Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
la carta del día

Reflexiones sobre la subasta de Salesianos

Por Yolanda López - Jueves, 21 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Los políticos nos mienten, bien directamente, bien por omisión de información. El anterior Gobierno afirmaba una y otra vez que el proyecto de Salesianos se hacía únicamente para ayudarles a conseguir el dinero para un nuevo colegio. Pero, tal como veníamos diciendo los vecinos y algún otro experto, no hacía falta meter 400 viviendas en la manzana de Salesianos ni saltarse la normativa del PERI para lograr el dinero necesario para el colegio. Esto se ha visto claramente confirmado por los resultados de la subasta. El precio de salida de la subasta era de 53 millones, cuando solamente había que pagar a Salesianos un máximo de 37, consiguiendo así el Gobierno un beneficio mínimo de 16 millones. Nasuvinsa declaraba entonces que su papel era el de un simple gestor, pero con esas cifras, nadie puede creer semejante falacia. El Gobierno no ha sido un mero gestor, como pretenden hacernos creer, ha sido juez y parte en todo este asunto, lo que significa que ni puede ni ha actuado de manera imparcial. En la subasta concurrieron únicamente 3 constructoras, y aun así el precio subastado superó al de salida en casi un 20%. De ese modo, si se hubiesen adjudicado todos los lotes, la cantidad de dinero que habría logrado el Gobierno habría superado con creces la plusvalía calculada originalmente.

Con la venta de solo 5 de los 7 lotes (incluyo el lote 1 que se subasta esta semana a un precio de salida que supera los 6 millones), ya se cubren los más de 31 millones que Salesianos necesita para construir su nuevo colegio. Y, curiosamente, los dos lotes que quedan vacíos son los de las dichosastorresque tan impopulares se han hecho entre la ciudadanía. Pero no nos engañemos pensando que no han conseguido su objetivo;la subasta se puede repetir más adelante hasta lograr vender todos los lotes y sacar esa enorme tajadaque mencionaba arriba. Ahora bien, visto el resultado de la subasta, es evidente que se podría haber obtenido el dinero para la construcción del colegio de Salesianos respetando las 5 alturas que establece el PERI;por tanto, ¿qué argumento van a esgrimir ahora los políticos para justificar el Plan Especial? Todos sabemos que cuando un particular hace cualquier tipo de reforma en su vivienda o una empresa privada quiere construir algún edificio deben respetar la normativa urbanística al milímetro. ¿Por qué no se ha hecho lo mismo en la manzana de Salesianos? El Gobierno se justifica diciendo que el dinero extra es dinero para las arcas, que se va a emplear en construir un civivox y viviendas de alquiler social. Pero para lograr esto la Administración pública ha hecho algo que, en mi humilde opinión, es inmoral (y quizás también ilegal) al modificar la normativa urbanística a su antojo para poder incumplir el PERI. Por su parte, el actual Gobierno tampoco ha frenado el proyecto pudiendo hacerlo, y se justifica igualmente diciendo que el dinero conseguido se destinará a vivienda social y que es un proyecto envenenado heredado del anterior Gobierno, etcétera. Pero tampoco dan solución al problema. Y cuando argumentaban que modificar el proyecto supondría una pérdida de 9 a 11 millones, tampoco era cierto. Supondría un ingreso menor, pero una menor ganancia no es lo mismo que una pérdida.

La realidad es que si se hubiesen respetado las alturas de la zona, no habría habido tanta oposición al proyecto y más empresas constructoras habrían acudido a la subasta, con lo cual el precio de salida se habría visto incrementado en un porcentaje aún mayor y encima no habría quedado vacío ninguno de los solares. Todo esto se habría traducido en conseguir la cantidad de dinero necesaria para construir el colegio de Salesianos, pero esta vez respetando el PERI. ¿No habría sido mucho mejor esta solución? Claro que sí, argumenten lo que argumenten los políticos. Pero entonces no habrían podido garantizar una plusvalía mínima de 16 millones de euros.

Mi última reflexión tiene que ver con la tan manida transparencia de la que presumen las administraciones. Todo este asunto de Salesianos ha sido, a mi parecer, muy oscuro. Hay un convenio firmado entre el Gobierno y Salesianos en junio de 2015 cuyo contenido es un misterio y que todas las partes interesadas se han empeñado en mantener en el más profundo secreto. Y ahora, las declaraciones del director de Salesianos diciendo que, aunque no se cubrieran los 31 millones en la subasta, el colegio seguiría adelante, parecen corroborar que, efectivamente, algo raro hay en todo este asunto. Cito literalmente: “Pase lo que pase en la subasta nos vamos a Sarriguren. No puedo decir más. Tras la subasta, lo explicaremos en un comunicado de prensa. De verdad, no puedo decir más”. La verdad es que tengo ganas de que pase todo el asunto de la subasta para saber a qué se refería el director de Salesianos. Y para ver si finalmente todo este asunto era tan transparente como pretendían hacernos creer.

Herramientas de Contenido