Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La crisis catalana pone en suspenso y compromete las Cuentas de Rajoy

El PNV cree que la prioridad es resolver el conflicto, y Ortuzar llama al PDeCAT, PP y PSOE para dialogar

M. Vázquez - Jueves, 21 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, con Iglesias y el líder de En Comú, Xavier Domènech.

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, con Iglesias y el líder de En Comú, Xavier Domènech. (Foto: Efe)

Galería Noticia

  • El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, con Iglesias y el líder de En Comú, Xavier Domènech.

pamplona- La crisis territorial del Estado español alcanzó ayer su punto álgido con la detención de varios cargos del Govern por la organización del referéndum de independencia. El conflicto está copando la agenda política y ha dejado en un segundo plano otras cuestiones, como la negociación de los Presupuestos estatales del próximo año, que a la luz de los últimos acontecimientos comienza a parecer algo accesorio y trivial en comparación con la crisis catalana. En estas circunstancias, en los círculos políticos de Madrid se maneja ya como hipótesis nada descabellada que pueda producirse una prórroga presupuestaria.

El gabinete de Mariano Rajoy tiene previsto presentar su proyecto mañana en Consejo de Ministros, en unas condiciones poco propicias para negociar. Por un lado, la respuesta policial y judicial para evitar la consulta está consumiendo todas las energías del Gobierno español, y probablemente seguirá haciéndolo tras el 1 de octubre, ya sea porque Catalunya proclame su independencia unilateral, o porque Madrid tenga que presentar una propuesta política para mejorar el encaje del territorio en el Estado.

Por otro lado, la gestión del conflicto desde una óptica estrictamente policial complica en extremo que partidos como el PNV puedan respaldar su proyecto. Además, se da la circunstancia de que las enmiendas a la totalidad deberían votarse en octubre, con la crisis aún abierta en canal.

negociaciónEl portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, dejó ver ayer que su partido no tiene la mente puesta en la negociación presupuestaria. Ni siquiera quiso pronunciarse sobre la posición de los jeltzales ni aclarar si los últimos acontecimientos hacen imposible su apoyo a las Cuentas, un debate que ahora mismo al PNV le parece una frivolidad porque los esfuerzos deben centrarse en resolver la crisis territorial. Esteban llegó a mostrarse sorprendido ante las preguntas de los periodistas, que a su juicio no tienen nada que ver con las prioridades del momento. “Veo que a ustedes les preocupa más el Presupuesto que el follón institucional y la crisis, que no es solo en Catalunya, sino en todo el Estado. Esto es mucho más grave, y el Presupuesto no me preocupa un segundo”, aclaró. Esteban aseguró que las detenciones “no son de recibo ni son el mejor camino para arreglar las cosas”, y recalcó que “ahora más que nunca es el momento de la política”.

El presidente del EBB, Andoni Ortuzar, dedicó toda la jornada de ayer a realizar llamadas con el objetivo de recabar impresiones de todas las partes implicadas en esta crisis y ofrecerse para abrir canales de diálogo si fuese necesario. Habló con la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, y con representantes del PP y el PSOE. En Sabin Etxea dicen que la prioridad es gestionar el contencioso territorial, mientras que la negociación presupuestaria no es lo urgente para el PNV.

Las fuentes consultadas no quieren especular con el sentir del Gobierno español, aunque todo apunta a que tampoco está volcándose con las Cuentas. Los jeltzales aseguran que la negociación con ellos no ha comenzado, y por ahora solo han trascendido algunos movimientos con los partidos canarios. De momento solo ha salido a la luz que Nueva Canarias no descarta una enmienda a la totalidad. La negociación está verde y no se percibe la urgencia y la avidez en la búsqueda de apoyos que imperó en la negociación del proyecto de este año.

Antes de que el proceso soberanista entrara en esta fase, Rajoy esperaba aprobar su proyecto con el apoyo de Ciudadanos, Coalición Canaria, PNV y Nueva Canarias. Los jeltzales comenzaron a avisar hace unas semanas de que cualquier exceso ante el referéndum catalán complicaría en extremo su respaldo, porque la sociedad vasca no lo entendería. Hasta hace poco, el PNV tenía depositadas ciertas expectativas en esta negociación, en la que esperaba arrancar transferencias como la gestión del régimen económico de la Seguridad Social o prisiones.

A través de las redes sociales, Ortuzar mostró su “máxima preocupación por la escalada de tensión”. “Antes de que todo se vaya de las manos, llamamos a abrir ya una vía de diálogo democrático. Catalunya necesita y se merece soluciones políticas y diálogo, no redadas policiales en las instituciones legítimas del pueblo catalán”, afeó.

Herramientas de Contenido