Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Anfas reclama mayor inclusión y servicios adaptados de calidad

La asociación presenta un informe sobre la situación y las demandas de las personas con discapacidad intelectual
Más apoyo de personal cualificado y más plazas en los centros de día y viviendas adaptadas, entre sus peticiones

Amaia Rodríguez Oroz | Unai Beroiz - Miércoles, 20 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Ángel Goñi, Gerardo Posada, Maribel Murillo, Roberto Pérez y Javier Goldáraz, ayer en el Parlamento.

Ángel Goñi, Gerardo Posada, Maribel Murillo, Roberto Pérez y Javier Goldáraz, ayer en el Parlamento.

Galería Noticia

  • Ángel Goñi, Gerardo Posada, Maribel Murillo, Roberto Pérez y Javier Goldáraz, ayer en el Parlamento.

pamplona- La Asociación Navarra en Favor de las Personas con Discapacidad Intelectual (Anfas) ha elaborado un informe sobre la situación y las demandas de este colectivo, que analiza en las cuatro fases de la vida -infantil, escolar, adulta y tercera edad- los recursos existentes y la valoración de los mismos. Tras realizar el documento, la Comisión de Grandes Necesidades de Anfas considera que “es necesario un cambio de orientación y más apoyo de personal cualificado” y reclama “mayor inclusión” para las personas con discapacidad intelectual y “más servicios adaptados de calidad”, entre otros aspectos. Así lo pusieron de manifiesto ayer, en una comisión parlamentaria donde presentaron el informe, el gerente de la asociación, Gerardo Posada;el presiente Javier Goldáraz;y Maribel Murillo, Roberto Pérez y Ángel Goñi, padres de personas con grandes necesidades de apoyo y estos dos últimos miembros de la Junta Directiva.

El informe Situación y Demandas de las Personas con discapacidad Intelectual o Trastornos de Desarrollo con Grandes Necesidades de Apoyo (DIGNA) desgrana en las cuatro etapas de la vida las necesidades que la asociación considera que todavía no se han cubierto o que son susceptibles de mejora. En definitiva, estas son: en la etapa infantil, la defensa de la inclusión en los centros ordinarios y la necesidad de cuidadores más allá del horario estrictamente escolar;en la fase escolar, el reforzamiento de los colegios específicos públicos y la atención durante las vacaciones escolares;en la etapa adulta, una reestructuración a fondo del funcionamiento de las residencias y centros de día;por último, en la tercera edad, adaptar los recursos a esta nueva realidad.

servicio de atención tempranaLa mayor parte de los niños y niñas con discapacidad intelectual en edad infantil -de 0 a 6 años- están escolarizados en colegios ordinarios, cuyo programa educativo permite la inclusión, en los que el departamento de Educación asigna cuidadores para estos menores. Anfas valora positivamente esta inclusión en los centros “con los debidos apoyos” y considera que “solo en casos muy especiales deben ser escolarizados en un centro específico”. No obstante, apunta que “la asignación de cuidadores casi siempre es insuficiente”, ya que “el horario de atención se limita al estrictamente escolar”, mientras que “también se necesita apoyo para el comedor y para las extraescolares”.

Por ello, reclama que “se garantice el Servicio de Atención Temprana desde los 0 a 6 años”, que “sea de calidad y que incluya el apoyo a las familias y el desarrollo integral del niño en su entorno”. Asimismo, considera necesario que “se mantenga la escolarización en los centros ordinarios” y “que se aumente el número de cuidadores” y “el horario de atención”. Por último, manifiesta la necesidad de “un diagnóstico cada vez más temprano y atinado, que se ayude a los padres a superar el duelo y que se les oriente desde el minuto uno”.

más apoyo en las vacacionesEn la etapa escolar, Anfas lamenta que “a los niños y niñas con discapacidad intelectual no se les permite escolarizarse en las aulas de transición, aunque este sea el deseo de sus padres, y tienen que ingresar en los centros específicos”. Además, apunta que “aunque hay cinco centros específicos, en la práctica no hay una libertad de elección, ya que las plazas en los centros públicos son muy limitadas”. Por otro lado, respecto a los recursos extraescolares, el informe señala que el departamento de Políticas Sociales ofrece servicio de residencia temporal para personas con gran dependencia, un servicio “poco usado y con ciertas dificultades para conseguir plaza”. Además, añade que “no hay una residencia pensada para niños y jóvenes en edad escolar”.

Por esto, aunque valora que durante el calendario y el horario escolar “estos menores están bien atendidos”, “el problema se presenta durante las vacaciones escolares”, ya que “los jóvenes con discapacidad intelectual necesitan una atención educativa durante todos los días laborales del año”. Así, considera necesario “mejorar la atención educativa y de ocio, facilitando el acceso a los servicios de residencia para jóvenes en edad escolar”. Esto, afirma, “se puede lograr adecuando los recursos existentes a las necesidades de estos jóvenes”.

más plazas en centros de díaPara los padres de personas con discapacidad intelectual, la etapa adulta -a partir de los 21 años- es “la más preocupante”, puesto que “se entra en la incertidumbre de tener plaza en un centro de día cercano”, procedimiento de acceso que describen como una “lotería y angustia”. En Navarra hay cinco residencias con centros de día -tres en Pamplona, una en Tudela y otra en Estella-, y 345 usuarios de Anfas están en residencia y 76 en centros de día. “Es de destacar que no haya ni un solo centro de día independiente de una residencia”, subraya el informe.

La asociación reclama un “plan de actuación que permita la revisión y nueva articulación de los servicios”, el “incremento de plazas de los centros de día”, revisar el sistema de gestión privada con concurso único para todos los centros, impulsar programas centrados en las personas y grupos de afinidad y un servicio de logopedia. Asimismo, “ratios reales” para que, en el caso de que se quiera mantener el actual sistema de gestión externalizada, se cambien los pliegos de condiciones de los concursos con cláusulas que fomenten la inclusión, el trabajo centrado en las personas y la intervención de los familiares en la gestión.

envejecimiento saludableActualmente, nos encontramos con una nueva realidad, ya que las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo envejecen y su esperanza de vida ha aumentado de manera significativa. “Con la edad, la mayoría de las personas se adaptan al cambio y se convierten en recursos potenciales para la comunidad”, afirma Anfas, que añade en el informe que “la integración dentro de la familia y la comunidad, la independencia y la participación son beneficiosas para la salud y ayudan a reforzar la dignidad de las personas en todas las edades”. No obstante, la asociación considera que estas personas, cuando envejecen, “no tienen ningún recurso adaptado a sus necesidades”. Asimismo, afirma que “es muy importante que las personas con discapacidad intelectual, una vez se hacen mayores, mantengan una rutina y un ambiente estimulante para que envejezcan con salud, dignidad y de forma activa, retrasando así la dependencia”.

Por ello, Anfas plantea a la administración un compromiso firme para dar respuesta a necesidades como el acceso a las actividades inclusivas, centros de día o atención diurna para personas mayores y atención concreta al envejecimiento.

las claves

Anfas se une al movimiento Plena inclusión para garantizar los derechos de las personas con discapacidad intelectual

pamplona- Anfas y su Comisión de Grandes Necesidades de Apoyo se adhieren al posicionamiento de Plena inclusión (movimiento asociativo al que pertenecen), sobre personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, el cual reconoce la dignidad y el valor inherente de todos los seres humanos, así como que todas las personas son iguales en derechos.

No obstante, Plena inclusión lamenta que “del reconocimiento de derechos al ejercicio pleno de los mismos existe una enorme brecha” que se ha instalado “de forma estable” entre la mayoría de las personas con grandes necesidades de apoyo. Por esto, el movimiento asociativo se compromete a desarrollar una serie de propuestas, tales como reivindicar la finalización del modelo de servicios asistenciales y segregados, así como promover su transformación hacia un modelo de apoyos y servicios basado en la calidad de vida y la inclusión en la comunidad. También pretende articular una vigilancia estricta del cumplimiento de los derechos básicos establecidos por la ONU, además de apoyar a las familias para que todos sus miembros puedan desarrollar su proyecto de vida. Por otro lado, trabajará para avanzar en la coordinación y capacitación de una red social, sanitaria, educativa y de justicia centrada en la persona, para promover políticas públicas de inclusión y reivindicar el desarrollo de sistemas de recogida de datos sobre la población. - A.R.O.

apuntes

2.568 socios en Anfas. Actualmente, Anfas cuenta con 2.568 personas sociales de toda Navarra. La asociación tiene delegaciones en Pamplona, Tudela, Tafalla, Estella, Sangüesa, Sakana y Baztan-Bidasoa, en las que atiende las necesidades de más de 1.300 personas con discapacidad intelectual y del desarrollo y sus familias. De estas 1.300 personas, alrededor de unas 130 son personas con grandes necesidades de apoyo.

Atención a unas 500 personas. En Navarra, en la edad adulta hay atendidas poco más de 400 personas (345 en residencias y 76 en centros de día) y en la edad escolar hay unas 100 personas en los centros específicos de los que cada año salen entre 8 y 10 jóvenes camino de centros de día o residencias.

63.000 personas en el Estado. Las personas con discapacidad intelectual o gran necesidad de atención no son muchas. Según el estudio realizado por el movimiento asociativo Plena inclusión y el Instituto Universitario de integración en la Comunidad, en el Estado hay censadas 63.000 personas, lo que supone el 0,16% de la población general. Un 98% de estas personas necesita cuidados de otros;además, el 52% de estas reside en instituciones y un 62% tiene dificultades para relacionarse.

Principales reclamaciones. Las principales reclamaciones de Anfas y su Comisión de Grandes Necesidades de Apoyo son las siguientes: en la etapa infantil, la defensa de la inclusión en los centros ordinarios y la necesidad de cuidadores más allá del horario estrictamente escolar;en la fase escolar, el reforzamiento de los colegios específicos públicos y la atención durante las vacaciones escolares;en la etapa adulta, una reestructuración a fondo del funcionamiento de las residencias y centros de día;en la tercera edad, adaptar los recursos a esta nueva realidad.

las frases

Maribel Murillo “No estamos pidiendo grandes inversiones, sino más bien un cambio de orientación y más apoyo de personal cualificado”

roberto pérez “los chavales que más necesitan una educación permanente toda su vida son los que menos educación reciben porque se les saca del sistema educativo”

Herramientas de Contenido