínez respondió con contundencia: “Para nosotros, el partido más importante siempre es el siguiente. Si queremos ser competitivos, tenemos que pensar en el presente y nuestra idea es la de intentar hacer el mejor partido que podamos en Cádiz”.

Al ser interrogado sobre sus intenciones para el partido de hoy, en lo referente a dar oportunidades a los jugadores que menos minutos oficiales han disputado hasta la fecha, el preparador de Osasuna se mostró rotundo: “No hago distinciones. Hay 25 jugadores disponibles, todos partimos de cero e intento ser justo con todo el mundo. Estamos inmersos en dos competiciones y tomamos decisiones en función de cada momento escogiendo a los mejores. Es cierto que en el anterior partido de Copa algunos se ganaron un puesto de titulares en Vallecas (los casos de Mateo García, Lucas Torró y Lillo son tres buenos ejemplos) y eso demuestra que, con competencia interna, seremos mejores”.

De la misma forma, al entrenador rojillo también le preguntaron si iba a aprovechar la Copa para dar minutos a los jugadores de la cantera, a lo que Diego Martínez respondió en la misma línea que en cuestiones anteriores. “El equipo está por encima de todo y no hago diferencias por edad ni DNI. Queremos el mejor nivel de todos los jugadores, no solo de los de la cantera”, apuntó, aunque sí desveló que le está gustando la progresión de Fran Mérida. “Ha subido muchas escalones y destacándole me estoy saltando una norma”, expuso. Sin embargo, no desveló su once: “Irá en función de cómo vaya el viaje”. Elegirá entre 25. - J. Leoné