Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

el referéndum del 1 de octubre el referéndum del 1 de octubre

El Gobierno inventa “tumultos” para controlar a los mossos y abolir los grupos soberanistas

Zoido informa por carta al conseller de Interior del envío de policías y guardias civiles
El Govern, convencido de que Rajoy prepara la “intervención encubierta” de la Policía catalana

Sábado, 23 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Cartel que reclama más democracia colocado ayer en la fachada del ayuntamiento de Barcelona.

Cartel que reclama más democracia colocado ayer en la fachada del ayuntamiento de Barcelona. (EFE)

Galería Noticia

  • Cartel que reclama más democracia colocado ayer en la fachada del ayuntamiento de Barcelona.

Pamplona- El conseller d’Interior de la Generalitat, Joaquim Forn, está convencido que el Gobierno central prepara una “intervención encubierta” de los Mossos d’Esquadra en base a una ley del año 1986. El Gobierno ha decidido enviar a Catalunya refuerzos policiales para, según argumentó, garantizar la ley y el orden ante las “movilizaciones tumultuarias” que se están registrando en los últimos días. Esta decisión fue comunicada por carta por el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, al conseller y a ella se ha referido el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, tras la reunión del Consejo de Ministros.

Méndez de Vigo justificó esta “medida excepcional” en la necesidad de reforzar la tarea de los Mossos d’Esquadra para hacer frente a las “movilizaciones tumultuarias” que está habiendo en Catalunya. Ese calificativo de “tumultuaria” ha sido utilizado en la denuncia por sedición que minutos después ha presentado la Fiscalía de la Audiencia Nacional apuntando a las asociaciones soberanistas por las concentraciones en Catalunya por la operación policial para evitar la celebración del referéndum del 1 de octubre.

La medida llega en plena campaña del Gobierno contra los Mossos, a quienes critican de forma velada su acción durante el registro de la conselleria de Economía por parte de agentes de la Guardia Civil, que se vieron bloqueados por una multitudinaria manifestación pacífica de más de 40.000 personas, lo que provocó quejas de la Guardia Civil. En todo caso, el portavoz del Govern, Jordi Turull, señaló que el argumento que justificaría la intervención policial “es falso”. “Quieren hacer un relato que no es, lo justifican con que hay manifestaciones tumultuosos y no es cierto”, aseguró Turull, para añadir que “todo el mundo ha visto que las manifestaciones de la gente, determinantes en la defensa del Estado de derecho y la democracia, son cívicas, pacíficas y alegres, no tienen nada que ver con un tumulto.

Méndez de Vigo, por su parte, subrayó que los refuerzos policiales son una reacción de “firmeza” para transmitir tranquilidad a los ciudadanos y para que exista el convencimiento de que la ley y el orden se van a mantener en Catalunya. El portavoz del Ejecutivo precisó que esta decisión no supone que el Gobierno desconfíe de los Mossos, pero que su deber ante la situación es adoptar esta medida.

Por su parte, Juan Ignacio Zoido prometió que el Gobierno enviará las unidades de Policía Nacional y de la Guardia Civil “que sean necesarias” mientras no se desconvoque el referéndum y siga habiendo manifestaciones y protestas. “Habrá que mantener el orden”, aseveró el ministro en declaraciones a los periodistas en un acto en Madrid y subrayó que el objetivo es garantizar los derechos de todos los catalanes y que se respire un ambiente de libertad en Catalunya.

Por su parte, el Gobierno dijo en un comunicado que ha adoptado esta decisión en virtud del artículo 38.2 de la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, que contempla la intervención de Policía y Guardia en el mantenimiento del orden público. El ejercicio de esta función corresponde, con carácter prioritario a los Mossos pero, según recoge la citada ley, sin perjuicio de la intervención de Policía y Guardia Civil cuando, “bien a requerimiento de las Autoridades de la Comunidad Autónoma, o bien por decisión propia, lo estimen necesario las Autoridades estatales competentes”.

En cambio, el departamento de Interior de la Generalitat considera que el Gobierno está vulnerando claramente las competencias de los Mossos sobre seguridad ciudadana y orden público. El conseller de Interior acusó al Gobierno de pretender “intervenir” los Mossos d’Esquadra.

En varios mensajes en su cuenta de Twitter, el conseller reaccionó airado en respuesta a la carta de Zoido. “El Estado prepara el terreno para intervenir a los Mossos y hay una voluntad clara de desprestigiarnos”, asegura el conseller en un tuit, y sentenció en otro: “Han intervenido ya la Hacienda catalana y ahora quieren intervenir a los Mossos. Tenemos unas competencias y queremos ejercerlas”. “No nos hace falta la ayuda del Ministerio del Interior para ejercer nuestras competencias”, asegura también el conseller en otro mensaje.

Interior subraya que las funciones de estas unidades movilizadas serán las de vigilar el espacio público y mantenimiento del orden y actuarán en caso de que se mantuviera el referéndum ilegal, tal y como ha ordenado la Fiscalía Superior de Catalunya.

La decisión de mandar refuerzos policiales aplicando dicha ley se tomó en una reunión celebrada el jueves en la Fiscalía de Catalunya, en la que participaron representantes de los Mossos, de la Guardia Civil, la Policía Nacional y en la que el director del gabinete de coordinación de estudios de la secretaría de Estado de Seguridad, Diego Pérez de los Cobos, afirmó que el Gobierno central tiene la intención de aplicar no solo 32.8 sino también el artículo 46 de la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, del año 1986.

La diferencia entre los artículos 38.2 y 46 es que el primero regula la colaboración entre Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con los Mossos, mientras que el segundo recoge que cuando “concurran simultáneamente miembros o unidades” de ambas policías (estatales y autonómicas), “serán los mandos de los primeros los que asuman la dirección de la operación”. Desde que el Parlament aprobó las leyes de desconexión, el Gobierno, incluido el Ministerio del Interior, ha defendido que no habría referéndum y que no descartaba aplicar ninguna medida para impedirlo.

Plan BEl portavoz del Gobierno reiteró que no habrá consulta en Catalunya y que el Ejecutivo tiene previstos todos los escenarios para evitarlo. Lo recalcó después de que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, asegurara que cuenta con un “plan de contingencia” para garantizar la consulta. Ante ese anuncio, el ministro señaló: “Nos hemos acostumbrado a muchos anuncios y algunos de ellos han sido de notoria falsedad”, tras hablar del 1-O como el referéndum de la CUP. De la misma forma, Méndez de Vigo garantizó que el Gobierno “no abdicará” ante “los intentos de discriminación antidemocrática” de los partidos soberanistas. - D.N.


los apuntes

Cañón de agua. Entre los refuerzos enviados por el Gobierno al parecer se encuentra el nuevo camión con cañón de agua de la Policía Nacional.

‘Cara al sol’ ante la ANC. Una concentración de ultras entonó el Cara al solpara reivindicar que Catalunya es España ante la sede de la ANC.

la ironía del president

“Esperábamos tanques y son barcos”

Gasto. Según el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se ha demostrado que la Constitución “no es la garantía de los derechos básicos que nos han estado cantando durante 40 años” porque no sirve para detener la “pulsión totalitaria” del Gobierno. A raíz de la operación policial, se ha mostrado convencido de que “hoy hay más gente a favor del referéndum que hace un mes”. Además, acusó al Gobierno de “dilapidar 300.000 euros al día salidos de nuestros bolsillos” para pagar los barcos con agentes destinados a Catalunya e ironizó: “Después de tantos años esperando que vinieran tanques por la Diagonal, al final han venido tres barcos”.

El Post-it

Vídeo. El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont;su antecesor, Artur Mas;la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, y otros pesos pesados del partido lanzaron ayer un vídeo en defensa del ‘sí’ a la independencia. El vídeo arranca con el mensaje “Para decir sí al mejor país nos hace falta gente, mucha gente” y añade: “Gente a la que no le importe dar los pasos que haga falta para hacer avanzar al resto”, con un Mas que da un paso al lado, en un guiño a su retirada en 2016 que hizo posible el pacto con la CUP.

Herramientas de Contenido