Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

A la contra

Mentiras

Por Jorge Nagore - Viernes, 22 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Después de que el cuatripartito aprobara ayer una declaración contra “la situación de excepcionalidad en Cataluña “-algo que fuera de España es generalizado-, el líder de UPN, Javier Esparza, cargó contra Uxue Barkos y lo hizo, entre otros aspectos, echando mano de alguna que otra mentira. La más gorda y grave fue repetir el mantra “ya se ha posicionado a favor de los agresores de Alsasua”. Una estrategia que no solo lleva Esparza, sino todo UPN, PP, PSN y muchos más, que confunden interesadamente denunciar la injusticia de la cárcel que están sufriendo los presuntos agresores de 2 guardias civiles con posicionarse a su favor. Recordemos que el sábado 15 de octubre de 2016 el Gobierno de Navarra manifestó “su más rotunda condena de unos actos que no tienen cabida en una sociedad democrática” y expresó “su cercanía, solidaridad y apoyo a estas personas, y desearles una pronta recuperación”. Que posteriormente tenga lugar una actuación judicial bochornosa, exagerada y para muchos juristas no sospechosos de nacionalistas totalmente abusiva y que ante esto, ante el hecho de que haya personas encarceladas -¡encarceladas!- por unos hechos detestables y punibles pero en ningún caso merecedores de semejante castigo, el gobierno y muchas instituciones y personas más mostrase su repulsa no se traduce en “apoyar a los agresores”. Se traduce en apoyar que salgan de la cárcel, no en apoyarles a ellos, que es muy diferente. Se traduce en que los castigos tengan que ver con la gravedad y alcance de los delitos, no con otras cosas. Pero Esparza esto -que lo entiende y lo sabe y lo comprende y que quizá hasta en su fuero interno lo comparte, porque no tienes que tener ninguna simpatía hacia alguien para darte cuenta de que está pagando más de la cuenta y de manera injusta- lo manipula y no duda en manipularlo hasta la más burda mentira. Política de alcantarilla.

Herramientas de Contenido