Armijo: “El tercer puesto de Raúl en la Vuelta a Navarra fue muy grande”

ilusión el responsable de hostal latorre es optimista respecto al año que viene

Viernes, 22 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Raúl Martínez de Morentin (i) como campeón de élite.

Raúl Martínez de Morentin (i) como campeón de élite. (Foto: Iñaki Porto)

Galería Noticia

Raúl Martínez de Morentin (i) como campeón de élite.

pamplona- Hostal Latorre afrontaba la temporada bajo el pobre título de ser el equipo navarro con menos expectativas de éxito como consecuencia de su falta de atracción para ciclistas de primer nivel. Pero, ante la propia sorpresa de su director, Juan Ignacio Armijo, partiendo desde esa situación de obligada modestia lograron una serie de resultados francamente positivos que les hicieron superar en el ranking final al Quick Step, a quienes, paradójicamente, suelen nutrir con sus ciclistas más destacados. Todo de la mano de dos grandes bazas: Raúl Martínez de Morentin y Nikita Kirzhaykin.

Martínez de Morentin obtuvo el tercer puesto en la Vuelta a Navarra que, tal y como comentó Armijo, “es algo muy grande” para el equipo. La cara negativa es que Hostal Latorre no podrá contar con sus servicios para el año que viene, ya que, como afirmó Armijo, el ciclista “lo deja” por la norma del Euskaldun que refleja que los 26 años que cumplió Morentin superan la edad reglamentaria para seguir compitiendo en sus carreras.

Armijo recordó que, pese a contar con ofertas de diversos equipos profesionales, Morentin “ya no quería seguir”, dado que estaba cansado del ritmo de competición que ese paso implicaba, algo que ya experimentó en conjuntos como Lizarte.

“Tenemos a Toni Ostiz, un chaval de primer año que andará muy bien y nos puede dar mucho”

Juan Ignacio Armijo

Director del equipo Hostal Latorre

“El chaval dijo que fichaba por nosotros porque quería divertirse, quería pasárselo bien, algo que así ha sido, porque estaba encantado”, aclaró el director de Hostal Latorre.

Respecto al ruso Nikita Kirzhaykin, que protagonizó un destacado final de temporada, su máximo dirigente reconoció que no sabe “qué vida llevará”, aunque deseó poder contar con su calidad pese a la incertidumbre que rodea a todo ciclista de élite en equipos con calendarios cortos.

“Nikita es élite y los élites en este equipo tienen muy pocas carreras, porque como no solemos ir a vueltas, solo pueden participar en las carreras del campeonato Euskaldun, que son unas 18, además de la Vuelta a Navarra y alguna que otra que nos invitan en Cantabria. Se nos queda el calendario un poco corto”, habló el director.

Como solución a la escasez de citas, Armijo identificó la necesidad de “meter pasta, personal y material”, es decir, una mayor inversión que se ve un tanto coartada por el hecho de ser la cantera de Quick Step, suponiéndoles la pérdida de todo “chaval que se maneja bien”.

La esperanza del equipo para el año que viene es Toni Ostiz. Un corredor de primer año que Armijo confió en que “andará muy bien” y que podría suponer “una apuesta de garantías” entre la incertidumbre que suponen todos los “nuevos chavalicos”, aunque “alguno que otro siempre suele tener cosas”. - I.S.

Más sobre Ciclismo

ir a Ciclismo »

Últimas Noticias Multimedia