Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Otoño cálido, de más seco a más lluvioso

El mes de octubre registrará lluvias por debajo de lo normal, tendencia que cambiará en nOVIEMBRE Y dICIEMBRE

Un reportaje de Diario de Noticias - Jueves, 21 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

El otoño de Navarra se espera cálido, con temperaturas que pueden estar por encima de lo normal, y seco en octubre, con precipitaciones por debajo de la media, no así en noviembre y diciembre, donde puede haber más lluvias de lo normal. Así lo predijo ayer el delegado territorial de la Aemet en Navarra, Peio Oria, quien resumió las predicciones para la estación que empieza mañana viernes a las 22.00 horas.

Durante el mes de octubre se esperan condiciones cálidas, con 0,5 o 1 grado de temperatura por encima de la media, mientras que en noviembre se esperan también anomalías positivas, aunque quizás no tanto como en octubre, y en diciembre se observa también una tendencia cálida. En cuanto a las precipitaciones parece que octubre será un mes seco, por debajo de la media, lo contrario que noviembre que puede ser un mes más lluvioso de lo normal, y algo similar puede suceder en diciembre, aunque la fiabilidad baja conforme se avanza en el tiempo, advirtió Peio Oria.

Respecto al verano meteorológico, el segundo más cálido desde 1965, solo por detrás del verano de 2003, el delegado de la Aemet en Navarra comentó que fue extremadamente cálido en junio, especialmente en el Pirineo, con temperaturas superiores a la media en hasta 3,8 grados en Oronoz Betelu, y muy cálido en julio y agosto, lo que otorga al conjunto un carácter de muy cálido. Se registraron temperaturas medias superiores en 1,6 grados a la media en el periodo de referencia (1981-2010), con valores entre 1 grado en Monreal y Larraga y 2,2 en Irurita e Isaba. En cuanto a las precipitaciones, junio y agosto fueron muy húmedos y julio seco, lo que le otorga un carácter pluviométrico húmedo al conjunto estacional.

Las precipitaciones fueron irregulares y en forma de tormenta. En la capital ribera el 8 de junio en media hora se registraron 35 litros lo que representa la media de todo ese mes;el 8 de julio en la zona de Viana hasta 70 litros en dos horas, que son casi tres veces lo normal en ese mes, y en Buñuel en agosto en dos horas unos 70 litros, cuatro o cinco veces más de lo normal. Las tormentas cada vez más fuertes son algunas de las consecuencias del cambio climático, que puede hacer que el patrón de precipitaciones esté cada vez más próximo a lo que es habitual en el Mediterráneo con la gota fría y las precipitaciones torrenciales.

Herramientas de Contenido