Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Laparra propone rebajar a 13 alturas las torres más altas de Salesianos

Supone cambiar los bloques de 17 y 16 alturas de calle Aralar antes de la segunda subasta
Requiere del consenso de Pamplona y de Salesianos, con una pérdida “asumible” de 5 millones en las plusvalías públicas

Ana Ibarra - Jueves, 21 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

pamplona - La propuesta del Gobierno de Navarra de limitar a 13 alturas los bloques cuyos solares quedan por subastar en Salesianos debe contar con el apoyo del Ayuntamiento de Pamplona, que precisamente ha venido reivindicando eliminar las torres, pero también de la congregación religiosa que tras la primera puja ya manifestó a este periódico que dependía de Nasuvinsa posible cambios urbanísticos a partir de la segunda subasta. El consejero de Vivienda propuso así bajar en cuatro y tres alturas respectivamente los dos edificios pendientes de adjudicar, los más altos de todo el proyecto ya que contaban con 17 y 16 plantas (más planta baja junto a la calle Aralar), “con lo que se equipara con los edificios ya adjudicados en la primera fase”. La modificación requiere el “consenso” de las partes, se hará antes de la segunda subasta y supone una merma de cinco millones en los beneficios previstos para el Gobierno (son 3.800 m2 construidos menos) pero es un resultado “asumible”, dijo Miguel Laparra, “con un esfuerzo por todas las partes”, y sin renunciar a los compromisos adquiridos (gastos del proyecto y tres millones al Ayuntamiento de Pamplona, cinco en total) y al plan de vivienda social que se financiaba con las plusvalías. Se haría de la siguiente forma: Nasuvinsa impulsaría un estudio de detalle que “también requeriría de la aprobación de Gerencia de Urbanismo de Pamplona”. Sin modificar el Plan Especial, y por tanto sin “incumplir el convenio”. Tras quedar desiertos dos lotes es “ahora” cuando la sociedad pública puede “establecer las condiciones de las siguientes fases”, refrendó. “Si hasta ahora defendíamos que cualquier alternativa tenía riesgos importantes desde la perspectiva económica y jurídica, ahora la situación es diferente pero sin riesgo para las arcas públicas. “Y es coherente con lo que hemos sostenido, que los aprovechamientos urbanísticos del proyecto original eran excesivos”, remarcó. El Ejecutivo emplaza así al Ayuntamiento y a Salesianos a “encontrarse en esta solución compartida que logra gran parte de los objetivos que todos perseguimos: un nuevo colegio de FP puntero, que los beneficios más allá del coste del colegio vayan destinados a vivienda social y que el impacto urbanístico/paisajístico sea el menor posible”. Además, se garantiza, dijo, que el Ayuntamiento cuente con “una nueva dotación pública para la ciudad y las plusvalías correspondientes”. Según Laparra, la operación inicial valoraba unos ingresos de 55 millones (en 53 millones partía la subasta para 400 viviendas) de los que 37 serían para Salesianos.

En la primera fase de la subasta se vendieron cuatro parcelas por valor de 25,5 millones, dos con 13 y 14 alturas que quedaron en manos de Nature (ACR). El viernes se sabrá si hay interés por un quinto lote (6,6 millones). Laparra valoró de forma positiva la mejora en un 21% de las ofertas de la primera puja lo que explica “la decisión de Salesianos de seguir adelante con el proceso y la construcción del centro, incluso si la quinta parcela no fuera adjudicada esta semana”.

Herramientas de Contenido