Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

15 meses de cárcel a un francés por tocamientos a una mujer en un bar en el Chupinazo

La juez no ve dudas de que manoseó y pellizcó a la víctima en San Nicolás

Jueves, 21 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

PAMPLONa- La titular del Juzgado de lo Penal 1 ha condenado a 15 meses de prisión por un delito de abuso sexual a un acusado. G.C., de nacionalidad francesa de 32 años que “manoseó y pellizcó los glúteos” de una mujer el pasado 6 de julio en un bar de la calle San Nicolás de Pamplona. La sentencia es recurrible. Al recriminarle la víctima su comportamiento, el inculpado, de 32 años, adoptó una actitud “chulesca”, se enfrentó a ella y la sujetó “fuertemente” por el brazo izquierdo, lo que le causó un fuerte dolor del que sanó a los cuatro días, según la sentencia. Por estos hechos, el encausado ha sido condenado por un delito leve de lesiones a una multa de 240 euros. Al encausado se le aplicó la atenuante (que rebaja la pena) de reparación del daño al haber depositado antes en el juzgado 900 euros. La juez considera acreditados los tocamientos por la declaración de la denunciante, cuyo testimonio “resultó verosímil, dado que dio un relato de hechos cronológicamente razonable”.

Además, según la sentencia, resulta acorde con la dinámica de lo sucedido en el interior del bar el hecho de que la mujer saliera a llamar a la Policía y, en tercer lugar, abunda la magistrada, la descripción del agarrón y el zarandeo que le propinó el acusado es “compatible” con los informes médicos. La mujer, recuerda la sentencia, “siempre ha mantenido la misma versión de los hechos, y no sólo en su declaración policial y en el juzgado, sino desde el inicio, en lo que manifestó al camarero del bar al que le pidió ayuda, al encargado del establecimiento, a los policías que acudieron al lugar de los hechos, a la médico de urgencias y a la médico forense, manteniendo un relato coherente que se ha visto corroborado de forma externa por elementos probatorios de diversa índole”, dice el fallo.

La defensa del acusado expresó sus dudas no sobre el hecho de que la víctima hubiera sufrido tocamientos, sino con el hecho de que los mismos los hubiera cometido el encausado y cuestionando por tanto que el reconocimiento del autor del abuso hubiera sido correcto. “Pero existen múltiples datos que lo corroboran”, añade la juez. “No hay duda, ni se discute, por tanto, que efectivamente la denunciante fue objeto de tocamientos y se concluye que el acusado fue el autor de los mismos”, explica la juez, que añade que en caso de no haber cometido los hechos el acusado “desde el inicio, al haber sido recriminado por su conducta la hubiera negado y no hubiese reaccionado violentamente y hubiera reconocido que se había dirigido a él recriminándole unos hechos que no había cometido. Pero no lo hizo, y negó no solo haber tocado a la denunciante, sino también haber sido recriminado por ella en su conducta, haber tenido un incidente con ella y haber sido invitado a salir del local, extremos todos ellos que sí han quedado acreditados”. - E.C.

Herramientas de Contenido