Premios Donostia, más que glamur

El actor Ricardo Darín, la actriz Monica Belluci y la directora Agnès Varda recibirán el prestigioso galardón del Zinemaldia. El festival se actualiza y distinguirá por primera vez con este premio a una figura del cine que no pertenece al campo de la interpretación.

Un reportaje de Nagore Olkoz

Viernes, 22 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

El actor Ricardo Darín ha visitado el Zinemaldia en varias ocasiones. Fotos: D.N.

El actor Ricardo Darín ha visitado el Zinemaldia en varias ocasiones. Fotos: D.N.

Galería Noticia

El actor Ricardo Darín ha visitado el Zinemaldia en varias ocasiones. Fotos: D.N.La cineasta belga Agnès Varda, conocida como la ‘Abuela de la Nouvelle Vague’.La actriz Monica Belluci, en su última visita a Donostia, en la pasada edición del Zinemaldia.

A partir de este año los premios Donostia se otorgarán no solo a actores o actrices, sino a “cualquier escala del mundo del cine”, tal y como avanzó José Luis Rebordinos en la presentación de esta 65 edición del Zinemaldia. Eso no significa que el glamur desaparezca, pero “nada es inmutable y tampoco debe serlo el concepto de los premios Donostia”, apuntó.

Así, este año se entregarán tres Premios Donostia, que recaerán en los intérpretes Ricardo Darín y Monica Belluci, y por primera vez en una figura del cine al margen del campo actoral: la cineasta belga Agnès Varda.

La veterana directora, de 89 años, que este año recibirá uno de los Oscar honoríficos que otorga la Academia de Hollywood, recogerá el máximo galardón del Zinemaldia el próximo domingo, día 24, en el Teatro Victoria Eugenia, en una ceremonia íntima, “como corresponde a su cinematografía”, según detallaron los responsables del Zinemaldia. La gala acogerá, asimismo, el estreno estatal de su trabajo cinematográfico más reciente, Visages, Villages,codirigida con el artista JR, que fue presentado fuera de concurso en la Sección Oficial de la pasada edición del Festival de Cannes.

Varda comenzó su carrera como fotógrafa, y a mediados de los años 50 creó una pequeña compañía con la que escribió, produjo y dirigió su primer largometraje, La Pointe-Courte (1955).Conocida como la Abuela de la Nouvelle Vague, ha dirigido títulos como Cléo de 5 à 7 (1962), Le Bonheur (1965), Les glaneurs et la glaneuse (2000)oLas plages d’Agnes (2008).

Agnès Varda recogerá el premio en el Victoria Eugenia, Ricardo Darín en el Kursaal y Monica Belluci en el Velódromo de Anoeta

Junto con su trayectoria cinematográfica, Agnès Varda emprendió en 2003 su tercera carrera, la de artista visual, que se ha mostrado en foros como la Biennale de Venecia, la Biennale d’Art Contemporain de Lyon o el SMAK de Gante.

El martes 26 será el turno de Ricardo Darín, que con el Premio Donostia culminará una lista de más de 20 galardones nacionales e internacionales a su fructífera trayectoria. El actor argentino manifestó recientemente que “este es el más importante de su vida, porque no es solo un galardón, sino que supone un reconocimiento a toda una carrera”. Darín recibirá el premio en el Auditorio Kursaal, recinto que tan buen recuerdo le dejó hace dos años en el Zinemaldia con la película Truman,y que le valió la Concha de Plata al mejor actor ex aequo con Javier Cámara. Como colofón a esta gala, se proyectará la última película del actor, La cordillera, en la que Darín encarna al presidente argentino en un drama político familiar dirigido por Santiago Mitre.

Ricardo Darín debutó en la interpretación con cinco años, en series televisivas, y se introdujo en el mundo del cine de la mano de sus paisanos Julio Porter y Adolfo Aristarain. Tras varios títulos en los que combinó la pequeña pantalla con el cine, en el año 2000 le llegó el reconocimiento internacional con una de las obras más aplaudidas de su filmografía: Nueve reinas. Después, enlazó títulos esenciales de la cinematografía latinoamericana y española, como El hijo de la novia (2001), Luna de Avellaneda (2004) o El secreto de sus ojos (2009). A lo largo de su dilatada filmografía ha interpretado, asimismo, El baile de la victoria (2009), Relatos salvajes (2014) o Capitán Kóblic (2016).

MoNICA BELLUCCI El próximo miércoles, 27 de septiembre, el glamur de Monica Bellucci acaparará todos los focos en la ceremonia de entrega del tercer Premio Donostia. La actriz italiana será distinguida en la sede más multitudinaria del Festival, el Velódromo de Anoeta, en una sesión muy popular, a la que el público podrá acudir por una entrada de nueve euros, y en la que se proyectarán dos películas seleccionadas por la propia actriz: Under suspicion, de Stephen Hopkins, y Malena, de Giuseppe Tornatore.

Tras una carrera como modelo para los más importantes diseñadores, debutó en el cine en 1990 con el director Dino Risi, y después de su participación en Draculade Coppola, se trasladó a Francia para continuar con su carrera actoral. Es en este país donde, a mediados de los 90 y principios de 2000, protagonizó interpretaciones memorables como la de Lisa en L’Appartement, de Gilles Mimouni, la de Nathalie, de Dobermann, dirigida por Jan Kounen o la de Alex, en la controvertida Irreversible, de Gaspar Noé. Belluci cuenta con una extensa carrera internacional en la que destacan títulos populares como Matrix Reloadedy Matrix Revolutions, de las hermanas Wachowski, The passion of the Christ, dirigida por Mel Gibson o Spectre, el último filme de la saga Bond dirigido por Sam Mendes. En la pasada edición del Zinemaldia presentó On the milky road junto a Emir Kusturica.

Más sobre Cultura

ir a Cultura »