Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Sin módulos para drogodependientes ni para jóvenes

Los trabajadores critican la estructura del centro penitenciario y la falta de programas y personal

Miércoles, 20 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

PAMPLONA- Una representación de los colectivos que trabajan en la prisión de Pamplona afirmó ayer en el Parlamento que la estructura del nuevo centro penitenciario es “inadecuada” para trabajar con los internos y que “no se ha pensado en ellos ni en los profesionales”. Así lo manifestó el psicólogo clínico Juantxo Castiella, que pidió un módulo específico para el tratamiento de la drogodependencia y un módulo de jóvenes.

En sesión de trabajo de la comisión de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia, Castiella expuso la situación del centro. “Hay cosas que no tienen arreglo”, lamentó el profesional, que apuntó que la actual sede penitenciaria tiene “mayor nivel de aislamiento”. Tras añadir que existe una mayor dificultad para acceder a cursos y actividades, solicitó una asistencia más frecuente de los profesionales y un módulo específico para el tratamiento de la drogodependencia. Además, pidió la creación de grupos específicos de alcohol y la apertura de un módulo de jóvenes, que actualmente están mezclados con los adultos por falta de personal.

“Espacio tenemos, otra cosa es tema de personal”, reivindicó Castiella, que ha advertido que el Centro de Inserción Social está “desaprovechado” porque “no se le da contenido”. “Hay que rellenarlo con profesionales y programas”, recomendó el psicólogo clínico, que resaltó que las mujeres se encuentran “perdidas” en un módulo “enorme” de 72 celdas, cuando hay unos de 36 “más adaptados”.

Por otro lado, recordó que en 1997 había 117 personas cumpliendo segundo grado, frente a las 269 de 2013. Además, subrayó un aumento de un 34 % en cuanto a atendidos desde 2011, año en el que se trabajó con 110 personas, frente a las 148 de 2016. Asimismo, añadió que la mayor parte de personas atendidas son solteras y que el 90 % no ha culminado el Bachillerato.

Además, estableció que el grupo mayoritario de la población presa se encuentra en una horquilla de edad de entre 25 y 45 años, y que estos “no tienen trabajo ni prestación a la hora de entrar en prisión”, y subrayó que la mayoría de los presos son “primarios” y no reincidentes. “Desde 1999, los primarios son siempre mayoritarios”, dijo. Tras asegurar que solo hay un 18,1% de reincidencia en tercer grado, y que en libertad la cifra es cercana al 11 %, destacó que esto refleja que “cuando una persona sale y tiene apoyo, se le ayuda a cambiar su comportamiento”. - D.N./Efe

Herramientas de Contenido