Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Ayerdi acusa a fomento de mentir para evitar hacer el corredor ferroviario

El vicepresidente admite tener “un enfado mayúsculo” por las formas en las que Madrid rechazó una oferta que proponía satisfacer compromisos mutuos y avanzar en el tren

Andoni Irisarri Iban Aguinaga - Miércoles, 20 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Manu Ayerdi compareció ayer para explicar la postura del Gobierno.

Manu Ayerdi compareció ayer para explicar la postura del Gobierno.

Galería Noticia

  • Manu Ayerdi compareció ayer para explicar la postura del Gobierno.

pamplona- Con toda probabilidad, la jornada de ayer se recordará como un verdadero punto de inflexión en las negociaciones que, desde hace meses, llevan a cabo Navarra y el Estado a cuenta del corredor ferroviario. Y lo será porque el Gobierno foral, después de varias semanas aguantando los movimientos políticos entre el PP y UPN, decidió salir en rueda de prensa y denunciar que el Ministerio de Fomento está directamente utilizando argumentos falsos para acusar al Ejecutivo foral de no dar pasos por el TAP. El detonante se produjo la noche del lunes, cuando tras una reunión relativamente satisfactoria entre ambas administraciones Fomento sorprendió con una nota de prensa en la que criticaba públicamente la contrapropuesta de corredor elaborada por Navarra, y la rechazaba por “inasumible” y por “dilatoria”. Un extremo que ayer el propio vicepresidente Ayerdi tachó directamente de falso.

Porque no es cierto que Navarra haya puesto encima de la mesa una respuesta que de facto supondría un año en blanco para desarrollar las obras, como dice Fomento. Al contrario. El Gobierno foral trasladó el lunes a Julio Gómez-Pomar, secretario de Estado para las Infraestructuras, (el ministro De la Serna no asistió a la reunión) una alternativa transitoria hasta la firma de un convenio definitivo, consistente en una adenda con tres puntos en los que Navarra aceptaba traspasar los proyectos constructivos de los tramos comprometidos entre Fomento y UPN para licitar en 2017 y ejecutar en 2018. Así pensó Ayerdi que se satisfacían todas las partes: el acuerdo de Fomento con UPN, su socio natural y del que depende en el Estado para sacar adelante sus cuentas;y las exigencias de Navarra, que aplazaba la introducción de ninguna partida presupuestaria para el tren en 2018, quería influir de manera efectiva en el proyecto introduciendo una cláusula que garantizase la visión de corredor;y emplazaba cualquier acuerdo sobre la infraestructura a la actualización del Convenio Económico. Pero de nada sirvieron los esfuerzos del vicepresidente Ayerdi. No con un ministerio de Fomento que ha dejado claro que no está tan interesado en la obra (y mucho menos en la visión de corredor) como en tratar de erosionar al Gobierno foral.

Que el movimiento del lunes ha sido identificado casi como una afrenta no pudo evitar evidenciarlo ayer Manu Ayerdi. El titular de Desarrollo Económico asumió tener “un enfado mayúsculo” y una sensación de “incredulidad” ante los argumentos “falsos” de Fomento. En ella Madrid consideraba “inasumible” la contrapropuesta de Navarra, al tiempo que fijaba como “irrenunciable” el compromiso adquirido con UPN para licitar dos tramos aislados en 2017 y empezar a ejecutar obra en 2018. Todo esto, en un comunicado que Ayerdi conoció en el coche, de vuelta a Navarra, y después de que al final de la reunión se hubiese quedado en “seguir en contacto” e ir valorando las propuestas que el lunes se trataron en la reunión de seguimiento.

En este foro, Navarra repitió por la tarde lo que ya por la mañana detalló al ministro en una carta: que el Ejecutivo foral no iba a firmar ningún convenio para el corredor hasta que no se solucionase el Convenio Económico. Teniendo en cuenta que son negociaciones totalmente diferentes y que no confluyen en ningún punto, Ayerdi ofreció una adenda transitoria para que fuesen avanzando los trabajos del tren hasta al firma del convenio definitivo. La razón de esta exigencia de Navarra responde a que si el modelo de financiación del tren quiere ser en base al Convenio Económico, hasta que no se cierre la aportación no puede comprometerse ningún gasto que derive de esta fórmula a riesgo de que las arcas forales estuviesen, de facto, sufragando el tren.

sin necesidad de consigna en 2018En esa adenda Navarra pedía también un compromiso claro por la visión de corredor, y a cambio ofrecía al Estado la posibilidad de licitar, ejecutar y asumir los tramos comprometidos con UPN para tener obras en 2018. Un “esfuerzo”, en palabras de Ayerdi, y que en ningún caso puede utilizar Fomento como arma para reprochar que el Gobierno no quiere desarrollar el TAP: porque Navarra ya le está otorgando la posibilidad, si asume la adenda, de licitar y construir a su antojo, sin que sea necesario una consigna presupuestaria en los Presupuestos de Navarra para 2018. Por eso lamentó la salida de Fomento: “¿Una infraestructura que es estratégica depende de si la Comunidad foral de Navarra licita en diciembre de 2017 dos tramos? ¿Todo tiene que depender de eso? ¿No hay posibilidad de que dos Gobiernos, satisfaciendo los requerimientos y necesidades de las partes, encontremos otro punto de acuerdo que nos dé confort a las partes? ¿Un corredor estratégico lo tenemos que reducir a si Navarra licita o no algo de obra este año?”, lanzó, para dejar “a la interpretación de los periodistas” si Fomento, en realidad, no quería llevar hasta el extremo al Gobierno de Navarra forzándole a incluir una partida para unas obras que ha ofrecido empezar al Estado hasta llegar a un acuerdo definitivo. Un movimiento que, en el peor escenario, podría rematar España retrasando entonces el cierre de una aportación disparada y que se preveía inminente: “Cuando uno lee en la nota del Ministerio que esto nos puede llevar a un año en blanco para las obras, no sé si sibilinamente lo que nos está diciendo el Ministerio es que calcula que vamos a estar un año sin firmar el Convenio Económico, pero desde luego sería una absoluta irresponsabilidad”, concluyó.

“¿Una infraestructura estratégica tiene que depender de licitar en diciembre dos tramos?”

manu ayerdi

Vicepresidente económico

la adenda propuesta por el gobierno

la carta de la mañana

Tres premisas. Manu Ayerdi remitió el lunes por la mañana una carta al ministro de Fomento que ayer entregó a los medios. En esencia, en ella supeditaba la firma de un convenio a la actualización definitiva del Convenio Económico (al querer vincular la financiación del tren a la aportación) y ofrecía una alternativa transitoria para avanzar en el corredor hasta que se cerrase, respetando los tiempos propios de dos negociaciones diferentes, la actualización del año base

Proyectos constructivos. La adenda estaba compuesta por tres puntos. En el primero, Navarra ofrecía la posibilidad de transferir al Ministerio de Fomento los proyectos constructivos de los tramos Villafranca-Peralta, Peralta-Olite y Olite-Tafalla, tan pronto como los termine la ingeniería adjudicataria. De la misma manera, se especifica que el ministerio conoce y acepta el coste económico adicional que supone la finalización de los trabajos, con un coste que será compensando al Gobierno de Navarra.

Licitar y ejecutar. El segundo punto de la adenda es fundamental. En él, Navarra sugería hacer una excepción en el convenio de 2010 y permitir a Adif que “licite, adjudique, contrate y abone directamente las obras y las expropiaciones” para desarrollar los tramos Villafranca-Peralta y Peralta-Olite. Esto, de facto, es permitir a Fomento que pueda cumplir con su acuerdo con UPN.

‘Cláusula corredor’. El último punto era la gran exigencia de Navarra a cambio de las dos cesiones anteriores: el Gobierno foral pedía incluir la cláusula que garantizase el corredor ferroviario desde Zaragoza hasta la Y vasca pasando por Pamplona. Además, pedía que las obras en todo el eje se acompasasen razonablemente, que antes de finalizar 2017 se aclare la salida por la Y vasca, que se haga un grupo de trabajo para analizar el bucle de Pamplona, además de actuaciones para mejorar el servicio ferroviario en Tudela, Zona Media y áreas de logística.

Herramientas de Contenido