Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Derriban 300 años de historia en Ituren

La presa igerizarreta del antiguo molino se demolió ayer ante la tristeza e impotencia de exalcaldes y vecinos

Un reportaje de Lander Santamaría. Fotografía Juan Mari Ondikol - Viernes, 22 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El agua empieza a correr por el hueco abierto junto al machón central, tras el inicio de la demolición.

El agua empieza a correr por el hueco abierto junto al machón central, tras el inicio de la demolición. (Ondikol)

Galería Noticia

  • El agua empieza a correr por el hueco abierto junto al machón central, tras el inicio de la demolición.
  • La máquina utilizada en el derribo llega a la presa Igerizarreta.
  • La perforadora hidráulica en el momento de iniciar la demolición.

la presa de Igerizarreta de Ituren, una estructura construida hace más de tres siglos para alimentar al antiguo molino harinero, se derrumbó ayer por la fuerza de las máquinas ante varios vecinos que asistieron y expresaron su tristeza e impotencia al ver amputar una parte de la historia local. La demolición forma parte del programa Life-Irekibai en el que participa el Gobierno de Navarra y las obras, que cuentan con ayudas de la Unión Europea, suponen 276.000 euros de gasto, impuestos incluidos.

La llegada de la maquinaria por la mañana, como estaba anunciado, se acogió como el principio del fin por los testigos, entre ellos el ex alcalde de Ituren (1991-1999), Josetxo Iparragirre Altamira, que decía “no poder entender, creo que hay otras soluciones” para el derribo. Precisamente recordaba que, en su día, fue testigo de la construcción de una escala de peces, una inversión que ahora no se ha tenido en cuenta. Asimismo, Maitane Erasun, de la familia que trabajó la piscifactoría, observaba con nostalgia y una pena tremenda la ejecución de los trabajos.

Otro de los testigos presentes, el conocido promotor de eventos musicales y de las populares fiestas de kantu zaharrak (viejas canciones), Ángel Mariezkurrena, manifestaba que le resultaba “incomprensible la demolición de trescientos años de historia antes de estudiar otras alternativas” y sin poderse considerar sus futuros efectos. En general, los presentes, entre los que también se encontraba la alcaldesa de Ituren, María José Bereau, que luego no pudo ser contactada, planteaban que con el coste del derribo “se podría construir una escala prácticamente horizontal” totalmente accesible para la fauna fluvial

Los trabajos se están realizando de una forma que confunde al vecindario, ya que se desconoce la forma y plazos previstos. De hecho, tras la primera intervención con un puntero hidráulico junto al machón central, que va a ser conservado y apertura de una boca por la que empezó a correr el agua, por la tarde no hubo mayor actividad aunque se supone que las obras continuarán hoy aprovechando la bajada del caudal de los últimos días.

objetivoEl proyecto, de acuerdo con el programa Life-Irekibai, pretende restituir la conectividad longitudinal del cauce para “facilitar la migración de las especies ictícolas”. Asimismo, busca restaurar el régimen hidrológico e hidráulico original, restituir el valor ambiental y ecológico inicial del río y la “disminución de la inundabilidad de la zona”.

La cuestión, en el breve plazo transcurrido desde que se inició el derribo de presas es, según los vecinos de la cuenca del Bidasoa, que el río “arrastra una lágrima de agua en verano”. Y se temen que esta situación no es puntual sino que, un año tras otro, se va a reproducir.

Herramientas de Contenido