Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La Renta Garantizada costará hasta un 7% más de lo previsto, lejos del 168% que se desvió con UPN

Laparra afirma que la ampliación a 98,7 millones no afecta a otras prestaciones o servicios

Lola Cabasés Hita / Patxi Cascante - Sábado, 23 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Miguel Laparra, con su jefe de gabinete, Txema Mauleón, y la parlamentaria Bakartxo Ruiz.

Miguel Laparra, con su jefe de gabinete, Txema Mauleón, y la parlamentaria Bakartxo Ruiz. (Patxi Cascante)

Galería Noticia

  • Miguel Laparra, con su jefe de gabinete, Txema Mauleón, y la parlamentaria Bakartxo Ruiz.

Pamplona- El vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Miguel Laparra, defendió ayer que la gestión de la partida de la Renta Garantizada se está desarrollando con “normalidad”, con “un margen de desviación más que razonable, el menor en los últimos 16 años”, advirtió;, y con “niveles de eficacia desconocidos en mucho tiempo”. Laparra, en comparecencia parlamentaria para responder a preguntas de UPN sobre esta prestación, precisó que la previsión de gasto total en Renta Garantizada para este año se sitúa entre los 97 y 98,8 millones de euros, lo que supondrá una desviación de entre el 5 y el 7 % respecto a los casi 92 millones presupuestados inicialmente. Este incremento “no afectará ni supone recorte alguno” en otras prestaciones, servicios ni merma de la calidad para el conjunto de la ciudadanía. Un incremento que “no afecta a ningún derecho, a ninguna prestación, a ninguna plaza y a ningún servicio”, insistió.

Tras apuntar que habría que retrotraerse hasta 2001 para ver una situación “asimilable” en cuanto al desvío de dinero, rechazó las acusaciones de UPN de que el cuatripartito “infrapresupuestó la partida para este año a sabiendas de que se iba a gastar más”,- en palabras de la parlamentaria y exconsejera de UPN Maribel García Malo-, y recordó cifras de cuando gobernaban los regionalistas como 2009, año en el que la desviación sobre el presupuesto inicial fue de 168 %, y 2010, cuando fue del 100 %.

“La presupuestación que se hizo fue ajustada a las previsiones y las desviaciones son mínimas”, dijo Laparra quien detalló que “había una partida principal de 88 millones de euros en los Presupuestos de Navarra para la Renta Garantizada” y que “había también otra partida vinculada en el Servicio Navarro de Empleo de 4 millones orientada a la financiación de contratación laboral de perceptores de Renta Garantizada”. En caso de que esta segunda partida no fuese utilizada por las empresas, existía la posibilidad de traspasar los fondos de esta partida del Servicio Navarro de Empleo (SNE) a la partida inicial, subrayó el vicepresidente, para explicar que en esos recursos de 92 millones se han hecho dos modificaciones, dos a partir del SNE y otras dos de otras partidas del Departamento como las relativas a pensiones no contributivas, gestión de centros de personas mayores o los descompromisos en contratos de centros para personas con enfermedad mental y discapacidad, previsiones todas ellas con superávit y de las que se obtienen cuatro millones. Criticó la “desinformación” que, en su opinión, UPN ha trasladado al conjunto de la ciudadanía sobre la gestión de la Renta Garantizada y recordó que el origen del dinero con el que se amplía la partida es en algunos casos similar al que recurría UPN, aunque entonces también se utilizó dinero destinado a pensiones asistenciales, dependencia, asistencia a menores, centros de salud mental, servicios a mayores, Proyecto Hombre o ayudas a familias.

Aseguró Laparra que la gestión de la Renta Garantizada se desarrolla con normalidad tras una reforma que ha aumentado la cobertura y las cuantías como era el objetivo, lo que han aumentado las necesidades presupuestarias “que se han asumido con normalidad en la gestión ordinaria en el Departamento”. Rechazó que haya abusos por parte de los usuarios.

Optimismo a futuroAñadió que hay una estabilidad en la evolución de las solicitudes, que incluso están por debajo de las previsiones, por lo que se mostró optimista en cuanto a la tendencia a futuro, y precisó que de las 40.766 personas beneficiarias de la Renta Garantizada entre 2016 y 2017, un 15% (6.122) han salido del programa en 2017 y no han necesitado la prestación de nuevo. Añadió que esta cifra es “ligeramente superior” a la de quienes han iniciado este año la prestación, 5.947 personas, un 14,6%, por lo que hay una reducción de la demanda, que alcanza las 3.800 familias en el bienio 2016-2017 gracias a que han encontrado empleo. Recordó que la protección del desempleo sigue siendo negativa (llegan 213 millones menos del Estado a Navarra, lo que supone que Navarra tenga que gastar más) y destacó la relevancia que tendrá el acuerdo alcanzado esta semana en Madrid para compatibilizar las prestaciones, al tiempo que invitó a UPN a pelear en favor de incrementar la prestación estatal.

Por otro lado, se refirió a la eficacia en la gestión. “Anteayer -dijo- se estaban valorando los expedientes del 28 de agosto de 2017” y “en 23 días naturales se está dando respuesta a las necesidades de la ciudadanía”. En este sentido, señaló que se valoran “casi un 40 % más de expedientes en un mes y medio menos de tiempo que en 2015” y “más del doble de expedientes en una quinta parte de tiempo que en 2011”. Unos “niveles de eficacia desconocidos en mucho tiempo”, aseguró el vicepresidente.

en corto

40.766 beneficiarias. Pese al aumento de la cobertura, el número de personas que acceden es similar a los que abandonan. De 40.766 personas beneficiarias en 2016-17, 6.122 (15%) no han precisado prestación en 2017;han iniciado la prestación en 2017, 5.947 (14,6%);y 3.800 familias han abandonado la prestación al encontrar empleo.

En menos plazo. En 2011, el tiempo de valoración era de 4 meses y ahora se resuelven en un mes. Hay 12.600 unidades familiares con prestación.

Herramientas de Contenido