Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Interior advierte de que rechazar una nueva ley obligará a la Policía Foral a derivar servicios a las FSE

Un informe interno señala problemas importantes para atender investigaciones de violencia de género y seguridad pública

Ve carencias en el régimen disciplinario y en la regulación de las policías locales

Jesús Morales - Viernes, 22 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Concentración contra el “desmantelamiento” de la Policía Foral, frente al Palacio de Navarra.

Concentración contra el “desmantelamiento” de la Policía Foral, frente al Palacio de Navarra. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Concentración contra el “desmantelamiento” de la Policía Foral, frente al Palacio de Navarra.

PAMPLONA- Un informe interno de la Dirección General de Interior del Gobierno de Navarra advierte de “importantes problemas” operativos para la Policía Foral en el caso de que no se apruebe una nueva Ley de Policías de Navarra y se mantenga vigente la actual. Entre las áreas que serían afectadas se encuentran las investigaciones por delitos graves, la atención a víctimas de violencia de género y la seguridad pública. “La consecuencia directa será la necesidad de derivar muchos de estos servicios a la Policía Nacional y a la Guardia Civil”, asevera el documento, que también alerta de “carencias” en el régimen disciplinario actual y en la regulación de las Policías Locales.

El informe, que se encuentra en manos de los cuatro partidos que sustentan el Gobierno de Navarra, analiza “las consecuencias y problemas de la continuidad de la Ley de Policías de Navarra 15/2015”, aprobada hace dos años con los votos del PSN, EH Bildu, Aralar e Izquierda-Ezkerra, con la abstención de Geroa Bai, y el voto en contra de UPN y PPN. Recuerda que la Ley 15/205 establece para los funcionarios de policía “la misma jornada laboral, en cómputo anual y régimen horario, que la establecida con carácter general para el resto del personal de la Administración”, sin que estén contempladas “las jornadas específicas de las unidades especializadas, como ocurre en todas las policías desarrolladas de Europa”.

Las consecuencias de esta situación, señala el informe, se concretan en “una importante pérdida de capacidad operativa, fundamentalmente de la unidades especializadas, donde se han multiplicado las horas extras con el efecto pernicioso que ello tiene, ya que al ser compensadas en tiempo por la mayoría de los trabajadores (cada hora extra festiva se compensa con dos horas de trabajo), restan mucha capacidad de trabajo”.

Así, “de no modificarse la norma actual”, la Dirección General de Interior afirma que la Policía Foral “tendrá importantes problemas para asumir investigaciones por delitos graves o investigaciones por delitos menos graves que no tengan autor conocido”. Asimismo, tendría dificultades para atender “los servicios que se prestan a las víctimas de violencia de género” y “para dar respuesta a la creciente demanda de apoyo de las entidades locales”.

Interior sostiene que la Policía Foral también tendría problemas para atender “la creciente demanda de inspecciones solicitadas en apoyo por otros departamentos del Gobierno”, como Hacienda y Asuntos Sociales (control de VPO, vehículos de minusválidos, renta de inclusión social, lucha contra el fraude fiscal...), y para dar respuesta “a los trabajos propios de la Unidad de Intervención”, como seguridad en espectáculos deportivos, manifestaciones, concentraciones de personas, etc.”. En general, concluye el documento, la Policía Foral “perderá una gran parte de su capacidad de trabajo” y “la consecuencia directa será la necesidad de derivar muchos de estos servicios a la Policía Nacional y a la Guardia Civil”.

En cuanto al régimen disciplinario, Interior recuerda que la ley que se pretende reformar también equipara a los policías con el resto de los funcionarios, cuando a su juicio “las peculiaridades del servicio policial hacen necesarias condiciones diferentes”. “Con anterioridad se sancionaba con falta grave a los funcionarios por haber sido condenado en virtud de sentencia firma por un delito doloso. En la norma vigente esto no se contempla. Por ejemplo, un policía foral adscrito a la Brigada Asistencial condenado por alguno de los tipos delictivos que integran la violencia de género pueden seguir trabajando en la misma unidad”.

El informe interno también alerta sobre “importantes carencias” en la regulación actual de las Policías Locales, como quedó constatado en las reuniones con alcaldes y con jefes de Policía de todos los municipios con Policía Local. Así, son necesarias modificaciones en cuestiones como funciones y competencias, convenios de colaboración, promociones y traslados, estructuras, regulación de servicios, formación básica y especializada, retribuciones, horarios y jornada, segunda actividad, jefaturas, carrera profesional, reglamentos de organización, y un largo etcétera.