Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Banca ética

Javier Ignacio Videgain - Viernes, 22 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

La banca ética aporta un plus en valores y buenas prácticas respecto a la tradicional que merece la pena conocer para considerarlo.

La banca tradicional solamente se preocupa de la rentabilidad económica. No importa a quién concede un préstamo, solamente si podrá devolverlo. En banca ética la concesión de préstamos pasa un examen económico y de otro tipo para cumplir con mínimos de justicia social. A ver si invierte en creación de empleo, en ayuda a los discapacitados, primera vivienda, medio ambiente, cultura, y no invierte en armamento, empresas contaminantes, explotación infantil, tabacaleras...

La banca tradicional se ha especializado en inversiones de tipo especulativo que proporcionan grandes beneficios pero que no satisfacen las necesidades de economía real. La banca ética centra sus necesidades en las economías locales y en sectores olvidados por la banca tradicional en un marco de valores y prioridades.

La banca tradicional ha sido intervenida y rescatada con dinero público. La banca ética no ha necesitado ayuda, luego demuestra su solvencia y viabilidad económica. Las entidades públicas van demandando cada vez más créditos a este tipo de banca por su solvencia.

La diferencia es el salario de los trabajadores y directivos. Mientras que en la banca los trabajadores alcanzan cifras astronómicas, la banca ética dispones de topes salariales. Además, hay voluntariados. La banca tradicional está formada por grandes inversores que exigen una remuneración.

La banca ética carece de grandes accionistas y la pequeña de grandes ahorradores. Muchos rechazan cobrar los beneficios.

La dirección de la entidad en la banca tradicional está formada por grandes accionistas que deciden.

El control efectivo de la entidad en la banca ética se ejerce de modo democrático pues se organizan como cooperativas de crédito.

La gran diferencia es la transferencia. Mientras que para la banca tradicional es un tabú, para la banca ética es una seña de identidad. Sus operaciones financieras se pueden consultar.

Para que sea una alternativa real se necesita colaboración ciudadana. Tenemos que apoyar esta colaboración ciudadana. Tenemos que apoyar estas iniciativas porque se nos ofrece ser positivos en la lucha por una soberanía económica efectiva y renovar nuestros valores cívicos.

Herramientas de Contenido