la carta del día

Por un Sistema Nacional de Salud público y universal

Firman este escrito: Isabel Sobejano, MªCarmen Fuertes y Ana Arillo. En representación de ADSPN Asociación para la Defensa de la Salud Pública de Navarra -NOPAE Nafarroako Osasun Publikoaren Aldeko Elkartea. - Viernes, 22 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

La aprobación de la Ley General de Sanidad de 1986 fue el punto de partida para la construcción en todo el país, de forma paulatina y consensuada, de un Sistema Nacional de Salud (SNS) sustentado en una serie de principios básicos, uno ellos la universalidad, de manera que la titularidad del derecho a la protección de la salud y a la atención sanitaria se basaba en la idea de ciudadanía y residencia en el territorio nacional.

Se desarrolló un sistema sanitario de gran accesibilidad, que súbitamente quedo transformado por el RDL 16/2012, por el cual el acceso al SNS ha dejado de ser un derecho de todas las personas que viven en España, quedando supeditado a la condición de cotizante de la Seguridad Social. La ruptura del principio de universalidad en el acceso y la introducción de un modelo basado en el aseguramiento ha enviado a

los márgenes del sistema a las personas en situación de mayor vulnerabilidad. Dejó fuera a unos 800.000 ciudadanos (en 2012 se retiraron mas de 800.000 tarjetas sanitarias según cifras del propio Gobierno) que sólo tenían derecho a ser atendidos si se trataba de una urgencia, eran menores o mujeres embarazadas.

Numerosos gobiernos autonómicos han tomado medidas para dar cobertura a las personas excluidas por el RDL 16/2012 contribuyendo a aliviar su situación, pero no son suficientes. Las limitaciones competenciales de las CCAA impiden abordar la raíz del problema que radica en la distinción entre personas aseguradas y aquellas que no lo son y sólo han podido poner en marcha sistemas paralelos. Se ha generado una situación de asimetría territorial con requisitos diversos para acceder al sistema sanitario en función de la comunidad autónoma de residencia.

Desde REDER (Red de Denuncia y Resistencia al Real Decreto 16/2012) se ha liderado un movimiento contra el decreto y el pasado 12 de septiembre, en el Congreso de los Diputados, se procedió a la presentación y firma de un gran pacto político y social, un pacto por la sanidad pública y universal, que ha sido subscrito por asociaciones profesionales, sindicatos, organizaciones sociales y todos los partidos políticos presentes en el Parlamento español excepto Partido Popular, UPN, Foro Asturias y Ciudadanos.

Es un pacto en defensa de un SNS solidario, público y universal, un pacto cuyo objetivo es llevar a cabo todas las acciones precisas que garanticen la restitución efectiva del derecho universal a la salud para todas las personas que viven en España, independientemente de su situación administrativa.

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Púbica (FADSP), de la que

como ADSP de Navarra formamos parte, ha firmado el pacto, pero desde nuestra asociación queremos con este escrito redundar en nuestro apoyo al mismo y a su objetivo final: por una sanidad pública y universal.